PREMIUM  SOCIEDAD

Los médicos de Navarra se suman a la marcha contra la "discriminatoria" política lingüística de Barkos

En opinión del Sindicato Médico de Navarra, "la consecuencia de la actual política lingüística puede tener repercusiones muy negativas en la sanidad".

Imagen de varios médicos y enfermeras con mascarillas ARCHIVO 2
Imagen de varios médicos y enfermeras con mascarillas ARCHIVO 2  

El Sindicato Médico de Navarra (SMN) ha decidido secundar y apoyar la manifestación convocada el 2 de junio en contra de la política lingüística del Gobierno foral.

En un comunicado, el sindicato ha expresado su "respeto más absoluto al euskera como bien cultural y social de la Comunidad foral de Navarra y a las personas que lo conocen y hablan", si bien ha indicado que "no puede permitir que el euskera sea utilizado como herramienta de discriminación por parte del Gobierno de Navarra en materia de Sanidad, tal y como se ha estado haciendo con anteriores disposiciones normativas en la actual legislatura".

En opinión del SMN, "la consecuencia de la actual política lingüística puede tener repercusiones muy negativas en la sanidad navarra, ya de por sí maltrecha por la desatención de nuestros gobernantes actuales".

Se trata de una nueva adhesión a la marcha contra la política lingüística del actual Gobierno de Navarra  que sigue imparable y que espera ser multitudinaria el próximo 2 de junio.

Frente a esas nuevas 'sumas' a la manifestación, los ataques de partidos como Geroa Bai, el de la presidenta Barkos, no han tardado en llegar y, por ejemplo, su portavoz parlamentario, Koldo Martínez, ha calificado la marcha de "identitaria, antinavarra y castellanista".

Una posición similar a la que ya mostraron el pasado año cuando una gran marea roja recorrió las calles de Pamplona reivindicando que Navarra siga siendo Navarra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los médicos de Navarra se suman a la marcha contra la "discriminatoria" política lingüística de Barkos