CULTURA

La red de bibliotecas de Pamplona gestiona 54.063 carnés en 2015, un 9% más que en 2014

Los fondos se han incrementado en un 12% en un año y va aumentando progresivamente el préstamo de audiovisuales.

Interior de la Biblioteca de Navarra.
Interior de la Biblioteca de Navarra.  

Las nueve bibliotecas públicas de Pamplona gestionaron el pasado año 54.063 carnés de usuario, cifra que supone el incremento de un 9% respecto a 2014, en una tendencia sostenida de al menos un 4% anual. Del total de carnés en vigor, un 13,7 por ciento (7.417) eran de lectores menores de edad.

La Red de Bibliotecas Públicas de Pamplona, con sus nueve centros distribuidos por los barrios de la ciudad, recibieron el pasado año 495.114 visitantes y fue la Biblioteca Pública de San Francisco la más visitada de la ciudad, con más de 85.000 visitantes, según ha informado el Ayuntamiento pamplonés en una nota.

Parte de ellos tenían como objetivo solicitar alguno de los 202.000 préstamos de distintos materiales, libros electrónicos o en soporte papel, revistas y material audiovisual, pero también para realizar consultas, asistir a cualquiera de las 313 actividades de animación a la lectura para todos los públicos o la lectura de la prensa que, desde el 1 de septiembre acoge dos rotativos más, Gara y Berria.

17 CLUBES DE LECTURA

En 2015 se mantuvieron servicios experimentales como el 'Frigocambio de libros' o el sistema de Biblioteca en casa (préstamo a domicilio) de Yamaguchi. También siguieron funcionando los 17 clubes de lectura, el de Milagrosa se sumó a los Clubes de cine de San Jorge e Iturrama y las bibliotecas fueron escenarios de actos conmemorativos de citas internacionales.

Las bibliotecas de San Francisco, Chantrea, Iturrama, Mendillorri, Milagrosa, San Jorge, San Pedro, Yamaguchi y Echavacoiz realizaron 202.000 préstamos el pasado año, un 9,4 por ciento menos que en 2014. Aún así se mantiene la importancia del préstamo de libros dentro del total de documentos, ya que del total de préstamos, más del 60 por ciento (121.887) fueron libros electrónicos o en papel, un porcentaje algo superior al del año 2014.

Pese al peso del préstamo de libros, hay que destacar que en algunas bibliotecas como las de San Francisco, Iturrama, y Yamaguchi, el préstamo de audiovisuales se va equiparando en cifras. El caso más evidente es el de la Biblioteca Pública de San Francisco, donde los libros prestados fueron 15.913 y los audiovisuales 15.172. Ésta última, con 31.478 préstamos fue, con Yamaguchi (32.074 préstamos), las bibliotecas con más préstamos de todo tipo de documentos en la ciudad.

En relación a los carnés de usuarios a finales del año pasado las bibliotecas públicas de la ciudad llegaron a los 54.063 carnés de usuario. Las que gestionan más carnés son Yamaguchi (que pasa de los 12.538 del 2014 a 13.083 del año pasado), Chantrea (8.027) y San Pedro (7.595). Ésta última es la que más incremento de número de carnés ha tenido en 2005 con 329 nuevos.

253.508 TÍTULOS

Los ciudadanos de Pamplona tienen hoy a su disposición 253.508 títulos, lo que quiere decir que de 2014 a 2015 sus fondos se incrementaron en un 12 por ciento. Las tres que albergan en mayor número de documentos, por encima de los 35.000 son Chantrea, San Pedro y Yamaguchi. El aumento de los fondos bibliográficos se debe generalmente a compras, pero también a donaciones de entidades y particulares y otras iniciativas de las propias bibliotecas.

Como ejemplo, en 2015 la Biblioteca Pública de San Francisco vio incrementados sus fondos con 1.199 documentos provenientes de donación. De ellos, 1.600 procedían de los fondos del extinto Servicio de Promoción Empresarial por lo que en estos momentos será la única biblioteca de Pamplona especializada en el mundo de la empresa cuando finalicen los trabajos de catalogación. Engloba documentos sobre ideas de negocio, gestión empresarial, normativa, igualdad, consumo, hostelería, comercio y turismo, etc.

A la compra y la donación se suman iniciativas de adquisición de documentos a través de buenas prácticas como los intercambios impulsados por los bibliotecarios de la red. Así, el fondo de ejemplares en francés de la biblioteca Yamaguchi se ha visto incrementado con más de 200 títulos, en su mayoría de literatura infantil y juvenil, por medio de intercambios con las bibliotecas de Quintaou d'Anglet y Mèdiathèque Bayonne. En la red de bibliotecas de Pamplona se pueden obtener libros y audiovisuales en castellano, euskera, francés, inglés y, de forma más residual, en italiano, alemán, etc.

FOMENTAR LA CULTURA LECTORA

Además de permitir la consulta y el préstamo de libros, hace años ya que las bibliotecas públicas de Pamplona realizan actividades semanales o mensuales de animación a la lectura para todo tipo de públicos. El 2015 fueron 313 con más de 24.157 asistentes, de los que 18.615 (un 77%) eligieron la Biblioteca Pública de Chantrea. Aunque en 2014 hubo una actividad más, se registraron casi 2.000 participantes menos.

En ese sentido, hay funcionando en la red 17 clubes de lectura (en todas las bibliotecas salvo la de Echavacoiz), tres clubes de cine (San Jorge e Iturrama, a los que en 2015 se ha sumado Milagrosa), tertulias y actividades vinculadas a la cultura japonesa (Yamaguchi), narraciones orales para menores y adultos y visitas guiadas. Además, con cierta frecuencia las bibliotecas se suman con programación propia a efemérides como el Día Internacional de las mujeres, el Día del libro o Navidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La red de bibliotecas de Pamplona gestiona 54.063 carnés en 2015, un 9% más que en 2014