SOCIEDAD

El Ayuntamiento de Pamplona estudiará una nueva ubicación para el comedor municipal

El perfil realizado sobre las 226 personas que utilizaron este recurso es el de hombre español, sin ingresos ni cargas familiares.

Comedor social de Pamplona.
Comedor social de Pamplona.  

El Ayuntamiento de Pamplona considera que con cinco años y medio de funcionamiento, el comedor municipal se considera un recurso estabilizado con trayectoria suficiente como para encarar una nueva etapa, por lo que el Consistorio se plantea a medio plazo la búsqueda de un nuevo local que sustituya al actual (antiguo Oscus de la Navarrería).

El Consistorio pamplonés plantea un nuevo local con mejores equipamientos que no son posibles en la actual ubicación y la posibilidad también de complementarlo con la puesta en marcha de un centro de día dirigido a las personas que habitualmente atiende y centrado en el llamado 'entorno de calle', según ha informado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota.

El pasado año hasta 226 personas distintas utilizaron los servicios del comedor municipal, tres más que en 2014. En total, han sido 1.252 a lo largo de los cinco años y medio de funcionamiento y, durante todo este periodo, el número de usuarios varones siempre ha superado el 70 por ciento del total. Concretamente, en 2015 eran hombres el 73 por ciento (165) frente a las mujeres que supusieron el 27 por ciento (61 usuarias).

El número de menores, y consecuentemente de familias, que han estado en el programa en todo este tiempo han oscilado de un 4,5 por ciento en el primer año de apertura del comedor (13), al 18,7 por ciento de 2013, año que marco el máximo con 53 menores atendidos.

Las cifras del pasado año son similares a las de 2014; el comedor atendió a 34 menores, lo que supone un 15 por ciento del total de usuarios. De estos 34 menores, el más pequeño de 10 meses, 20 eran niños y 14 niñas. Entre los adultos, la persona de más edad tenía 74 años, aunque ha habido varios usuarios de más de 65 años.

El comedor municipal se puso en marcha el 2 de agosto de 2010 y en principio está dirigido a personas de entre 18 y 64 años que se encuentran en situación de grave necesidad económica que les afecta en la falta de recursos para satisfacer unos mínimos alimentarios.

El coste para los usuarios del servicio es de 0,50 euros la comida y 0,50 euros la cena. En 2015 se dieron 24.980 servicios, entre comidas y cenas, 2.102 más que en 2014. A estos habría que sumar los 2.571 desayunos gratuitos, un servicio nuevo que comenzó a prestarse a finales del pasado año.

PERSONAS SOLAS

El perfil de usuario varón mayor de edad se complementa con el dato de que la mayoría de los adultos que contestaron la encuesta en 2015 -23 no lo hicieron- son personas 'solas: en un 69,49 por ciento del total (2 puntos y medio más que en 2014). Esas cifras se dividen entre 106 solteros, 18 separados, 27 divorciados y una viuda. Los adultos casados han sido 15 y ha habido una pareja de hecho. El 20,8 por ciento de las personas atendidas dijeron tener hijos a cargo.

Dentro de la estadística se examina el país de procedencia y, en 2015, ha habido 27 nacionalidades representadas en el comedor municipal (sin contar con cuatro personas que no contestaron), aunque la mayoría (el 54,8%) eran de diferentes comunidades autónomas del país. Ese dato, 124 usuarios españoles (90 hombres y 34 mujeres), es el más alto en todos los años de funcionamiento del servicio.

El año de inicio del comedor el porcentaje de usuarios españoles suponía un 40 por ciento del total y en 2014 ya llegaba al 49,4 por ciento. De entre las personas extranjeras atendidas las nacionalidades con más presencia han sido Marruecos (16 personas), Nigeria (11), Rumanía (10) y Argelia (10). Algo más de 87 por ciento de quienes usaron el comedor municipal estaban empadronados en la ciudad, un dato muy similar al 88 por ciento de 2014.

Respecto a las situaciones económicas de los usuarios -descontando 13 adultos no registrados-, 121 personas (un 53,5% del total de usuarios) no percibían ningún tipo de prestación al acceder al servicio municipal, 23 (un 10,1%) cobraba la renta de inserción (RIS) y 17 (un 8,85%) subsidio de desempleo. El resto de usuarios tenía algún tipo de ingreso proveniente de minitrabajo, pensión etc.

SERVICIO DIARIO

El comedor municipal ofrece su servicio todos los días de la semana, incluyendo domingos y festivos, entre las 10.30 y las 16 horas. De 10.30 a 13 abre para la recogida de bonos y la petición de servicios, y desde las 13 se dan comidas. Por las tardes para las cenas se abre de 19 a 21.15 horas, que es el momento de cierre de la instalación. Este recurso únicamente cierra durante las fiestas de San Fermín.

Los usuarios pueden optar por obtener ambos servicios o sólo uno de ellos, pero siempre de forma presencial, salvo en el caso de familias con menores, de las personas que observan el ayuno por Ramadam o de las que presentan problemas de salud avalados por informe médico. En esos casos se puede recoger la comida en el centro y consumirla en otro lugar.

El servicio, desde septiembre de 2015, ha prescindido de un numero límite de plazas y se atiende a todo usuario derivado de los Servicios Sociales. El coste está limitado para los comensales (0,50 euros la comida y 0,50 euros la cena) y se gestiona mediante un sistema de vales por diferentes periodos temporales: una, 2, 4 o 12 semanas, que se pueden renovar hasta un máximo de tres meses.

Las personas que comen y cenan diariamente en el comedor municipal pueden optar, desde septiembre de 2015, a un servicio de desayuno gratuito. En los cuatro meses que ha estado funcionando el servicio de desayuno se han servido 2.571. El 2015 se introdujo también el café caliente tras comidas y cenas.

El comedor municipal es complementario con la acción de los profesionales de las unidades de barrio y de los servicios sociales del Ayuntamiento de Pamplona. El acceso como usuario se realiza desde programas y unidades de barrio municipales (Programa de Alta Exclusión, Centro de Atención a Personas Sin Hogar, o Servicio de Atención a la Mujer). Las unidades de barrio que más derivaciones han hecho en 2015 han sido -al igual que en 2014- Rochapea, Casco Viejo y Milagrosa, en 2015 con 34, 31 y 30 personas, respectivamente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Ayuntamiento de Pamplona estudiará una nueva ubicación para el comedor municipal