SOCIEDAD

La Policía Foral hará de cazadores: tienen autorización para matar conejos y jabalíes

El Gobierno de Navarra ha autorizado una resolución para controlar así las poblaciones cinegéticas.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, preside el acto central con motivo del Día de la Policía Foral celebrado en el claustro Isabelino del Departamento de Cultura y Deporte. MIGUEL OSÉS
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, preside el acto central con motivo del Día de la Policía Foral celebrado en el claustro Isabelino del Departamento de Cultura y Deporte. MIGUEL OSÉS  

El Gobierno de Navarra ha decretado que la Policía Foral tendrá la autorización para controlar poblaciones cinegéticas para reducir o prevenir daños en la agricultura durante el estado de alarma confinado por el coronavirus.

De esta manera, los agentes de policía tendrán que hacer las labores de unos cazadores que no pueden salir de sus casas debido al confinamiento.

Esta resolución de Medio Ambiente aurotiza a la captura nocturna de conejo y jabalí desde el vehículo, además de las esperas nocturnas de jabalí.

"La captura nocturna de conejo y jabalí se realizará desde un vehículo con focos integrados de alta visibilidad; en este caso, el control se realizará por un agente de la Policía Foral desde el vehículo conducido por otro agente, guarda del coto afectado o empleado de la entidad local titular del acotado", señala la resolución. 

Medio Ambiente también comunica que las esperas nocturnas de jabalí se realizarán en los puntos de espera autorizados en el Plan de Ordenación Cinegética del coto afectado o en los autorizados excepcionalmente por el Servicio Forestal y Cinegético.

Respecto a las capturas, se realizarán según las indicaciones de la Sección de Caza, que estará en coordinación con los responsables de gestión de los cotos afectados.

LA CAZA, LA HERRAMIENTA MÁS EFICAZ

Aitor Merino, miembro de la Federación Navarra de Caza, defendió hace unos meses que la caza es "la herramienta más eficaz para poner freno a los problemas que se generan".

"Desarrollando nuestra actividad, hacemos frente a graves problemas medioambientales y realizamos un servicio que beneficia a toda la sociedad", aseguró.

Según los datos que ha aportado, en la última temporada en la Comunidad foral se han capturado en torno a 10.000 jabalíes, 2.600 corzos y 200.000 conejos.

"Por eso, es importante que se apoye y se incentive la caza y se ponga en valor esa figura del cazador formado, asegurado y comprometido con la defensa del medio ambiente", argumentó.

En una comisión parlamentaria, Merino incidió en que los orígenes de esta sobreabundancia de especie, junto a jabalís y corzos, se centran en la crecida de cultivos de maíz, que sirven de cobijo para estas especies, o la construcción de infraestructuras lineales como autovías o autopistas.

Por su parte, el director del Servicio Forestal y Cinegético del Gobierno de Navarra, Fermín Olave, señaló que es evidente que la caza es una herramienta imprescindible para el control de esta situación, pero ha considerado que "hay que buscar el necesario equilibrio".

Reconoció que existe "un problema grave con el conejo y jabalí, que no es específico de Navarra y que tampoco es coyuntural". 

Por eso, según expuso, "las soluciones son complejas, ya que afectan a muchos sectores y agentes", y ha enumerado algunas de las medidas que se están tomando.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Policía Foral hará de cazadores: tienen autorización para matar conejos y jabalíes