SOCIEDAD

La exmonja navarra que revoluciona 'First Dates': "Me encanta Maluma, las esquelas y el olor a porro"

Águeda Ruiz tiene 57 años y vive en Olite donde trabaja de cocinera, tras haber sido durante 22 años monja de clausura en un convento de Pamplona.

La navarra Águeda Ruiz, en su participación de 'First Dates'.
La navarra Águeda Ruiz, en su participación de 'First Dates'.

Una navarra de 57 años ha sido una de las últimas participantes de 'First Dates' en revolucionar el espacio televisivo de Cuatro.

Como es habitual, Águeda Ruiz, se presentó en el programa presentado por Carlos Sobera dispuesta a encontrar el amor. Sin embargo, su pasado y, sobre todo, sus declaraciones llamaron especialmente la atención a muchos de los espectadores.

"He sido monja de clausura durante 22 años en Pamplona y he sido muy feliz", confesó la participante nada más llegar al restaurante para su cita. Águeda Ruiz continuó explicando que tuvo una tía y una prima que también fueron monjas.

Pese a la vocación religiosa, la navarra lleva más de trece años alejada de los conventos. A los 44, conoció a un hombre y ambos comenzaron una relación que duró más de una década y que terminó a consecuencia de la muerte de él.

En la actualidad, 'Aguedita', como la conocen en su entorno, vive en Olite donde trabaja como cocinera en un restaurante.

PORROS, MALUMA Y ESQUELAS

En su participación en el programa, la navarra fue emparejada con un minero jubilado de 60 años y dejó varias intervenciones soprendentes en el transcurso de la cita. 

 "Me gusta Maluma... ¡Y mucho! No sé por qué, tiene una gracia... ¡Me encanta Maluma! Es como una pastilla que nunca me tomo, ¡Me emociona! Es que me estremece ese hombre", contó la comensal de 'First Dates'. 

La confesión por el cantante colombiano no fue lo único que sorprendió a Julián y a los espectadores de Cuatro. "Me encanta leer las esquelas, me encantan las frases de las esquelas. Sobre todo la frase 'te recordamos con cariño", una afición que dejó claro no compartir su cita.

La exmonja navarra también tuvo tiempo para sincerarse sobre la sensación que le producía el olor a porro. "A mí alguna vez que pasa alguien que está fumando un porro de marihuana, es que me gusta, pero no quiero fumar. Me gusta el olor a porro, yo paso al lado de uno y digo: 'joe, huele a porro'. Es que huele bien, huele interesante".

LA DECISIÓN FINAL

En la decisión final, Águeda dijo querer mantener un segundo encuentro con Julián. Sin embargo, la sintonía entre los dos no concretó y el jubilado minero declinó la propuesta argumentando que la veía "un poco apagada". 

Ruiz no se achicó ante la respuesta de Julián y le recriminó haber sido un tacaño con ella durante la cena: "Qué me tenga que pagar yo los 15... me he quedado muerta. ¡15 míseros euros!", le reprochó la navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La exmonja navarra que revoluciona 'First Dates': "Me encanta Maluma, las esquelas y el olor a porro"