• miércoles, 22 de septiembre de 2021
  • Actualizado 23:46

 

 
 

SOCIEDAD

Navarra destina 140.000 euros a la acogida de personas migrantes

Durante el año 2020, el Programa de Acogida de personas migrantes en riesgo de exclusión atendió a 123 personas, ofreció acogida a 35 de ellas (19 hombres jóvenes y 16 mujeres y menores).

Recogida y entrega de medicamentos a domicilio de Cruz Roja Navarra. Cedida.
Recogida y entrega de medicamentos a domicilio de Cruz Roja Navarra. CEDIDA

El Gobierno de Navarra destinará 140.000 euros al desarrollo del Programa de Acogida a personas migrantes en riesgo de exclusión social, que gestiona Cruz Roja. Este miércoles se ha firmado, en el Palacio de Navarra, el convenio regulador de la subvención que, desde la Dirección General de Políticas Migratorias, se destina a financiar esta actuación.

Así, Cruz Roja gestionará dos recursos residenciales, con una capacidad total de 14 plazas, destinados al uso temporal de hombres migrantes jóvenes, por un lado, y a mujeres migrantes solas y/o acompañadas de menores a su cargo. Ambos se ubican en Pamplona y Tudela, respectivamente.

En la capital, además, se mantiene el Programa Acompaña, iniciado como experiencia piloto en 2020, con capacidad para ocho unidades familiares. Sus destinatarias son mujeres migrantes que conforman hogares monomarentales y residen en viviendas de emergencia del Ayuntamiento de Pamplona.

Durante el año 2020, el Programa de Acogida de personas migrantes en riesgo de exclusión atendió a 123 personas, ofreció acogida a 35 de ellas (19 hombres jóvenes y 16 mujeres y menores). En cuanto al Programa Acompaña, el año pasado fueron 28 las personas atendidas: 8 mujeres titulares de pisos de emergencia, 16 menores, tres jóvenes mayores de 18 años y una persona dependiente.

El convenio regulador de esta subvención para el año 2021 ha sido firmado este miércoles en el Palacio de Navarra, por parte del consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, y el presidente autonómico de Cruz Roja Navarra, Rafael Huarte. En el convenio, como en el año anterior, se detalla que los dispositivos de acogida ofrecerán, además de alojamiento, actuaciones de atención, orientación, formación e inserción.

La intervención que se realiza en Cruz Roja se basa en la metodología MAP (Marco de Atención a las Personas), que "sitúa en el centro de la misma a la persona y sus necesidades y capacidades, sin clasificarla, agruparla ni etiquetarla".

"Así, se adopta una posición proactiva en los procesos de apoyo a quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad social, definen individualmente la intensidad de la intervención e involucran a las personas participantes en un compromiso compartido de actuación, en función de sus necesidades, perfil, nivel de autonomía e intereses", ha explicado el Gobierno de Navarra.

USO TEMPORAL

El recurso de alojamiento se plantea, tanto en el caso de los hombres como en el de las mujeres, para un uso temporal. Para los hombres migrantes jóvenes en riesgo de exclusión social, Cruz Roja dispone de alojamiento temporal en Pamplona. Son seis plazas residenciales para acogida.

En el caso de las mujeres y menores, dispone de un piso de acogida en Tudela, con ocho plazas residenciales para mujeres migrantes solas y/o acompañadas de menores en riesgo de exclusión.

Si se tiene en cuenta el carácter temporal de la acogida residencial, estas 14 plazas permiten atender, cada año, a entre 30 y 40 personas migrantes distintas.

A estos recursos se suma, además, el mantenimiento del Programa Acompaña, destinado a mujeres que conforman hogares monomarentales y residen en viviendas de emergencia del Ayuntamiento de Pamplona. Este programa, para el que Gobierno de Navarra y el consistorio pamplonés firmaron un convenio de colaboración interadministrativa, realiza el acompañamiento de mujeres que encabezan hogares monomarentales hasta un máximo de 8 unidades familiares.

Entre los objetivos que persigue, se encuentra el de "favorecer el empoderamiento de las mujeres, a través de un plan personalizado de intervención y acompañamiento". En él se refuerzan las competencias básicas de cara a la autonomía personal y la inserción en el mercado laboral.

"BUEN BALANCE" DEL PROGRAMA ACOMPAÑA

Tras la firma del convenio, el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos, ha subrayado "el buen balance de una experiencia piloto, como fue el Programa Acompaña, que demuestra la necesidad de colaborar entre instituciones y entidades sociales para adaptarse a la realidad cambiante de la migración y garantizar derechos a las personas más vulnerables".

Para el consejero, "atender, orientar y formar a personas migrantes, facilitar su inserción e integración en Navarra, y ayudarles a superar los problemas derivados de su proceso migratorio, es una necesidad inexcusable para cualquier sociedad democrática y que crea en los derechos humanos".

Eduardo Santos ha destacado también que este año se ha incrementado ligeramente el presupuesto del Programa de Acogida. "Todo lo que pueda sumarse es necesario para mejorar la acogida a las personas migrantes, que resulta clave para una sociedad cohesionada y que, además, como decía, resulta una cuestión de justicia social", ha concluido


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra destina 140.000 euros a la acogida de personas migrantes