PREMIUM  SOCIEDAD

El tráfico en el Camino de Caparroso se reduce de 1.300 a 224 vehículos tras la reordenación del tráfico

Una de las medidas principales consiste en prohibir el giro a la derecha al final del Camino de Caparroso para evitar que los vehículos vayan en dirección a Burlada.

Calle Magdalena de Pamplona. ARCHIVO
Calle Magdalena de Pamplona. ARCHIVO  

El flujo de vehículos por el Camino de Caparroso y en dirección a Burlada se ha reducido de forma considerable, desde los 1.300 a los 224 diarios, tras la implantación el pasado mes de junio de una serie de medidas que han reordenado el tráfico en la zona de la Magdalena. 

Así lo señala el Ayuntamiento de Pamplona, que indica que los aforos realizados antes y después de estas actuaciones reflejan descensos de más de 1.000 vehículos diarios en unas vías que por su estructura no estaban preparadas para soportar las intensidades de más de 1.300 vehículos que por ellas transitaban.

El Ayuntamiento de Pamplona ha presentado este jueves por la tarde a los vecinos, a las vecinas y a las personas que tienen en la zona su empresa o su huerta de recreo los resultados de este análisis, siguiendo el compromiso adquirido en las reuniones previas mantenidas antes de la definición de las medidas que se han llevado a cabo.

Esta reordenación deriva de la instancia que el propio Ayuntamiento recibió, firmada por 416 personas, solicitando la intervención municipal en el Camino de Caparroso por el alto riesgo de atropellos debido al elevado volumen de tráfico motorizado que por allí circulaba y a la falta de espacio peatonal.

A través de diferentes reuniones con las personas afectadas, entre las que se incluían 21 entrevistas individuales a residentes en la Magdalena y dos dinámicas grupales en las que participaron más de 60 personas, se consensuaron una serie de medidas para reducir en tráfico en la zona puestas en marcha antes del verano.

Con estas medidas se completaba el plan de intervención presentados por el Ayuntamiento de Pamplona inicialmente, con reductores de velocidad en el Camino de Caparroso y el Camino de Burlada para dar respuesta a una de las principales preocupaciones vecinales sobre la velocidad de circulación de muchos vehículos por la zona.

Las principales medidas que se han implementado en la Magdalena consisten en la prohibición del giro a la derecha al final del Camino de Caparroso para evitar que los vehículos motorizados vayan en dirección a Burlada y en la conversión de ese Camino de Caparroso en calle residencial, con velocidad máxima de 20 kilómetros por hora, para que los peatones gocen de prioridad frente a los vehículos.

Para ello, se ha instalado nueva señalética vertical y horizontal que refleja los cambios introducidos (calle residencial o tramo de ciclocalle) y se han pintado galones de ciclocalle en la calzada como recordatorio para los vehículos motorizados. En la zona se han instalado o modificado 9 reductores de velocidad en la calle Molino de Caparroso, 5 en el propio Camino de Caparroso y otros 12 en el Camino de Burlada. 

A la reordenación llevada a cabo se le dotó de un carácter de reversibilidad, de tal manera que, una vez ejecutadas esas intervenciones y realizado un nuevo conteo de vehículos a los cuatro meses de su puesta en marcha, se recabe de nuevo la opinión de las personas afectadas para seguir actuando en la zona si fuera necesario.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El tráfico en el Camino de Caparroso se reduce de 1.300 a 224 vehículos tras la reordenación del tráfico