PREMIUM  ECONOMÍA

Microcréditos en Navarra: éste es el perfil de los emprendedores que han llegado a crear hasta 500 empleos

Un estudio desvela el impacto de los créditos de MicroBank en la Comunidad Foral, donde hay expectativa de seguir haciendo contrataciones.

Antoni Vila, presidente de MicroBank.
Antoni Vila, presidente de MicroBank.  

Casi 500 puestos de trabajo, en concreto 493, pudieron crearse en Navarra durante 2015 gracias, en buena medida, a la concesión de créditos de MicroBank. Así lo confirma un informe realizado por el Instituto de Innovación Social de la escuela de negocios ESADE, que avanza que a nivel nacional los puestos creados han llegado a 21.321 con los créditos de este banco social participado íntegramente por CaixaBank.

“Desde su fundación, en 2007, el apoyo de MicroBank a través de préstamos de pequeño importe ha sido una pieza clave para la generación de 155.000 empleos -ha destacado Antonio Vila, presidente de MicroBank- con una repercusión significativa en el bienestar de las familias y en el crecimiento económico”.

El Informe sobre el impacto de los microcréditos, realizado en base a una encuesta entre beneficiarios de préstamos de MicroBank por sexto año consecutivo, extrae como una de las principales conclusiones que este tipo de financiación ha facilitado la creación de empleo, tanto sea en procesos de constitución de nuevos negocios como de ampliación de los ya existentes. De hecho, un 93% de los emprendedores financiados sigue trabajando en su propio negocio y un 29% ha contratado algún trabajador desde la concesión del microcrédito.

“La relación entre los microcréditos y la creación o consolidación del empleo queda reflejada en el hecho de que un 93% de los microcréditos trabaja en su propio negocio y un 29% ha contratado algún trabajador desde la concesión del microcrédito” ha indicado Mar Cordobés, investigadora del Instituto de Innovación Social de ESADE y autora del informe.

Es significativo destacar que el 43% de los emprendedores afirma que tiene previsto contratar a algún trabajador en los próximos 12 meses. En estos casos, la expectativa es incorporar dos empleados de media por microempresa.

EL MICROCRÉDITO, FUNDAMENTAL EN LA MITAD DE LOS BENEFICIARIOS

Los microcréditos son uno de los principales instrumentos para facilitar el acceso al crédito, como se refleja en el hecho de que el 50% de los encuestados asegura que no podría haber abierto o ampliado su negocio sin contar con un microcrédito. Otro 27% cree que lo podría haber hecho, pero con muchas dificultades.

Además, los ingresos generados por una microempresa son la principal fuente retributiva para una persona en el 30% de los casos, mientras que lo es para dos personas en el 27% de las iniciativas empresariales. Estas cifras ponen de manifiesto la importancia crucial que tiene el éxito de los negocios no sólo para el emprendedor sino también para su entorno más inmediato.

En el 30% de los casos, la contribución de los ingresos del emprendedor al presupuesto familiar es superior al 75%, mientras que en otro 29% representa entre el 50% y el 75%. Sólo en el 14% de las iniciativas esta contribución supone menos del 25% del presupuesto familiar.

LAS RAZONES PARA EMPRENDER

Las razones para la apertura del negocio merecen un capítulo aparte. El emprendimiento por necesidad (es decir, aquellas personas que quieren abrir su propio negocio porque no tienen una mejor opción en el mercado laboral) representa un 20% de los beneficiarios de un préstamo de MicroBank destinado a montar una microempresa en 2015. Se trata de emprendedores que o bien no tenían un puesto de trabajo o temían perderlo.

Las personas que han pedido un préstamo se muestran optimistas respecto a su futuro. Un 70% cree que su negocio crecerá bastante o moderadamente en los próximos meses, mientras que un 26% asegura que se mantendrá estable. Sólo un 1% pronostica que las ventas caerán y que deberá cerrar.

Basándose en el desarrollo actual de la empresa, un 57% afirma que funciona bien y un 12% considera que va muy bien. Además, un porcentaje mayoritario de los que han ampliado un negocio existente dicen que su negocio va mejor que el año anterior, y únicamente un 6% alerta de que va peor.

