SOCIEDAD

Médicos del Mundo exige ante el Parlamento foral que los gobiernos trabajen para erradicar la explotación sexual

Según un informe, en Navarra 700 mujeres se encuentran en situación de prostitución y 2.000 hombres hacen uso de servicios de prostitución a diario.

Amelia Tiganus, en representación de Médicos del Mundo, expone las conclusiones del informe 'La realidad de las mujeres en situación de prostitución en Navarra a través de sus ojos'
Amelia Tiganus, en representación de Médicos del Mundo, expone las conclusiones del informe 'La realidad de las mujeres en situación de prostitución en Navarra a través de sus ojos'

Una representación de Médicos del Mundo ha exigido hoy a los gobiernos que trabajen para erradicar la explotación sexual y se comprometan a cumplir las leyes contra la violencia machista, al tiempo que ha abogado por medidas que desincentiven la demanda de prostitución.

En Navarra unas 700 mujeres se encuentran en situación de prostitución, unos 2.000 hombres hacen uso de servicios de prostitución a diario y un 40 % de los varones ha consumido alguna vez en su vida prostitución, según los datos del informe 'La realidad de las mujeres en situación de prostitución en Navarra a través de sus ojos', que han presentado en comisión parlamentaria.

El documento, así como las demandas de esta organización, han sido expuestas por Javier Cañada, vicepresidente de la asociación, y Amelia Tiganus, superviviente de prostitución y trata, feminista y técnica de Médicos del Mundo, quienes han instado a los grupos a tener en cuenta informes como éste que tratan de dar visibilidad a la violencia machista que sufren las mujeres.

En ese documento se recoge la experiencia de mujeres que ejercen o han ejercido la prostitución en Navarra, mujeres que se encuentran en una situación de "gran vulnerabilidad", ya que muchas de ellas se ven obligadas a consumidor drogas y son objeto de explotación sexual.

La desigualdad y vulnerabilidad de estas mujeres y niñas se ve acrecentada por una histórica desigualdad de género, por la femenización de la pobreza, la globalización económica y en ocasiones por la actuación de redes nacionales e internacionales del crimen, según han indicado.

Todo esto, según Cañada, tiene que hacer pensar y profundizar en un "debate político y social que es donde debe estar el asunto de la prostitución y la trata", dos realidades que, en su opinión, son "indisociables".

Tras afirmar que la prostitución es una violencia contra las mujeres, ha abogado por la no criminalización de las mujeres en situación de prostitución y ha demando a los Estados que les garanticen el derecho universal de salud, así como que se trate de materializar alternativas laborales.

En esta línea ha apuntado la conveniencia de implementar medidas que desincentiven la demanda a través de la prevención y sensibilización en igualdad. En relación con esta cuestión ha recordado las palabras de una antropóloga francesa que apuntaba que "decir que las mujeres tienen derecho a vender su cuerpo, es ocultar que los hombres tienen derecho a comprarlas".

En el informe, realizado a partir de entrevistas individuales a ocho mujeres en situación de prostitución de diferentes nacionalidades y varias reuniones, se recogen además de sus experiencias, sus demandas de vivienda digna, acceso a los servicios o de oportunidades de inserción laboral.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Médicos del Mundo exige ante el Parlamento foral que los gobiernos trabajen para erradicar la explotación sexual