• miércoles, 28 de julio de 2021
  • Actualizado 20:21

 

 
 

SOCIEDAD

El 2020, un año especialmente negro por accidentes laborales en Navarra

Los sindicatos han pedido al Gobierno de Navarra y a la patronal  la adopción de medidas para reducir la alta tasa de siniestralidad de la Comunidad foral.

Un andamio en la fachada de un  edificio. ARCHIVO
Un andamio en la fachada de un edificio. ARCHIVO

Representantes de CCOO y UGT se han concentrado este miércoles ante la sede de estos sindicatos, con motivo del Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo, para reclamar al Gobierno de Navarra y a la patronal la adopción de medidas para reducir la alta tasa de siniestralidad de la Comunidad foral.

Los sindicalistas han portado en la concentración una pancarta con el lema 'Más salud y seguridad. Istripurik ez', que era portada, entre otros, por los secretarios generales de CCOO y UGT en Navarra, Chechu Rodríguez y Jesús Santos, respectivamente.

La secretaria de Salud Laboral de CCOO de Navarra, Carmen Sesma, ha comentado a los medios de comunicación que éste "es un día de recuerdo a todos aquellos trabajadores y trabajadoras que han perdido la salud a causa de las malas condiciones de trabajo. Sobre todo, queremos recordar a aquellos trabajadores y trabajadoras que fueron a su centro de trabajo y no volvieron porque fallecieron".

Pero también, ha dicho, es un día para denunciar "las precarias condiciones en el empleo, que son la causa mayor de la alta siniestralidad", así como "a todos aquellos empresarios incumplidores, tras 25 años de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que todavía siguen considerando que la prevención es un gasto y no una inversión".

Tras resaltar que "Navarra tiene unas cifras de siniestralidad muchísimo más altas que la media nacional", Sesma ha asegurado que "hay causas locales" de esta situación y ha pedido al Gobierno de Navarra "que sea receptivo a las propuestas que estamos haciendo al Plan de Empleo desde CCOO, porque estamos convencidos de que, a través de ellas, podemos mejorar nuestras cifras de siniestralidad".

Entre ellas, ha destacado la creación de la figura del delegado territorial de prevención o "trabajar el asunto de las enfermedades profesionales a fondo a través de la creación de un centro ergonómico y psicosocial".

2020, "UN AÑO NEGRO"

Por su parte, la secretaria de Política Sindical, Social e Igualdad de la UGT de Navarra, Marisol Vicente, ha transmitido "un saludo solidario a todos los trabajadores y trabajadoras que durante el 2020 han sufrido algún accidente laboral o están sufriendo alguna enfermedad profesional".

2020, ha subrayado, "ha vuelto a ser un año especialmente negro" en cuanto a la siniestralidad laboral, por lo que ha hecho un llamamiento al Gobierno de Navarra y a la sociedad en general, porque "entre todos tenemos que tomar las medidas pertinentes".

A las empresas, les ha solicitado "que no se escatime en medios económicos ni humanos", porque la prevención "es una manera de invertir en salud y de preservar realmente las condiciones de los trabajadores y trabajadoras".

También ha hecho un llamamiento a los trabajadores "para que apelen a la responsabilidad de mantener lo que son las medidas de protección y sobre todo que exijan en sus centros de trabajo, cuando van a cambiar de actividad, que sean informados y formados sobre los riesgos inherentes a esa actividad que van a desarrollar".

Por último, ha apelado a todos los partidos políticos, porque "la salud y la prevención en el trabajo deberían estar en su agenda política como una cuestión prioritaria".

Vicente ha hecho hincapié en la necesidad de "la plena integración de la salud laboral en la salud pública", ya que "es la única manera de garantizar que los trabajadores y trabajadoras van a tener una calidad en el servicio de prevención".

TRABAJDORES AUTÓNOMOS

Navarra registró durante el año 2020 un total de 736 accidentes laborales de trabajadores por cuenta propia, según los datos de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Navarra (UPTA), que ha pedido "adoptar nuevas medidas que contribuyan a mejorar" estas cifras.

En un comunicado, UPTA ha detallado que del total de accidentes laborales de trabajadores por cuenta propia registrados el pasado año en la Comunidad foral, 720 fueron leves, 14 graves y se registraron, además, dos muertes.

UPTA Navarra ha remarcado que "el trabajo autónomo no está exento de la siniestralidad laboral" y ha considerado "fundamental" adoptar nuevas medidas que "contribuyan a mejorar los datos del pasado año".

