• lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 08:43

 

 
 

CULTURA

La mitad de los navarros hacen una única visita al año a monumentos culturales de la Comunidad Foral

Al mismo tiempo, según una encuesta, el 41% dice hacer una visita cultural al mes.

Un vista del castillo de Olite, en Navarra. ARCHIVO.
Un vista del castillo de Olite, en Navarra. ARCHIVO.

El turista cultural navarro presenta costumbres muy variadas, tal y como ha revelado una encuesta realizada el último trimestre de 2020 por la empresa Guiarte, gestora del patrimonio cultural de la Zona Media de Navarra. De hecho, un 45% de los visitantes locales que acudieron al Palacio Real de Olite afirmaron que entre sus hábitos turísticos figura una visita anual a monumentos del patrimonio cultural navarro.

Al mismo tiempo, casi la misma cantidad, un 41%, indicó que sus visitas a espacios patrimoniales se producen una vez al mes, una frecuencia mucho más elevada.

Las respuestas fueron obtenidas de un total de 300 encuestados que visitaron a final de año el Palacio Real de Olite, monumento más visitado de Navarra. Guiarte dirige también las visitas a los yacimientos arqueológicos de la Ciudad Romana de Andelos (Mendigorría) y La Villa de las Musas (Arellano), la Villa Medieval de Ujué, monumentos de Tafalla, recinto amurallado de Rada y Santa María de Eunate, entre otros espacios.

NATURALEZA CON MONUMENTOS

Al inicio de la crisis por covid-19, desde Guiarte se diseñaron una serie de medidas para adaptar la actividad del Palacio Real de Olite y demás recursos turísticos y tratar así de sobrellevar las dificultadas impuestas. “Contar con el apoyo de la Dirección General de Turismo ha sido fundamental para superar el año 2020”, subraya Katrin Setuain, socia de Guiarte. En esta línea, el sondeo impulsado por la empresa analiza los hábitos e intereses culturales actuales del público local para adaptar su oferta a ambas circunstancias.

Los resultados de la encuesta han confirmado otra de las tendencias detectadas el año pasado a consecuencia de las restricciones impuestas por la pandemia. En los meses siguientes al confinamiento inicial, el 63% de los encuestados señalaron su preferencia por las visitas a espacios naturales antes que al patrimonio cultural.

Una disposición que, añadida a los cierres perimetrales, ha incidido en la reducción del 60% de las visitas del público que acudió el año pasado el Palacio Real de Olite, respecto a 2019. Similar descenso de visitantes se ha registrado en otros monumentos. No obstante, destaca el 100% de los turistas encuestados que afirmaron que recomendarían a otras personas visitar este monumento.

Desde este punto de vista, los gestores patrimoniales subrayan la proximidad que existe en Navarra entre los espacios monumentales y naturales por lo que trabajan en impulsar una oferta sinérgica que combine los dos ámbitos.

Ante el actual horizonte de 2021, Guiarte se plantea otro objetivo prioritario: la recuperación de las visitas escolares, un reto que trabajan de la mano de la asociación de empresas gestoras de turismo cultural de Navarra Ondarezain, en colaboración con la Dirección General de Cultura del Gobierno foral.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La mitad de los navarros hacen una única visita al año a monumentos culturales de la Comunidad Foral