PREMIUM  EL TIEMPO

Fin de semana de abrigo y bufanda: el frío se queda en Navarra pero traerá un cierre de la semana soleado

Salvo en la Ribera del Ebro, las mínimas variarán poco en el resto del territorio y serán inferiores a -4 grados en zonas altas de la mitad norte.

Un grupo de personas pasean por la Plaza del Castillo de Pamplona en un día con tiempo muy frío aunque sin nieve en la capital navarra. EFE/ Jesús Diges
Un grupo de personas pasean por la Plaza del Castillo de Pamplona en un día con tiempo muy frío aunque sin nieve en la capital navarra. EFE/ Jesús Diges   jdiges

El sol y el frío dominarán el fin de semana en casi toda España y serán el anticipo de unos días en los que el cambio de los patrones meteorológicos que afectan a la península propiciará una situación de ambiente gélido y mucha lluvia en toda España.

El sábado y el domingo serán días muy estables en la península y Baleares, con temperaturas que ascienden ligeramente en casi todo el país, aunque todavía se mantendrán heladas de cierta intensidad en buena parte del interior peninsular, ha avanzado a EFE Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Ante esta situación, el sábado 23 provincias de nueve comunidades (Aragón, Cantabria, Castilla La-Mancha, Castilla y León, Cataluña, Madrid, Navarra, La Rioja y Asturias) mantienen activado el aviso amarillo por valores mínimos que oscilarán entre los 4 y 7 grados.

De esta forma, según informa Meteo Navarra, el sábado será un día poco nuboso o despejado, con algunos intervalos de nubes bajas o brumas en zonas altas durante la mañana y de nubes medias y altas por la tarde. Las temperaturas mínimas descenderán en la Ribera del Ebro, aunque variarán poco en el resto del territorio y serán inferiores a -4 grados en zonas altas de la mitad norte. Por su parte, las temperaturas máximas irán en aumento, especialmente en las zonas altas de la mitad norte.

No obstante, se esperan heladas generalizadas localmente fuertes en los Pirineos y vientos flojos de dirección variable. 

El domingo 25 será también un día poco nuboso aunque los intervalos de nubes bajas irán en aumento de norte a sur por la tarde sin descartarse alguna precipitación débil ocasional en el tercio norte. Las temperaturas mínimas también irán en aumento y las máximas en descenso en el tercio norte. En la Ribera del Ebro irán en ascenso y en el resto del territorio habrá pocos cambios significativos.

Además, se esperan heladas débiles generalizadas, salvo en la vertiente cantábrica, localmente fuertes en los Pirineos y vientos flojos de norte y noroeste. 

EN EL RESTO DEL PAÍS

Por capitales de provincia peninsulares, el día más cálido lo pasarán en el sur peninsular donde Sevilla, Cádiz, Badajoz y Huelva registrarán entre 18 y 17 grados seguidas de Alicante, Almería, Córdoba, Málaga, Murcia, Pontevedra y Valencia con 15/16 grados centígrados .

En ciudades del centro, Madrid llegará a los 11 grados mientras que en Toledo la máxima será de 13 grados.

Por la noche, Salamanca anotará 6 grados bajo cero mientras que en Ávila, Segovia Burgos, Guadalajara y Teruel los termómetros descenderán hasta los 5 grados negativos.

Será a partir de la próxima semana cuando la tendencia meteorológica dominante en la península podría dar un vuelco debido a un cambio en los patrones atmosféricos.

El responsable de esta situación es el llamado 'Calentamiento Súbito Estratosférico' (CSE): como su nombre indica, es un calentamiento muy rápido en la estratosfera que invierte el patrón de viento en las regiones polares y facilita que el aire frío almacenado en el Polo Norte salga de esas latitudes para desplazarse más hacia el sur.

El desalojo de esa masa de aire frío de forma "tan brutal" da lugar a la formación de un anticiclón en latitudes más altas, a la altura de Gran Bretaña, lo que obliga a las borrascas atlánticas a pasar por debajo de la isla y alcanzar la península a través del suroeste peninsular, ha explicado el portavoz.

En este punto -ha indicado-, el escenario más previsible es que, como consecuencia de este fenómeno, a partir de la próxima semana confluyan en España las dos situaciones de frío y lluvia.

Desde el lunes se empezará a notar la llegada de la ola de frío desde Centroeuropa, que aunque en España no golpeará con fuerza sí rozará "de refilón", y las tormentas que el domingo ya descargarán con fuerza en las Islas Canarias.

Para Del Campo, esta "buenísima noticia" de intensas precipitaciones generalizadas se complicará durante el martes y el miércoles, cuando los modelos climáticos pronostican intensas nevadas en toda la mitad norte peninsular.

Los peores días se prevén el marte y miércoles próximos debido a la "interacción" entre la masa fría de Europa y la masa de aire templado del Atlántico, que dará lugar a nevadas generales en la mitad norte del país en cotas bajas y con temperaturas por debajo de los valores habituales para estas fechas.

Es probable que el viento sople de componente este con intervalos de fuerte al principio de la semana en el litoral de Galicia y Cantábrico, esperándose posteriormente que el viento más intenso se dé en el sur peninsular y área mediterránea, soplando de componentes sur y oeste principalmente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fin de semana de abrigo y bufanda: el frío se queda en Navarra pero traerá un cierre de la semana soleado