"Desde nuestra organización hacemos un llamamiento a la sensibilización de las administraciones estatales y autonómicas para diseñar estrategias comunes con las que se puedan mejorar los datos de la siniestralidad laboral", ha señalado.

En su opinión, "la salud y la prevención de los riesgos laborales en el entorno del trabajo autónomo deben constituir los ejes prioritarios de la estrategia del nuevo modelo de trabajo por cuenta propia que estamos comenzando a desarrollar". Y ha considerado qu "sería irresponsable obviar la urgente necesidad de desarrollar mecanismos nuevos y adaptados a las necesidades de cada colectivo".

"Solo de este modo, se priorizará un entorno con garantías suficientes en materia de prevención", ha sostenido.

"TOLERANCIA CERO"

Por su parte, el grupo de acción sindical contra los accidentes laborales integrado por LAB, ELA, ESK, STEILAS, EHNE, HIRU y CGT también se ha manifestado en Pamplona, en el Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo, para instar a tener "tolerancia cero" con los accidentes laborales.

Precedidos de una pancarta con el lema 'Sistema honek gaixotu eta hiltzen gaitu' (Este sistema nos enferma y nos mata), los sindicalistas se han manifestado desde la sede de la Confederación Empresarial de Navarra hasta el Parlamento foral.

El secretario general de LAB en Navarra, Imanol Karrera, ha señalado a los medios de comunicación que "en todos estos años la salud de los trabajadores y trabajadoras ha empeorado" y esto es a su juicio el resultado de los "recortes" en las administraciones y "la falta de control existente en materia de prevención"

"Y esto lo pagan los trabajadores y trabajadoras, los precarios, las mujeres, los jóvenes y los migrantes", ha asegurado Karrera, quien ha afirmado que "la patronal navarra, junto al Gobierno de Navarra, no sitúa la salud de los trabajadores como una prioridad".

La patronal, ha dicho, "se declara insumisa a cumplir la Ley de Prevención, no asume su responsabilidad como no asume tampoco garantizar el empleo y eso genera consecuencias en la salud de los trabajadores y trabajadoras como el estrés, las depresiones, los infartos y otro tipo de patologías que están surgiendo fruto de la pandemia".

Karrera ha considerado que "este sistema ha fracasado, porque las mutuas, los servicios externos de prevención han desaparecido en los momentos más duros de la pandemia, pero en cambio aparecen para querer gestionar las vacunas, porque ahí tienen brecha de beneficio y esto es absolutamente denunciable".

Por ello, ha apuntado, los sindicatos reivindican "que la salud de los trabajadores y trabajadoras se ponga en el centro, que se garantice nuestro derecho a volver con vida a casa después de la jornada laboral y para ello tenemos que llevar una política de tolerancia cero con los accidentes laborales y movilizar a toda la sociedad navarra".

FORTALECER LOS SERVICIOS PÚBLICOS

Karrera ha apostado por "fortalecer los servicios públicos, aumentar por parte del Gobierno el control, publificar las mutuas y los servicios de prevención y sobre todo reivindicar competencias en materia de salud laboral, de inspección de trabajo, para poder garantizar la vida de los trabajadores".

Andoni Larralde, miembro del Área de Salud Laboral de ELA, ha mostrado su apoyo "a todo el personal del Servicio Navarro de Salud, de las residencias, de la ayuda a domicilio, de la limpieza, que hoy está luchando para que los aplausos del confinamiento se conviertan en unas condiciones de trabajo dignas".

También ha recordado "a toda la gente que durante el último año ha muerto o ha enfermado a consecuencia de la siniestralidad laboral en Navarra" y ha transmitido un mensaje de denuncia "ante la actitud de la patronal y del Gobierno de Navarra en esta pandemia".

En Navarra, ha destacado, hay una patronal que afirma cumplir la Ley de Prevención mientras las empresas "cada año pagan más de un millón de euros en sanciones por su incumplimiento y el 40 % de los accidentes mortales y graves se produce por una falta de medidas de seguridad".

Larralde, quien ha denunciado que la patronal "tiene como aliado" al Gobierno de Navarra en materia de siniestralidad laboral, ha apostado por "medidas que obliguen a las empresas a garantizar la seguridad y la salud de las plantillas y por eso hacemos un llamamiento a la movilización en las empresas y también en la calle".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 2020, un año especialmente negro por accidentes laborales en Navarra