Los emprendedores están convencidos de que abrir un negocio propio permite afrontar nuevos retos y desarrollar nuevas habilidades profesionales, aunque el 92% manifiesta ser consciente de que implica más dedicación y menos seguridad y estabilidad que un trabajo asalariado.

LA MAYORÍA DESTINA LA FINANCIACIÓN A AMPLIAR SU EMPRESA

Del análisis de la encuesta realizada por ESADE se extrae que el 67% de los microcréditos otorgados en 2015 se han destinado a ampliar un negocio existente, mientras que el otro 33% ha servido para poner en marcha nuevas iniciativas. El 72% de las empresas no tienen forma jurídica propia y los que las lideran son autónomos. La sociedad limitada es la forma jurídica más habitual, con el 21% de los casos, mientras que el resto obtiene porcentajes muy residuales.

La mayor parte de los negocios creados tienen un solo propietario (72%) o dos (22%), lo que pone de manifiesto la preponderancia de autónomos.

Un capítulo importante es el referido al sector de actividad que eligen los beneficiarios de los microcréditos para desarrollar su actividad. El 48% de los negocios se enmarcan en el capítulo de los servicios profesionales, seguido del comercio minorista, con un 29%, y la hostelería y la restauración. Aumentan ligeramente los que están relacionados con las nuevas tecnologías respecto a años anteriores (un 4% del total).

LOS PERFILES DE NEGOCIOS CREADOS

En el apartado de los servicios profesionales, se encuentran actividades diversas, desde las relacionadas con los centros de estética y peluquerías hasta despachos de abogados, asesorías, taxis, empresas de transporte o estudios de fotografía.

El análisis del perfil del emprendedor ayuda a completar la visión sobre el tipo de cliente que suscribe un microcrédito para financiarse. Los hombres representan un 50% del total, frente a un 31% de mujeres. El otro 19% corresponde a préstamos concedidos a personas jurídicas.

Como se ha constatado también en estudios anteriores, el grupo mayoritario lo constituyen los emprendedores de entre 36 y 49 años, que conforman el 42% de la muestra, seguidos de la franja entre 26 y 35 años, que representan un 20% del total. El beneficiario de un préstamo de Microbank tiene como promedio 40 años.

La mayor parte de los que han recibido un microcrédito tienen estudios secundarios (un 42%), seguidos de los que tienen estudios superiores (un 32%), que han aumentado respecto a datos de informes anteriores. La proporción de emprendedores sin estudios se mantiene muy bajo y no supera el 1%.

Respecto al origen geográfico, como en los informes anteriores el 75% del total son españoles. A mucha distancia, con un 17%, se sitúan los provenientes de América y un 6%, de otros países europeos. Los que han llegado de Asia o África apenas llegan al 1%.

Un 65% del total ya trabajaban como autónomos antes de la concesión del microcrédito y un 19% era asalariado. La proporción de emprendedores provenientes de una situación de desempleo se cifra en un 15%, un porcentaje inferior al registrado en informes anteriores, un comportamiento posiblemente relacionado con la recuperación económica.

MICROBANK, ESPECIALIZADO EN MICROFINANZAS

Participado íntegramente por CaixaBank, MicroBank es el único banco en España dedicado exclusivamente a la financiación de proyectos a través de microcréditos. El banco ofrece préstamos destinados a autónomos, emprendedores y microempresas; y microcréditos personales y familiares, que tienen como objetivo atender necesidades que permitan superar una dificultad temporal y faciliten el desarrollo personal y familiar. 

En la concesión de los microcréditos, además de la red de más de 5.200 oficinas de CaixaBank, colaboran entidades que aportan conocimiento de las personas destinatarias de los créditos, además de asesorar y realizar el seguimiento de los proyectos. Hasta la fecha, MicroBank ha firmado convenios con 566 entidades sociales de toda España que velan por la viabilidad de los proyectos financiados.

Las entidades sociales colaboradoras son organizaciones de todo tipo con experiencia en acciones de asistencia económica o social dirigidas a potenciar la creación de microempresas, fomentar el autoempleo e incentivar la actividad emprendedora.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Microcréditos en Navarra: éste es el perfil de los emprendedores que han llegado a crear hasta 500 empleos