• miércoles, 01 de diciembre de 2021
  • Actualizado 05:08

 

 
 

ECONOMÍA

Reclaman elaborar un plan en Pamplona para reabrir los mercadillos y proponen disgregar el de Landaben

Mientras el Gobierno foral asegura que el cierre de los mercadillos ha afectado al sector primario, CCOO y Gaz Kaló piden al Ejecutivo un plan de rescate.

Primer día del mercadillo al aire libre de Villava desde que se decretó el Estado de Alarma. PABLO LASAOSA
Primer día del mercadillo al aire libre de Villava desde que se decretó el Estado de Alarma. PABLO LASAOSA

El grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona ha presentado para su debate el martes en la Comisión de Presidencia una propuesta de declaración instando a las áreas de Gobierno Estratégico y de Seguridad Ciudadana a "elaborar con urgencia y presentar un plan de reactivación de la venta ambulante en Pamplona".

Un plan que "debería contener una propuesta que incluya la localización, tipos y cantidad de puestos; organización del personal, señalización del perímetro, accesos y salidas, medidas de seguridad para las personas que atienden los puestos de venta, funcionamiento interior del Mercadillo, aforo, fechas, horario y tamaño de los puestos de venta", ha apuntado en una nota la coalición.

"Los mercadillos en pueblos y ciudades cumplen también una función social tanto para productores como para usuarios o vendedores/as. Los mercados ambulantes son importantes vías de comercializacion para agricultores y en su gran mayoría son productores locales y de cercanía", argumenta el texto de EH Bildu que recuerda que localidades como Zizur, Alsasua, Aoiz o Villava, "ya han abierto sus mercadillos".

Respecto al mercadillo de Landaben, la coalición ha planteado "disgregarlo en tres ubicaciones posibles en diferentes partes de la ciudad para reducir riesgos ante posibles aglomeraciones de gente". A la espera de un informe técnico que lo avalara, ha propuesto la propia de Landaben para la zona oeste de la ciudad, Lezkairu para la zona sureste y el parque del Runa, en la Rochapea, para la zona norte.

El grupo municipal ha planteado que los puestos "se limiten a la alimentación y a cuestiones esenciales cuya venta esté autorizada" y que quienes pretendan instalarlo no provengan de zonas lejanas "para evitar ese tipo de desplazamientos que no serían convenientes en estos momentos por razones de contagio, ni están todavía contemplados en las normativas de movilidad". En último lugar, EH Bildu también ha propuesto estudiar la apertura de un plazo "para que otras familias o pequeñas empresas productoras agrícolas puedan incorporarse a estos mercados".

La coalición busca, de esta manera y "siempre teniendo en cuenta de forma rigurosa los protocolos sanitarios", "proteger al pequeño productor de cercanía; seguir fomentando una economía más justa y de cercanía; cuidar de nuestro medio ambiente; ofrecer garantías de salud a la hora de la compra; y mantener una gestión pública de espacios de venta".

PIDEN "UN PLAN DE RESCATE PARA LA VENTA AMBULANTE"

Por su parte, CCOO y Gaz Kaló, organizaciones que colaboran a nivel estatal con la plataforma gitana Khetane, han pedido al Gobierno de Navarra "un plan de rescate ante la delicada situación que atraviesa el comercio ambulante, un sector económico estratégico para la población gitana, entre otros".

En un comunicado, ambas organizaciones han advertido de que se trata de un sector que "ya padecía problemas estructurales antes de la aparición del Covid-19 y que ahora se está viendo muy afectado por la crisis que atravesamos".

Por eso, han advertido de que "si no se toman medidas rotundas, en torno a un 75% de la población gitana quedará en una situación de precariedad absoluta que puede transformar esta crisis sanitaria en una de carácter humanitario".

"En España hay más de 3.500 mercadillos que se celebran cada semana, y tras ellos, 40.000 autónomos y miles de familias viven de esta actividad económica", han subrayado ambas entidades.

Por todo esto, CCOO y Gaz Kaló han pedido al Gobierno de Navarra "un plan de rescate que incluya la implementación de medidas extraordinarias que modernicen la imagen, prestaciones, servicios y productos del mercado, entendiendo esto como una expresión del comercio local y de proximidad".

"Este plan debe abordarse desde el enfoque de lucha contra la exclusión social y debería prohibir la deslocalización de los mercados a zonas periurbanas", han sostenido.

