SOCIEDAD

El artista que sueña con la música desde una panadería de Barañáin: "Quiero que mi voz se expanda por el mundo"

Rawan Diallo, senegalés de 25 años que lleva desde el 2015 viviendo en Pamplona, actúa este jueves 27 de agosto en la Ciudadela dentro del festival III Musika en Marcha Fest.

El músico Rawan Diallo cantará en el festival III Musika en Marcha Fest de la Ciudadela de Pamplona. MIGUEL OSÉS
El músico Rawan Diallo cantará en el festival III Musika en Marcha Fest de la Ciudadela de Pamplona. MIGUEL OSÉS

De rapear con once años en Dakar, a fundar una banda en Salamanca, previo paso por el conservatorio en Senegal por el consejo de un productor a quien le gustaba su voz.

La vida de Rawan Diallo (1995, Senegal) ha estado marcada desde el primer momento por la música. Y desde el 2015, también por Pamplona. Llegó a la capital navarra tras un concierto en Francia para visitar a su hermana y sobrinos, y, desde entonces, se siente ‘tan a gustico’ que se ha quedado. ”Viviré donde la música me mande; de momento, estoy contento en Pamplona”.

Con motivo de su concierto este jueves 27 de agosto, enmarcado dentro del  III Musika en Marcha Fest en la Ciudadela de Pamplona, Diallo atiende a NAVARRA.COM en su estudio de la calle Mercaderes.

¿Cómo definiría su estilo musical?

Hago música del mundo, no tengo fronteras. A la hora de componer, puedo crear una canción que incluya algo de flamenco, con base de rock… Lo que sí soy, en esencia, es una voz afro.

¿Qué fue lo que le llevó a vivir en España?

Siempre he tenido lazos con este país. A los doce años, hice en Senegal un documental con una productora española. Además, el primer representante que tuve en África, Nicolás de la Carrera, es de aquí. Tuve la oportunidad de dar conciertos y participar en festivales en Francia y España, y me quedé para formar una banda en Salamanca.

Sin embargo, desde el 2015 ha vivido en Pamplona.

Sí, nunca he querido alejarme mucho de esta ciudad, por la tranquilidad. Con la banda, dábamos muchos conciertos y nos íbamos de gira. Pero ahora lo he tomado más tranquilo. La banda la he dejado porque son buenos músicos pero no me da la vida con el trabajo.

¿Es muy diferente el ambiente musical de Salamanca al de Pamplona?

Aquí el mercado musical no es tan amplio, pero cada vez noto que la gente se interesa más por el idioma en el que canto, el estilo... Antes viajaba a tope con la banda, pero ahora tomo la música de manera más tranquila.

Ha comentado antes que trabaja en algo más a parte de la música.

Sí, soy panadero. Cuando llegué a Pamplona, trabajé un tiempo en una tienda de ropa, pero hace cuatro años que trabajo haciendo buen pan en la panadería Ángel Munárriz de Barañáin. De todos los trabajos que he tenido, además de cantar, es que el más me gusta.

Rwan Diallo, durante la entrevista concedida a NAVARRA.COM en su estudio de la calle Mercaderes. MIGUEL OSÉS

Da la sensación de que en España cada vez recalan más estilos extranjeros, como el afro trap, ¿ha planteado reconducir su música a este género?

La música es algo tan enorme, como un mar. Y existen tantos estilos, como el afro trap o el afro pop, que los artistas nos vamos moviendo. Pero yo lo que hago es música. Me iré adaptando al mercado porque hace falta vivir, pero sin alejarme mucho de mi estilo.

¿Por qué no pertenece a ninguna discográfica?

No quiero tener ataduras. Produzco en el estudio de mi casa, con mi teclado y la ayuda de videoconferencias con un profesor de Miami. Es la manera de que la música sea mía. Aunque es cierto que mis dos videoclips han ido de la mano de productoras.

El músico Rawan Diallo utilizando un programa de edición musical en su propio estudio de grabación. MIGUEL OSÉS

Tiene dos singles publicados, Let Me Love U (agosto 2019) y My Zik Life (febrero 2020). ¿Cuál es el siguiente proyecto en mente?

Estoy dentro de un proyecto llamado Ciudadanos del Mundo, en el que cuento todo lo que he ido viviendo en mis viajes. La idea es sacar el single junto con el videoclip, grabar una parte aquí y otra en Senegal, si es que el Covid-19 nos deja.

¿Qué sueño le queda por cumplir?

Tan solo uno, no. Varios. El primero, lograr que mi música se expanda por el mundo. El segundo, puede parecer una tontería, pero poder tener mi propio estudio para producir música a quienes no tengan la oportunidad por su cuenta. Sé lo difícil que es porque, si no llega a ser por Nicolás, me hubiera costado mucho más llegar hasta aquí.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El artista que sueña con la música desde una panadería de Barañáin: "Quiero que mi voz se expanda por el mundo"