• viernes, 17 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:31

 

 
 

SOCIEDAD

Navarra tiene en sus casi 2.000 hectáreas de choperas un importante valor "económico, social y medioambiental"

Itziar Gómez ha asegurado que el chopo genera importantes ventajas desde una perspectiva global y local.

Imagen de la plantación de chopos en el vivero de Marcilla.
Plantación de chopos en un vivero de Marcilla. ARCHIVO

Navarra tiene menos de 2.000 hectáreas de terreno plantado con chopos, si bien la "importancia económica, social y medioambiental" de las choperas hacen de este árbol uno de los elementos de relevancia en los diferentes planes de las administraciones foral y estatal.

Así lo ha puesto de manifiesto la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, en la apertura de una jornada organizada por la Asociación Forestal de Navarra Foresna-Zurgaia, en la que ha subrayado la "destacada presencia de la populicultura" (cultivo del chopo) en la Zona media y sur de Navarra.

Así, a la "relevancia económica de la producción de madera de alta calidad se suma la social como generadora de puestos de trabajo a nivel local en todos los eslabones de la cadena y también la ambiental, puesto que las choperas ayudan en los procesos de fijación de carbono, son barrera frente a avenidas, ayudan a la conservación de suelos y conforman corredores verdes a lo largo de los ríos navarros", ha valorado la consejera.

El chopo, por tanto, genera "importantes ventajas desde una perspectiva global", un dato que está siendo reconocido por una "considerable reducción de los cánones de ocupación de las choperas en la cuenca del Ebro".

Gómez también ha destacado que la populicultura "encaja perfectamente" con los principales documentos estratégicos que marcan las actuales políticas, tanto las globales como las locales, de forma que "a nivel global se alinea" con los objetivos de desarrollo sostenible que propone la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y encaja con el Pacto Verde Europeo, pero también con la Agenda Forestal de Navarra.

Este documento estratégico tiene entre sus principales objetivos el fomento de una gestión forestal sostenible, establecer mecanismos de adaptación de los sistemas forestales al cambio climático y facilitar el uso planificado de los recursos forestales, ha dicho la consejera tras citar el Plan Reactivar Navarra 2020-23 como un documento en el que también se contempla este fomento.

ANTEPROYECTO DE LEY FORAL

Asimismo, en el anteproyecto de Ley foral de Cambio Climático que se encuentra en tramitación el Gobierno propone "claramente un plan de fomento del uso de la madera así como el impulso de fuentes de energía renovable, entre las que están también la biomasa forestal", ha dicho la consejera para resumir su "clara apuesta" por la gestión forestal sostenible y el "papel relevante" que en ello juega el chopo.

Por su parte, la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Ebro, María Dolores Pascual, ha intervenido con un vídeo en el que ha agradecido la labor de asociaciones como Foresna, ha coincidido en resaltar la "enorme importancia social y económica" del cultivo del chopo y ha animado a quienes integran el sector a trasladar a la CHE sus consideraciones para que se tengan en cuenta en la elaboración de los planes al respecto.

Así, ha recordado que es este un "momento crucial" dado que se comienza a planificar el sexenio 2021-27, y para ello la CHE ha puesto sobre la mesa asuntos "fundamentales para la demarcación" que le compete, y cuyo último objetivo es "alcanzar el equilibrio entre el desarrollo económico y social y los valores medioambientales", al que a su juicio responde el chopo.

En esa línea de incentivar la populicultura ha enmarcado su interés por responder a las quejas del sector sobre un posible "canon abusivo" con una "línea de no gravar excesivamente" la actividad "para que no suponga un lastre a su desarrollo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra tiene en sus casi 2.000 hectáreas de choperas un importante valor "económico, social y medioambiental"