PREMIUM  DÍA DE LA MUJER

Miles de personas tiñen Pamplona de morado para reivindicar los derechos de las mujeres

Una multitudinaria concentración ha llenado el Paseo de Sarasate con motivo de la huelga feminista celebrada este 8 de marzo.

Miles de personas se han concentrado en el Día Internacional de la Mujer frente al Monumento a los Fueros en el Paseo Sarasate de Pamplona en apoyo a la huelga feminista. EFE/Jesús Diges
Miles de personas se han concentrado en el Día Internacional de la Mujer frente al Monumento a los Fueros en el Paseo Sarasate de Pamplona en apoyo a la huelga feminista. EFE/Jesús Diges   jdiges

Miles de mujeres se han congregado este jueves en el Paseo de Sarasate de Pamplona para expresar su adhesión a la huelga feminista de este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, que culminará con una manifestación por las calles de la capital navarra. Una imagen que también se ha repetido en diferentes puntos de la geografía navarra como Tudela.

La multitudinaria concentración, que ha reunido a personas de todas las edades, se ha extendido desde los acceso de la plaza del Castillo hasta más allá del cruce de la calle San Nicolás, con presencia de numerosas banderas y símbolos morados.

Las personas que se están manifestando, algunas de ellas también hombres, han portado diversas pancartas y multitud de lemas como 'Ni sumisas ni pasivas, estudiantes combativas', 'Somos manada feminista hacia la huelga', 'Cabemos todos' o Sin nosotras no se puede, todos por la igualdad.

Esta es una de las movilizaciones que se celebran a lo largo de la jornada en Navarra con motivo de la huelga feminista. Ya se han celebrado concentraciones del Ayuntamiento de Pamplona y del Parlamento de Navarra, unas movilizaciones a las que se han adherido otras instituciones navarras, entre ellas el Gobierno foral.

De hecho, numerosas parlamentarias se han adherido a esta concentración y han dejado sus escaños vacíos, aunque no han renunciado a cobrar su sueldo por 'acudir a trabajar'.

Además, en el Parlamento foral se ha avivado la polémica tras colocar un delantal en su fachada y poner en cada asiento de los parlamentarios otro mandil.

Sin embargo, como no estaba previsto entre las movilización que iba a realizar la Cámara de Navarra han sido retirados antes de dar comienzo a un pleno con prácticamente la mitad de políticos en su interior.

Tampoco Podemos en Navarra se ha quedado al margen de la controversia y uno de sus representantes, Carlos Couso, que también ha secundado la huelga; ha saltado a la palestra con unas declaraciones en las que afirmaba que su mujer "quería comprar una turmix y una máquina para barrer".

La movilización del Paseo de Sarasate, convocada por el movimiento feminista, se ha centrado en cuatro ejes. Por un lado, el estudiantil, "porque el sistema educativo reproduce el sistema patriarcal que nos oprime", ante lo que llaman a no acudir a los centros de estudio.

El segundo eje es el consumo, "porque el sistema capitalista nos oprime y nos convierte a las mujeres en objeto de consumo", ante lo que piden no consumir ni en comercios ni en establecimientos hosteleros a lo largo de todo el día.

En tercer lugar, citan los cuidados. Según señalan, las mujeres "realizamos tareas fundamentales para el sostenimiento de la vida mientras se nos invisibiliza y excluye socialmente". Por ello, llaman a no realizar a lo largo de todo el día ninguna tarea relacionada "con los cuidados de quiénes habitualmente sostenemos".

Por último, en términos laborales, afirman que las mujeres "quedan relegadas a los trabajos peor valorados socialmente y bajo condiciones laborales precarias", por lo que llaman a la huelga en el ámbito laboral.

LEVES INCIDENCIAS POR LA HUELGA

La repercusión de esta huelga feminista, a falta de conocer más datos, ha producido, por ejemplo, que las villavesas de Pamplona registren retrasos puntuales, a pesar de que los servicios mínimos han funcionado "con normalidad".

Además, el sindicato LAB se ha dedicado en este día de celebración y lucha por los derechos de la mujer a colocar varios delantales en lugares 'simbólicos' de la capital navarra como el monumento al Encierro, la estatua de Carlos III o en la hornacina de San Fermín. 

Precisamente, allí una decena de activistas feministas han tapado la imagen del Santo y se han reído a través de las redes sociales de 'feminizar' a San Fermín llamándole "Santa Fermina".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Miles de personas tiñen Pamplona de morado para reivindicar los derechos de las mujeres