SOCIEDAD

El misionero navarro Jesús María Lusarreta cuenta la historia de las villavesas en Cuba

Lusarreta ha participado en la presentación del Domund 2016 que en esta edición tiene como lema 'Sal de tu tierra'.

El arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez, acompañado de delegados y misioneros, presenta el Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND) en el arzobispado (1). IÑIGO ALZUGARAY
El arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez, acompañado de delegados y misioneros, presenta el Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND) en el arzobispado (1). IÑIGO ALZUGARAY  

Nuestra cultura es de donde nacemos y yo soy navarro” así se presenta Jesús María Lusarreta, un misionero navarro nacido en Lumbier que lleva 23 años en Cuba. Jesús María no ha olvidado nunca a Navarra, que según nos cuenta, ha sido la que más le ha ayudado a hacer realidad sus proyectos en Cuba.

Al llegar a Cuba,“empezamos puerta a puerta, casa por casa”, Jesús María cuenta que aunque la gente en cuba era amable y los recibía muy bien no tenían noción sobre la fe y resultaba complicado crear comunidad y ayudarles en lo que necesitaran. De casa en casa se dieron cuenta de que había mucha gente mayor que vivía sola y había muchos niños con síndrome de Down que necesitaban ayuda y tiempo.

Fue así como se crearon la residencia de ancianos de La Milagrosa y el hogar para niños con Síndrome de Down que el Gobierno de Navarra le ayudó a construir también volvió a Cuba con dos villavesas y dos ambulancias para los ancianos de la villavesa.

A los años, un comedor frente a la residencia se desplomó y vieron una oportunidad de aprovechar el solar para ampliar su ayuda y ofrecer más servicios.

UNA CURIOSA RESIDENCIA DE ANCIANOS

Jesús María no ha querido que le faltase nada a la residencia de ancianos y es por esta razón que además de comida y un techo para aquellos que lo necesiten cuenta con una curiosa peluquería, que aunque se llama "peluquería" hace las veces de aseos, lavandería y, por supuesto, peluquería para peinarse y hacerse la manicura. Además, hay una villavesa que lleva a los ancianos de un lugar a otro.

“CUBA ERA COMO UN BOSQUE TALADO”

Varios religiosos navarros, después de que Jesús María se trasladase a Cuba, le ayudaron a buscar la financiación y le pusieron en contacto con el Gobierno de Navarra que le ofrecieron las 5 villavesas y otras tantas ambulancias para su centro de mayores en Cuba.

Yo sólo quería una, pero no sé si por egoísmo y cómo no sabía que iba a pasar, me llevé dos”, el gobierno cubano dejó entrar los vehículos a cambio de quedarse una de las ambulancias y una de las villavesas para una de sus residencias de ancianos.

Lusarreta ha señalado que, cuando llegó, Cuba era “como un bosque talado” pero ha explicado que un bosque talado con agua y sol puede volver a brotar, "los cubanos querían creer". tras 23 años, son una comunidad integrada

LA IGLESIA CELEBRA EL PRÓXIMO DOMINGO EL DOMUND

La Iglesia celebra el próximo domingo 23 de octubre el Domund 2016 que en esta edición tiene como lema 'Sal de tu tierra'. El pasado año, se recaudaron en Navarra un total de 647.586 euros que se destinaron a más de 1.300 diócesis del mundo, sobre todo, de África, Sudamérica y Asia.

En la actualidad, hay 852 misioneros de Navarra por el mundo, con una media de edad de unos 70 años. En total, son más de 100.000 los misioneros que trabajan día a día con los más necesitados, de ellos, 13.000 de España.

Todos estos datos han sido dados a conocer este jueves en una rueda de prensa en la que han estado presentes el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez y el delegado de Misiones, José María Aícua. Junto a ellos, han comparecido Jesús María Lusarreta, misionero Paúl en Cuba, e Isabel Azcárate, misionera en Madagascar, que han contado su experiencia.

En concreto, Francisco Pérez ha puesto en valor el trabajo de los misioneros en el mundo, quienes "aportan lo más genuino del amor". "Salen de su tierra y se embarcan para buscar a los que están faltos de amor", ha resaltado el arzobispo, quien ha destacado que donde quiera que va siempre hay un misionero navarro, "Navarra tiene unas raíces misioneras", ha ensalzado.

En su opinión, "una de las enfermedades modernas es el encerramiento en nuestro pequeño mundo" y ha puesto de relieve que, frente a ello, los misioneros "salen de sus comodidades". Por ello, ha animado a todas las personas a colaborar con el Domund y a ayudar con su generosidad a los misioneros, que "están ayudando a mucha gente".

Por su parte, el delegado de Misiones, José María Aícua, ha destacado que el Domund celebra este año su 90º aniversario, lo que la convierte en "una de las campañas más antiguas y más vivas en el mundo".

Según ha señalado, los objetivos del Domund son "orar por los misioneros, que nuevos jóvenes cojan la antorcha de San Francisco Javier y la generosidad económica en la colecta" para mantener las misiones. "La Iglesia está al servicio de todos los hombres y mujeres, especialmente de los pobres", ha resaltado.

El pasado año, ha detallado, se recaudaron en todo el país un total de 13.720.000 euros en la colecta, de ellos, 647.586 euros en la Comunidad foral, lo que supone un incremento del 8% en comparación con el Domund de 2014.

También ha tomado la palabra Jesús María Lusarreta, misionero Paúl en Cuba, donde lleva 23 años. "Descubrí que Cuba era como un bosque talado, que si le echas agua y sale el sol vuelve a brotar", ha destacado, para señalar que está "muy contento" en el país. Según ha dicho, en su labor como misionero ha descubierto que "la gente es más buena de lo que parece" y que "tienen hambre de Dios".

Asimismo, Isabel Azcárate ha relatado sus vivencias durante los 41 años que lleva como misionera en Madagascar, "una isla que debiera ser rica, pero que desgraciadamente no es así". Ha reconocido que los problemas de Madagascar le crean "impotencia", pero ha remarcado que al mismo tiempo le generan retos que "junto con el pueblo los puedo conseguir".

"El fin del misionero es ir a donde te necesitan aunque no te quieran, y salir cuando ya no te necesitan aunque te quieran", ha expuesto Azcárate, quien ha agradecido a la Iglesia, a los navarros y a todos los españoles su colaboración con los misioneros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El misionero navarro Jesús María Lusarreta cuenta la historia de las villavesas en Cuba