• domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 04:20

 

 
 

SOCIEDAD

Una Navarra lluviosa se tiñe de morado por el Día contra la Violencia Machista

Diferentes instituciones y organizaciones se han congregado en diferentes puntos de Navarra para clamar contra la violencia machista.

Varias de las concentraciones contra la violencia machista que se han celebrado en Navarra.
Varias de las concentraciones contra la violencia machista que se han celebrado en Navarra. Fotos: Miguel Osés / Pablo Lasaosa / Agencias.

Representantes del Gobierno de Navarra, del Parlamento foral, la Delegación del Gobierno en Navarra, el Ayuntamiento de Pamplona y Tudela, así como sindicatos se han concentrado este jueves en diferentes puntos de Pamplona con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

A la concentración, convocada por el Ejecutivo foral, han asistido la presidenta de Navarra, María Chivite, el presidente del Parlamento foral, Unai Hualde, y el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti.

En declaraciones a los medios, la directora gerente del Instituto Navarro para la Igualdad (INAI), Eva Istúriz, ha señalado que las instituciones se han concentrado para mostrar su "repulsa a las violencias contra las mujeres".

Cuestionada por el ingreso en prisión del autor de un delito de agresión sexual en Berriozar, Istúriz, que ha querido mostrar "toda la prudencia" debido a la "inmediatez" de los hechos, ha respondido que desde el INAI y el Gobierno foral "se rechaza cualquier tipo de violencia contra las mujeres, también la sexual".

"Sabemos que Berriozar es un Ayuntamiento que cuenta con un área de Igualdad, con personal técnico, y también con asesoría jurídica y psicológica para mujeres, y entraría dentro de los equipos de atención integral", ha subrayado, tras mostrar su "apoyo" a la mujer agredida y "respetar también la investigación policial".

Por otro lado, si bien ha reconocido la importancia de las denuncias, ha asegurado que "si no se atreven o no pueden, los recursos de atención integral también les van a ayudar y apoyar".

También la Corporación de Pamplona, con el alcalde de Enrique Maya a la cabeza, se ha concentrado este mediodía de jueves en la Plaza Consistorial para denunciar que contra mujeres y niñas se ejerce violencia estructural de mil formas diferentes, en todos los ámbitos públicos y privados, y en todas las clases sociales y contextos culturales.

Es parte del contenido de la declaración institucional que se ha leído ante la ciudadanía presente, consensuada por las entidades locales a través de la Federación Navarra de Municipios y Provincias, y en la que el Consistorio se compromete a incorporar en la agenda política medidas que garanticen los derechos de mujeres y niñas a una vida libre de violencia.

Ante la representación municipal, una frase en el suelo: “Camino a casa quiero ser libre, no valiente” y es que, dentro de la campaña de sensibilización de este año, de nuevo bajo el lema ‘Libre que me quiero libre’, el Ayuntamiento ha elegido diez frases que estos días recordarán desde diferentes soportes a la ciudadanía, y muy especialmente a las personas más jóvenes, que la violencia contra las mujeres está presente en el día a día.

La campaña municipal es una acción de sensibilización con mensajes a pie de calle, tanto en castellano, como euskera que se desarrolla en el entorno de institutos de la ciudad y en las zonas de la ciudad más transitadas por la juventud, que es el público más directo de esta acción.

También el Ayuntamiento de Tudela se ha congregado ante las puertas del Consistorio para reivindicar, en este 25-N, la erradicación de la violencia contra las mujeres y ha animado a la ciudadanía a participar en las actividades que se organicen en torno a este día y a seguir mostrando su compromiso ante esta lacra.

La declaración incide en el "carácter estructural" de la violencia hacia las mujeres, que se manifiesta en el ámbito físico, pero también el sexual, el psicológico, el económico o el institucional.

"La violencia contra las mujeres supone la vulneración de sus derechos humanos fundamentales y por ello tenemos la obligación legal, política y ética de contribuir a la construcción de una sociedad libre de violencia contra las mujeres", recoge el texto, para subrayar que "la estructura patriarcal reproduce y profundiza las desigualdades entre mujeres y hombres y, con ello, sustenta la violencia machista".

"Esto nos obliga a revisar aquellas prácticas construidas culturalmente que posibilitan y normalizan la violencia contra las mujeres, como son los roles y estereotipos de género, porque esta violencia sí tiene género, y la ejercen hombres sobre mujeres", reivindica el texto.

SINDICATOS CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA Y EL ACOSO EN EL TRABAJO

Tanto UGT como CCOO obras han reivindicado también este 25-N desde diferentes puntos de la ciudad.

En el caso del sindicato UGT, que ha elegido el lema 'Las mujeres tienen nombre, no son un número', este ha instado al Gobierno de Navarra a poner en marcha "sin más dilación" la mesa de empleo para mujeres víctimas de violencia machista, una medida recogida en el Plan de Empleo con el objetivo de reforzar las acciones dirigidas a ofrecer una asistencia integral y una oportunidad de trabajo para facilitar la independencia económica de las mujeres que sufren esta lacra.

