• sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 20:59
 
 

SOCIEDAD

Navarra, la comunidad mejor situada frente a la obesidad infantil de toda España

Navarra es la comunidad con la menor tasa global de sobrepeso y obesidad infantil de España, con un 14,95%.

Un niño come un plato de pasta EP
Un niño come un plato de pasta EP

Un estudio de Eroski Consumer concluye que Navarra es la comunidad autónoma mejor situada frente a la obesidad infantil.

Tras realizar un estudio para conocer cómo afronta cada una este problema desde el entono, los hábitos saludables o el ejercicio físico, indica que son muchos los factores que influyen en la obesidad y también son muchas las herramientas para combatirlo y en cada comunidad se hace de una forma, por lo que el lugar de residencia puede determinar el riesgo de obesidad de la población infantil.

En este sentido Eroski precisa que Navarra es la comunidad con la menor tasa global de sobrepeso y obesidad infantil de España (14,95%), seguida por Aragón (20,71%), y añade que éste factor va acompañado en la Comunidad Foral de la menor tasa de pobreza y de una importante inversión en sanidad (1.694 euros por habitante, ocupando la tercera posición) y el mayor número de dietista-nutricionistas de España (4 por cada 10.000 habitantes) aunque solo hay un pediatra por cada mil menores.

"Un mayor gasto sanitario, una mejor atención pediátrica en la que los recursos importan y, sobre todo, el volumen de población con menos recursos económicos, dibujan un mapa en el que la obesidad y el sobrepeso infantiles se agravaban de norte a sur", afirma Eroski.

Y agrega que la comunidad más castigada por la obesidad infantil es Murcia, donde 40% de los menores presentan sobrepeso y obesidad, seguida de Canarias (35,5%) y Andalucía (33,4%), tres comunidades que también aparecen entre las cinco con mayor tasa de pobreza en España.

Se trata de un fenómeno conocido como "pobresidad", que indica que la tasa de obesidad infantil es el doble entre las familias con rentas más bajas que en aquellas con rentas más altas, según datos del informe Aladino 2019, del Ministerio de Consumo y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN).

En el otro extremo aparece Navarra, con la renta más alta de España, el 1,4% de los menores con obesidad y un 15% con algún tipo de sobrepeso; y Aragón y Galicia, donde el 20% de los supera la barrera del exceso de peso.

Eroski agrega que el tratamiento de los problemas derivados de la obesidad infantil recae en la Atención Primaria, un sector con falta de recursos (de media 1 pediatra por cada mil menores) y sin a penas diferencias entre comunidades, ya que el rango oscila entre 1,27 de Comunidad Valenciana, Asturias y Canarias, y el 0,87 de Cataluña y Madrid, con altas rentas per cápita pero en la mitad baja de gasto sanitario por habitante.

Y al respecto apunta que hay más de 530 euros por persona de diferencia entre lo que destina el País Vasco a la salud de sus ciudadanos, a la cabeza de la inversión con 1.843 euros por habitante, y los 1.340 de Madrid y 1.262 de Andalucía.

Oros datos que aporta el estudio de Eroski indican que la falta ha favorecido que los ultraprocesados y la comida rápida sustituyan la dieta mediterránea y así en 2019, según el citado informe de Consumo Alimentaria, cada español comía al año 5,81 kilos de bollería y un 33% elegía la comida rápida frente a opciones más saludables a la hora de comer fuera de casa.

Además solo el 34,7% de los españoles de entre 11 y 18 años come frutas a diario, el 15,2% consume cada día dulces y un 24,6%, refrescos, dice un estudio de HBSC basado en 40.495 adolescentes, en el que Navarra tiene un bajo consumo de dulces y refrescos, y Asturias y Aragón es donde más fruta se come, aunque son País Vasco y La Rioja las comunidades con mejores resultados globales.

En el otro extremo, los dos archipiélagos y Cataluña aparecen como las regiones que menos frutas consumen, y Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura destacan por la notable ingesta de dulces y refrescos.

Eroski apuna además a "un estrecho vínculo" entre sueño y obesidad ya que el suelo regula la presencia de leptina, la hormona que disminuye el apetito, y de grelina, la que lo aumenta, y además el cansancio físico por la falta de descanso hace que aumente el sedentarismo.

Según la Asociación Española de Pediatría, los adolescentes necesitan dormir entre 8 y 10 horas diarias, pero ninguna comunidad autónoma lo cumple, y HBSC revela que duermen entre 7 horas y 49 minutos de los jóvenes vascos y 7 horas y 29 minutos los murcianos.

El estudio de Eroski señala que solo el 34,8% de los españoles entre 11 y 18 años realiza actividad física al menos cuatro días a la semana fuera del horario escolar, siendo los asturianos los más activos (40%), seguidos de Castilla-La Mancha (38,6%) y Canarias (38,5%), mientras que en la zona baja de la tabla se encuentran Valencia (30,7%), Madrid (33,5%) y Castilla y León (33,9%).

Por último puntualiza que el uso de pantallas favorece el aumento de la obesidad por el consumo en este tiempo de alimentos poco saludables y son Baleares y Extremadura las que se sitúan a la cabeza con un 90% de jóvenes que pasan más de una hora diaria de lunes a viernes delante de una pantalla, frene a un 55,2% de los vascos y un 47,9% de los cántabros. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra, la comunidad mejor situada frente a la obesidad infantil de toda España