• lunes, 21 de junio de 2021
  • Actualizado 18:50

 

 
 

SOCIEDAD

Activan un nuevo protocolo en Navarra para controlar a los 'menas' tras los últimos altercados policiales

En este 2019 han sido 315 los menores no acompañados que han llegado a Navarra, 278 de los cuales continúan tutelados por la administración foral.

Plaza de los Burgos, de Pamplona. MENAS. PABLO LASAOSA
Varios 'menas' pasean por una céntrica calle Pamplonesa. PABLO LASAOSA

Representantes de la administración estatal, autonómica y local han firmado este lunes en el Palacio de Navarra un protocolo de acogida a menores migrantes no acompañados con el que se pretende mejorar la coordinación en su intervención, que este pasado año ha afectado a 315 menores.

Así lo ha explicado tras la firma la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Carmen Maeztu, junto al vicepresidente Javier Remirez, los consejeros de Salud y de Políticas Migratorias, Santos Indurain y Eduardo Santos, el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti con los responsables de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Navarra, y el alcalde de Pamplona, Enrique Maya.

Todos ellos representan a las administraciones implicadas en identificar, registrar y dar cauce a las primeras necesidades de estos menores cuando llegan a Navarra, una labor que se viene haciendo satisfactoriamente pero que ahora queda protocolizada con un "marco claro" de actuación, ha dicho Maeztu.

En este 2019 han sido 315 los menores no acompañados que han llegado a Navarra, 278 de los cuales continúan tutelados por la administración foral, con un perfil que destaca por su procedencia mayoritaria del Magreb (en un 80 %), una edad entre 16 y 17 años y en su práctica totalidad varones (tan solo hay 3 mujeres).

Este protocolo de coordinación para la acogida determina con detalle los pasos que se han de seguir desde la localización de los y las menores, por parte de los cuerpos policiales, y el itinerario posterior, así como las pautas y plazos en cada caso, incluso identifica a las personas directamente responsables en cada fase, a las que se deberá contactar.

Así, el centro de referencia para la atención inmediata y primera acogida de menores es el Centro de Observación y Acogida (COA) “Argaray”, gestionado por la Asociación Zakan.

Tras la acogida se comunica de manera inmediata su llegada a la Subdirección de Familia y Menores y, en paralelo, a la Delegación del Gobierno en Navarra, la Brigada de Extranjería de Policía Nacional, al Ministerio Fiscal y a la Dirección general de Políticas Migratorias para su conocimiento.

Será esta entidad de primera acogida quien facilitará la identificación de los y las menores, proporcionándoles una tarjeta con su nombre y fotografía, así como la dirección de residencia.

A partir de aquí, uno de los primeros pasos será el alta en el registro de menores extranjeros, con la toma de la huella digital y la fotografía del menor, por parte de Policía Nacional. Esta información será remitida a la Subdirección de Familia y Menores y, a continuación, a la entidad de protección que ostente la guarda del o de la menor.

Otro aspecto que contempla el protocolo es la determinación de la edad y las pruebas necesarias para determinarla en caso de que existan dudas razonables sobre la misma.

El documento se completa con la batería de trámites necesarios tanto para el reconocimiento del derecho a la atención sanitaria por parte del Instituto Nacional de Seguridad Social y la obtención de la tarjeta sanitaria del Servicio Navarro de Salud, como los necesarios para la autorización de la residencia.

Por último, contempla que de forma periódica, y con la coordinación necesaria, responsables de los diferentes Cuerpos Policiales de Navarra realicen, tanto en el COA Argaray como en el resto de centros de observación y acogida, sesiones de formación e información para asesorarles en materias de prevención y convivencia y, en definitiva, ayudar a los menores en su proceso de integración.

La consejera Maeztu ha señalado que, de alguna forma, el documento pone sobre papel lo que de hecho ya se está realizando y ha destacado la agilidad con la que desde las distintas instancias implicadas se ha actuado para hacer frente a la llegada de estos menores en pocos meses y atender sus necesidades.

También se ha mostrado satisfecha por la forma de actuación y la respuesta, ya que "hemos atendido al cien por cien de estos menores y estos, en un cien por cien, tienen atendidas sus necesidades de alojamiento, vivienda, educativas y sanitarias".

Además, ha agradecido la implicación de otras administraciones públicas, tanto estatales, como locales, y ha valorado la labor de las entidades sociales con las que se han puesto en marcha programas residenciales, de formación, ocio y tiempo libre para los y las menores. “Todo esto ha sido posible porque contamos con una buena red de atención a menores, sólida y dotada con excelentes profesionales”.

A juicio de Maeztu, “mejorar la coordinación intra autonómica era una de las prioridades del Gobierno de Navarra y este protocolo contribuirá a ello”, y, ha añadido que, “tenemos no sólo la obligación legal de atender a los y las menores que llegan, también la responsabilidad de hacerlo lo mejor posible. Este protocolo constituye una buena herramienta para conseguirlo”.

Por su parte, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha subrayado que la Policía Municipal ha recibido cursos específicos para desempeñar mejor su trabajo en este ámbito, y ha asegurado su "esfuerzo" por conseguir la "plena integración de estas personas, que provienen de situaciones personales muy complejas”.

También, el Delegado de Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, ha apuntado que el protocolo clarifica un procedimiento que ya se aplicaba , ha dicho para explicar los pasos.

En cualquier caso, ha recordado, “nunca hay que perder de vista que hablamos de menores, que a menudo llegan a nuestro país huyendo de la pobreza o de situaciones de conflicto, y lo que necesitan es una atención transversal que les permita integrarse y llevar una vida plenamente normalizada en nuestra sociedad”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Activan un nuevo protocolo en Navarra para controlar a los 'menas' tras los últimos altercados policiales