SOCIEDAD

Navarra aprueba un decreto para cumplir los objetivos ambientales y reducir el impacto de los residuos

Se priorizan los escalones superiores de la jerarquía de residuos: la prevención, la preparación para la reutilización y el reciclado. 

Contenedores de basura en Pamplona. ARCHIVO
Contenedores de basura en Pamplona. ARCHIVO  

El Gobierno de Navarra ha aprobado, en su sesión de este miércoles, un decreto foral por el que se regula el Fondo de Residuos y se establecen sus criterios de gestión, organización y distribución. Su objetivo es financiar medidas para "mitigar el impacto de los residuos, y para estimular su reducción y correcta gestión". El texto ha contado con el visto bueno previo del Consejo de Navarra.

El Fondo de Residuos de Navarra fue creado por la Ley Foral de Residuos y su Fiscalidad, que indica en su artículo 42 la necesidad de aprobar un reglamento que establezca sus criterios de gestión, organización y distribución para ese Fondo. El Fondo se nutre de la recaudación del impuesto sobre eliminación en vertedero para entidades y gestores que depositen en Navarra, además del importe de las sanciones, entre otras aportaciones.

Los criterios para su distribución quedan determinados en el artículo 6 del Decreto Foral, y "se priorizan los escalones superiores de la jerarquía de residuos (es decir, la prevención, la preparación para la reutilización y el reciclado), así como el cumplimiento de los objetivos de urgencia ambiental, proporcionalmente a la aportación económica de cada flujo de residuos (domésticos, de construcción y demolición y otros no peligrosos)", ha explicado en un comunicado el Ejecutivo foral.

Además de estas actuaciones, el destino del fondo serán las subvenciones para cada uno de los flujos. En el caso de los residuos domésticos, las subvenciones serán destinadas, por un lado, a acciones relacionadas con la prevención y con la recogida selectiva y, por otro lado, a acciones relacionadas con su gestión.

En relación con la generación y recogida selectiva de residuos municipales, en la concesión de subvenciones se tendrá en cuenta el mayor o menor esfuerzo realizado en estas materias por las entidades locales, especialmente los que se consideran "claves" para la consecución de los objetivos del Plan de Residuos de Navarra y de la Ley Foral de Residuos: la prevención en la generación de residuos, la captación de materia orgánica neta, el porcentaje de impropios en la materia orgánica recogida y su despliegue y la captación de materiales (vidrio, papel/cartón y envases ligeros).

Cada año, el departamento competente en Medio Ambiente elaborará una propuesta de distribución anual del Fondo en función del análisis de la situación en la gestión de residuos en la Comunidad Foral. También redactará una memoria con las cantidades reales recaudadas o aportadas, la distribución del Fondo, el destino de dichas cantidades con indicación de las actividades realizadas y de los resultados obtenidos, con el fin de poder comprobar el grado de consecución de los objetivos previstos.

Asimismo, la propuesta de distribución del Fondo de Residuos se remitirá para su consulta al Consorcio de Residuos y Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP).

Para el ejercicio actual 2020, el Fondo de Residuos se compondrá de las cantidades recaudadas o aportadas en el segundo semestre de 2018 y en el primer semestre de 2019, que asciende a un total de 3,5 millones de euros.

La distribución anual del Fondo de Residuos correspondiente a este ejercicio de 2020 será aprobada por el Departamento antes de dos meses desde la publicación de este l Decreto Foral.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra aprueba un decreto para cumplir los objetivos ambientales y reducir el impacto de los residuos