• martes, 06 de diciembre de 2022
  • Actualizado 15:09
 
 

ARQUEOLOGÍA

La investigación en la cueva Alkerdi saca a la luz las primeras pinturas paleolíticas de Navarra

Se han hallado 14 nuevos descubrimientos, entre ellos algunos grabados, pinturas de hace 20.500 años y una sala intacta con restos en su colocación original.

Las investigaciones en la cueva de Alkerdi 2, en Urdax, han sacado a la luz 14 nuevos descubrimientos de arte parietal paleolítico, restos de silex y 3 kilómetros de nuevas galerías.

Los trabajos del equipo multidisciplinar de arqueólogos, espeleólogos y geólogos, que han trabajado bajo la dirección de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, por encargo de la Dirección General de Cultura del Gobierno de Navarra, arrojan ya importantes conclusiones: por el momento, y a falta de un estudio pormenorizado, se han contabilizado en la cueva de Alkerdi 2 (Urdax) un total de 14 evidencias de arte paleolítico repartidas en tres sectores distintos. El estudio las data en la época Gravetiense (hace 28.000 -20.000 años) a juzgar por el estilo del bisonte grabado. Entre ellas, aparecen también las primeras pinturas paleolíticas encontradas en Navarra.

Pero los trabajos han desvelado también otros hitos inéditos hasta la fecha: además del arte rupestre se halla una sala intacta con restos paleolíticos en superficie al pie de las pinturas, en la denominada Galería del Sílex. Y los frutos espeleológicos son, también, dignos de mención: se ha descubierto la unidad geológica del sistema Zelaieta-Ikaburua, la cueva de Alkerdi 2, 3 kilómetros de nuevas galerías y 53 nuevos accesos a cavidades.

Así se desprende de las informaciones ofrecidas por algunos de los integrantes de este equipo de investigadores, en la presentación de los resultados de la investigación que han ofrecido en el Museo de Navarra, donde han asegurado que existe una alta probabilidad de que aparezcan nuevas galerías con evidencias de arte rupestre y/o restos arqueológicos, por lo que el régimen de protección de la zona ante todo tipo de usos se ha de prever más restrictivo.

LAS FIGURAS ENCONTRADAS

En el arte parietal descubierto, las representaciones encontradas son, al menos, dos figuras de animales grabadas (1 bisonte y 1 cuadrúpedo indeterminado), cuatro pinturas negras que simulan cérvico-dorsales de animales, sendos signos geométricos pintados en negro (triángulos) y en rojo (rectángulo con trazos paralelos en el interior), líneas aisladas también en ambos colores y series de puntos pintados en rojo.

Estas evidencias deben considerarse un hallazgo de gran relevancia, particularmente tratándose de técnicas de representación gráfica inéditas para Navarra, como son los motivos pintados (trazos negros, enrejados y puntos rojos). Se trata de las primeras pinturas paleolíticas encontradas en Navarra.

Además, en uno de los sectores decorados también se ha observado material arqueológico en su posición original. Se trata de numerosas piezas de sílex, restos de carbones, fragmentos de hueso y hogares en el suelo. Según sostiene el estudio "el hallazgo de materiales prehistóricos intactos sobre la superficie, que permiten asociar actividades y gestos concretos con la ejecución de las representaciones gráficas paleolíticas, convierten a Alkerdi 2 en uno de los contextos prehistóricos de mayor resolución para analizar los comportamientos simbólicos del Paleolítico europeo".

PINTURAS CON 20.000 AÑOS DE ANTIGUÜEDAD

Como ya se ha adelantado, el estilo del bisonte grabado apunta hacia época Gravetiense (hace 28.000-20.000 años). Una muestra de carbón extraída de una de las líneas negras pintadas en la pared, ha sido datada por C14-AMS en el Laboratorio de la Universidad de Oxford (Reino Unido) en una fecha mínima de 20.500 años. Además, el periodo cultural señalado está bien representado en el yacimiento arqueológico de la cercana cueva de Alkerdi 1.

Como se sabe, Alkerdi 1 era la única cueva con grabados parietales paleolíticos conocida en la Comunidad Foral de Navarra. Situada en el piedemonte pirenaico, su descubrimiento fue protagonizado por el espeleólogo francés N. Casteret en 1930, quien lo publicó, de manera muy breve, poco después (1933). El estudio detallado de los grabados no tendrá lugar hasta varias décadas más tarde, de la mano de Ignacio Barandiarán (1974), quien, en los últimos años, ha excavado el yacimiento arqueológico de la cavidad (2009).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La investigación en la cueva Alkerdi saca a la luz las primeras pinturas paleolíticas de Navarra