• sábado, 25 de septiembre de 2021
  • Actualizado 15:23

 

 
 

SOCIEDAD

Llenan de mensajes cariñosos el escaparate del local de fotografía destrozado en Zizur Mayor

Roberto Lechado fue agredido el pasado lunes y sufrió una hora más tarde el destrozo de su estudio con bates de béisbol y machetes.

Los escaparates del estudio fotográfico de Roberto Lechado, en Zizur Mayor, se llenan de mensajes de cariño y ánimo tras el ataque sufrido. NAVARRA.COM
Los escaparates del estudio fotográfico de Roberto Lechado, en Zizur Mayor, se llenan de mensajes de cariño y ánimo tras el ataque sufrido. NAVARRA.COM

Tras el destrozo del estudio fotográfico de Roberto Lechado en Zizur Mayor, vecinos del municipio han querido responder al ataque del pasado 23 de agosto con mensajes de cariño y apoyo hacia el comerciante.

En los mismos escaparates que fueron destrozados con bates de béisbol, ocupan ahora su superficie post-it y cárteles de ánimo y contra la escalada de violencia que sufre el pueblo desde hace meses.

"Ánimo, Roberto. Zizur está contigo. ¡Basta ya!", "¡Fuera vándalos!" o "Sigue adelante con tu buen trabajo" son alguna de las notas que se pueden leer en los cristales del estudio.

Sobre las 21.45 horas de pasado lunes, Roberto Lechado fue agredido cuando, tras conseguir que dos menores de edad en actitud violenta abandonaran su tienda, uno de ellos le golpeó en repetidas ocasiones con la hebilla del cinturón en plena calle.

Tras el primer ataque, sobre las 22.45 horas aquellas dos personas acompañadas de tres nuevos integrantes volvieron al local, ya cerrado, y la emprendieron con bates de béisbol y machetes contra la cristalera.

Debido a que la Policía Local de Zizur no da servicio durante las noches de verano y las patrullas de otros cuerpos tardan al menos treinta minutos en llegar, los autores de los destrozos ni siquiera tomaron prisa en su marcha y abandonaron el lugar andando.

"Me he quedado blanco. Atemorizan a la población y a los comerciantes. Sabemos quienes son y lleva tiempo pasando, pero como son menores vuelven a hacerlo sin consecuencias", declaró el propietario del centro de fotografía tras lo sucedido.

Desde hace varios meses, Zizur Mayor vive según el testimonio de algunos vecinos una "escalada de violencia sin precedentes". Robos en inmuebles, destrozos en los comercios, amenazas, peleas con otros grupos o destrucción de bienes públicos son algunos de los actos que un grupo de jóvenes menores de edad de procedencia extranjera han llevado a cabo atemorizando con ello a la población. 

Este verano, debido a la falta de patrullas policiales locales durante la noche, la inseguridad se ha incrementado entre la población, que pide una solución para tratar de atajar el problema.

"Saben que cuentan con impunidad. Cometen un delito y como ven que no les pasa nada luego hacen otro. Y como hasta ahora no hemos hablado no se conoce la dimensión real de este problema", comentaba hace escasos días a NAVARRA.COM uno de los damnificados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Llenan de mensajes cariñosos el escaparate del local de fotografía destrozado en Zizur Mayor