En lo que va de año, han sido 37 las mujeres asesinadas en España por sus parejas o exparejas, una de ellas en Navarra, "unas cifras que nos obligan como sociedad a mantener una actitud de tolerancia cero contra la violencia hacia las mujeres en todas sus expresiones", ha destacado el sindicato.

De acuerdo a los datos que recoge el informe anual sobre violencia de género elaborado por UGT, el pasado año se presentaron 1.796 denuncias por violencia machista en Navarra. La tasa de mujeres víctimas de violencia de género por sus parejas o exparejas, por cada 10.000 mujeres, se situó en 2020 en la Comunidad foral en el 53,1, por debajo de la media nacional del 60,2; mientras que la ratio de solicitudes de órdenes de protección por cada 100 mujeres víctimas de violencia de género fue del 21,7, también inferior a la media de España del 24,6.

UGT ha advertido de que "la lacra de la violencia machista afecta a todas las esferas de la vida de la mujer, desde el ámbito familiar hasta el laboral, donde lamentablemente los casos de acoso sexual y acoso por razón de sexo lejos de descender siguen sucediéndose y en muchos casos silenciándose por parte de las víctimas, por miedo a posibles repercusiones en el ámbito laboral".

Por su parte, CCOO se ha concentrado este jueves frente a su sede en Pamplona bajo el lema 'CCOO contra el acoso sexual en el trabajo'.

El objetivo de esta campaña es "visibilizar, sensibilizar y actuar ante todas las violencias que coartan la libertad de las mujeres e impiden su desarrollo, especialmente en el ámbito laboral".

Con la concentración el sindicato ha mostrado su "rechazo a los asesinatos machistas, la manifestación más brutal y cruenta de estas violencias". También ha organizado un taller formativo sobre acoso sexual dirigido a delegados y delegadas y una mesa redonda con expertas en violencia machista y su repercusión en el trabajo.

La secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO Navarra, Eva Mier, ha alertado de que "todas las manifestaciones que pretenden cosificar a la mujer y mantenerla bajo control -en la calle, en casa, en el trabajo- están aumentando de forma preocupante, también entre las nuevas generaciones".

Así, el sindicato ha explicado que "las denuncias por agresiones sexuales se han incrementado un 78% frente a 2020 y muchas de ellas afectan a menores de edad". "Un total de 619 mujeres necesitan protección policial en Navarra por violencia machista, 23 de ellas en riesgo alto", ha añadido.

Eva Mier ha subrayado que desde CCOO "rechazamos y perseguimos la violencia física, psicológica, sexual y económica contra las mujeres". "Precisamente hace un año anunciábamos la habilitación de nuestros locales como 'sedes seguras', con personal cualificado y un protocolo para atender, acompañar y asistir a las mujeres víctimas de violencia de género que acudan a los y las profesionales de nuestro sindicato", ha apuntado.

Además, ha destacado que, a través de la negociación y desarrollo de planes de igualdad en las empresas, el sindicato trabaja para "prevenir, cambiar pautas de comportamiento y visibilizar y denunciar cuando observamos que esta lacra se manifiesta también en el ámbito laboral".

La secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO Navarra ha pedido la implicación de toda la sociedad para "terminar con todos los tipos de violencia machista".

"Además de la violencia física, psicológica y sexual, las mujeres navarras también padecen una violencia económica, porque es un colectivo que sufre más precariedad, vulnerabilidad y desprotección por la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia. Las brechas de género que ya se daban en el mercado laboral navarro se han cronificado y han aumentado las desigualdades. En Navarra, las mujeres sufrimos aún enormes barreras para acceder al mercado laboral. Seis de cada diez personas en paro siguen siendo mujeres", ha indicado.

CRUZ ROJA

Por su parte, Cruz Roja Juventud ha lanzado la campaña ‘Dale voz al respeto: la violencia psicológica existe’ para sensibilizar en torno al Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer sobre el respeto a la mujer, especialmente entre la juventud.

La campaña incluye acciones online y offline para trabajar constructos que estén directamente relacionados con la manipulación y la violencia psicológica, y dotar a las personas de recursos para tomar consciencia de que están siendo sometidas a situaciones psicológicamente violentas.

Para ello, “ejemplificamos situaciones en las que se ejerce violencia psicológica, para que puedan reconocerlas de manera más explícita, y difundiremos estos mensajes también a través de las redes sociales, un lugar donde se naturaliza la violencia psicológica, y donde vamos a revertir la situación si todos y todas trabajamos en ello”, destaca la directora de Cruz Roja Juventud, Paula Rivarés.

Así, Cruz Roja pondrá 'red flags' (banderas rojas) a conductas cotidianas que suponen la vulneración de los derechos de las mujeres.

Por otro lado, también se va a trabajar el cuidado de la autoestima para ver la gran relación que ésta guarda con mantener una relación sana y no aguantar comportamientos inadecuados en la pareja.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una Navarra lluviosa se tiñe de morado por el Día contra la Violencia Machista