SOCIEDAD

Un municipio navarro lanza una encuesta para analizar la corresponsabilidad de sus ciudadanos

 El mensaje que ha llegado a los vecinos de la localidad hace incapié en el diferente impacto de la crisis del Covid-19 en hombres y mujeres.

Una mujer trabaja con su ordenador portátil. ARCHIVO
Una mujer trabaja con su ordenador portátil. ARCHIVO  

El Pacto Local por la conciliación de la vida personal, familiar y comunitaria de hombres y mujeres del Valle de Egüés-Eguesibar, firmado el pasado mes de octubre, da un paso más este verano en su desarrollo. Y lo hace desde el propio Ayuntamiento, que plantea una encuesta sobre corresponsabilidad en las entidades y los pueblos del Valle con los siguientes objetivos:

Aprovechar la experiencia de estos últimos meses para abrir un proceso de reflexión en torno a los modelos de reparto de los cuidados en las familias, sus consecuencias y la corresponsabilidad como alternativa; Sensibilizar a las vecinas y vecinos sobre la necesidad de desarrollar prácticas de conciliación corresponsable; Recoger las demandas planteadas por los vecinos y vecinas, asociaciones, entidades, empresas, etc, en torno a sus necesidades e informar sobre el Pacto Local por la Conciliación y avanzar en su desarrollo. 

El mensaje que ha llegado a los vecinos de la localidad hace incapié en el diferente impacto de la crisis del Covid-19 en hombres y mujeres y sus diferentes condiciones respecto al empleo y a los cuidados han determinado las consecuencias del confinamiento y la repercusión de las medidas adoptadas.

Por ello, se pide a los habitantes del Valle de Egüés-Eguesibar que rellenen la siguiente encuesta de corresponsabilidad.

Cabe recordar que, en octubre de 2019, el Ayuntamiento del Valle de Egüés junto con los partidos políticos, algunos Concejos, apymas y asociaciones del Valle firmaron un Pacto Local por la Conciliación.

Un Pacto Local por la Conciliación es un espacio para reflexionar cómo el reparto de tiempos y tareas de cuidados afecta de manera diferente a hombres y mujeres y crea condiciones de desigualdad y un compromiso para que mujeres y hombres concilien mejor sus tiempos de vida personal, familiar, comunitaria y laboral. 

Superar la idea de que la conciliación es una tarea de las mujeres y mejorar el bienestar de la ciudadanía pasa por facilitar más y mejores servicios y recursos de conciliación. Partidas que se adapten a todos los modelos de familia con sus diferentes necesidades y por fomentar nuevas formas de organización del trabajo.

Pero también, de forma complementaria e imprescindible, por impulsar un cambio de mentalidad a partir de edades tempranas en el ámbito educativo y familiar así como favoreciendo la sensibilización en las distintas etapas y contextos vitales adultos: educativo, social, sanitario, político, económico, comunitario, asociativo y sindical. 

El desarrollo del Pacto implica a la administración, a las familias, las empresas y las organizaciones locales. El ámbito local, por su proximidad, es el marco idóneo para la promoción y gestión de recursos y servicios para la conciliación, así como para el fomento de la ética del cuidado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un municipio navarro lanza una encuesta para analizar la corresponsabilidad de sus ciudadanos