SOCIEDAD

Nace la asociación Esteban de Garibay, una unión de navarros y vascos para frenar el auge del nacionalismo

Entre sus objetivos está desenmascarar las falsedades sobre la historia que tratan de introducir los nacionalistas.

La expresidenta del PP vasco María San Gil (centro), la presidenta del PP de Vizcaya, Amaia Fernández (derecha) y la catedrática de Ciencia Política Edurne Uriarte (izquierda), este sábado en la presentación de la Asociación Esteban Garibay. EFE/LUIS TEJIDO
La expresidenta del PP vasco María San Gil (centro), la presidenta del PP de Vizcaya, Amaia Fernández (derecha) y la catedrática de Ciencia Política Edurne Uriarte (izquierda), este sábado en la presentación de la Asociación Esteban Garibay. EFE/LUIS TEJIDO

El exdelegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha presentado este sábado la asociación Esteban de Garibay, que nace para fortalecer el vínculo entre los vascos y navarros con España, frente al auge del nacionalismo y para construir una historia real de lo que fue ETA.

En una comparecencia en Bilbao, Urquijo, presidente de la nueva asociación, que surge con el ejemplo de la Sociedad Civil Catalana y desde el recuerdo de lo que fueron Basta Ya, Foro de Ermua y la Fundación para la Libertad, ha dado a conocer la iniciativa para "hacer frente al retroceso de la identidad española en el País Vasco y Navarra" ante el auge del nacionalismo "desaforado e imparable".

Arropado por la que fuera presidenta del PP vasco María San Gil, la actual presidenta del PP de Vizcaya, Raquel González, la catedrática de Ciencia Política Edurne Uriarte y el periodista Santiago González, Urquijo ha explicado que Esteban Garibay fue "ejemplo de normalidad al asumir su condición de vasco y de español". Nacido en el siglo XVI en Mondragón, Garibay fue cronista real y bibliotecario de Felipe II, así como el segundo escritor en euskera, después de Beñat Etxepare.

La asociación luchará "para desenmascarar" las falsedades sobre la historia y lo que es en realidad el País Vasco como "potencia económica" que el nacionalismo le atribuye, sin reconocer que, en parte, "la tiene por la solidaridad del resto de España", y como ejemplo ha puesto el pago de 3.400 millones de euros por el déficit de las pensiones en el País Vasco en el 2017.

Busca así "divulgar un relato veraz sobre la normalidad con la que durante siglos la identidad vasca y española estuvieron indisolublemente unidas y de la que todo el mundo estuvo orgulloso", "explicar que sin la solidaridad de los españoles, el País Vasco sería una ruina en pocos meses, y también que ETA fue un grupo terrorista ultranacionalista que quiso imponer un proyecto totalitario a través de las armas", ha resumido Urquijo.

Para participar, "solo se exige la defensa de la libertad, el amor al País Vasco y Navarra, y la pasión por España, y la adhesión a los valores de la Constitución del 78", ha sentenciado Urquijo.

CONFERENCIAS Y PREMIOS

Junto a él, forman la junta directiva de la asociación el filósofo Fernando Savater, el cineasta Iñaki Arteta, la secretaria general de Nuevas Generaciones del PP vasco, Beatriz Fanjul, Juan Félix Huarte, sobrino de un empresario secuestrado por ETA, y Conchita Martín, viuda del teniente coronel Pedro Blanco García, asesinado por ETA en el 2000.

Esteban de Garibay celebrará un ciclo de conferencias, de las que la primera cuestionará retóricamente si el final de ETA conlleva su impunidad, en la que participarán el que fuera secretario general de la presidencia del Gobierno de José María Aznar, Javier Zarzalejos, el presidente de la Audiencia Provincial de Madrid, Juan Pablo González, y el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero.

Asimismo, la nueva asociación prevé otorgar un premio anual a quienes destaquen por su defensa de los valores constitucionales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Nace la asociación Esteban de Garibay, una unión de navarros y vascos para frenar el auge del nacionalismo