Según han expuesto, "el sector necesita que se redacte una ley marco con la participación de todos los agentes implicados, una ley específica del comercio ambulante que reconozca la diversidad, las características y los elementos específicos que la componen". "De este modo, los mercados podrán competir con las grandes superficies y los productos 'lowcost'", han apuntado.

Para CCOO y Gaz Kaló, "otro aspecto fundamental que debería recoger esta ley es que todos los ayuntamientos que tengan en su territorio un mercado de venta ambulante deban tener una Mesa de Trabajo en la cual estén representados los vendedores ambulantes y en la que se realice un seguimiento de la evolución del mismo y tenga capacidad para hacer propuestas que se eleven a su respectivo gobierno municipal".

Asimismo, han considerado importante "habilitar una unidad policial especial para la gestión de los mercados", lo que, a su juicio, "mejoraría la confianza entre los agentes y los comerciantes y sería más fácil también detectar posibles irregularidades".

EL GOBIERNO DESTACA EL IMPACTO SOBRE EL SECTOR PRIMARIO

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, Itziar Gómez, ha explicado que el cierre de los circuitos comerciales ligados al canal de hostelería y restauración así como el cierre de comedores escolares y mercadillos ha causado un "impacto muy negativo" en el sector primario en el actual contexto de crisis de coronavirus.

Itziar Gómez ha explicado, en el pleno del Parlamento en respuesta a una pregunta de Geroa Bai, que su departamento "ha considerado prioritario agilizar la toma de decisiones y mantener un canal de comunicación directo con el sector para conocer las necesidades derivadas de la situación que plantea la crisis y tenerle informado de las decisiones que se adopten de forma acordada".

La consejera ha destacado algunas medidas aprobadas por el Gobierno de Navarra, como una partida de 3 millones para apoyar al sector agrícola y ganadero en la crisis, o las ayudas directas extraordinarias a los trabajadores autónomos agrarios, con cuantías de 700 a 1.200 euros. También se ha lanzado una campaña de promoción para fomentar el consumo de producto local.

La parlamentaria de Geroa Bai María Solana ha valorado las medidas puestas en marcha por el Gobierno foral, "en permanente contacto con el sector", y ha afirmado que "la pandemia ha puesto de relieve la importancia del sector primario". "La función que cumple no siempre es visible y reconocida, pero en situaciones excepcionales como las actuales es cuando se pone en valor el gran trabajo que realiza", ha destacado.

APLANAR LA CURVA DE LA PANDEMIA Y DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Asimsimo, Gómez ha llamado a “aplanar al tiempo la curva de la pandemia y la del cambio climático” y ha pedido que no se olvide hacer frente a la crisis climática.

En el pleno de control al Gobierno ha señalado que “esta crisis climática puede poner en jaque el bienestar de las personas y los ecosistemas durante siglos”, y ha asegurado que “es inconcebible” que una administración pública pueda plantear desmantelar la legislación medioambiental a estas alturas.

En este sentido, ha recordado que el proyecto de Ley Foral reguladora de las Actividades con Incidencia Ambiental (LEFRAIA) se encuentra en debate en el Parlamento navarro y se trata “de una norma fundamental para las actividades con incidencia ambiental”.

Ha incidido en que “Navarra trabaja en camino inverso a quienes intenten ir en contra de un avance sostenible en el planeta” y ha sostenido que la salida de la crisis del coronavirus no se trata solo de una salida a la situación actual “sino la entrada a un nuevo tipo de relaciones entre los seres humanos y el planeta”.

Ha recordado finalmente que “la preocupación ambiental ocupa un lugar relevante en la opinión pública, es creciente y emergente, con cada vez más influencia en las políticas públicas”.

A pregunta de la parlamentaria de Podemos-Ahal Dugu Ainhoa Aznárez, quien ha solicitado un plan de Estímulo Verde para la salida de la crisis del coronavirus, la consejera ha señalado que la crisis de la COVID-19 “es una crisis distinta, porque la del cambio climático es a cámara lenta, pero es un indicador de que afrontar grandes amenazas requiere grandes esfuerzos y acuerdos”.

Por último, Aznárez ha pedido que se salga de esta "crisis con más ecologismo, políticas públicas y sanidad pública". De otro modo, ha alertado, "no habremos aprendido nada". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Reclaman elaborar un plan en Pamplona para reabrir los mercadillos y proponen disgregar el de Landaben