• viernes, 17 de septiembre de 2021
  • Actualizado 22:27

 

 
 

SOCIEDAD

Una médico navarra pincha ya la vacuna frente al Covid en Inglaterra: "Había alegría, como con la Lotería de Navidad"

Yolanda Sola Gutiérrez vive en el Reino Unido con su marido, también navarro, y su hija de 9 años. 

Yolanda Sola Gutiérrez, médico de Azagra que trabaja en Inglaterra y ha comenzado la vacunación frente al coronavirus.
Yolanda Sola Gutiérrez, médico de Azagra que trabaja en Inglaterra y ha comenzado la vacunación frente al coronavirus.

Cuando Yolanda Sola Gutiérrez, azagresa de 42 años, viajó a Reino Unido hace casi 20 años con el objetivo de comenzar su formación y carrera como médico, jamás hubiera podido imaginar que participaría en un día histórico como el vivido este 8 de diciembre. 

El país británico ha sido el primero del mundo en comenzar la vacunación contra el coronavirus y en primera línea de este momento estaba la navarra, que pinchó a varios de sus pacientes la primera dosis de la vacuna de Pfizer/BoiNTech

"Nos mandaron un correo hace unas semanas en el que ya se nos avisaba que el 8 de diciembre comenzaban las vacunaciones y nos extrañó porque aún no estaba ni aprobada. Pero se ha cumplido todo como estaba previsto", explica en comunicación con este periódico Yolanda Sola, que vive en Portsmouth con su marido, ingeniero navarro, y su hija de 9 años. 

Ella trabaja como traumatóloga en el Queen Alexandra Hospital, un centro del Servicio Nacional de Salud con capacidad para 1.500 camas. Por su especialidad, no ha tenido durante los meses de la pandemia que atender directamente a pacientes con Covid, aunque estaba a disposición de su hospital ante cualquier necesidad. Durante varias semanas atendieron a los pacientes de manera on-line para procurar que los servicios de urgencias no se colapsaran y después de verano volvieron a la atención presencial y a las operaciones programadas en su centro médico, ya que algunas se habían derivado a otros hospitales para evitar la mezcla entre pacientes con coronavirus y los que no. 

Este martes, el ánimo en el hospital, uno de los 50 elegidos en el país para suministrar la vacuna, era bien distinto. "Había una ambiente de alegría, como cuando toca la lotería de Navidad en un grupo de gente", describe sobre la actitud de las personas mayores que acudieron a vacunarse y el propio personal, conscientes de que vivían un momento que puede cambiar por completo la situación actual. 

En su caso, al tener canceladas algunas operaciones, participó junto a otros compañeros en la primera jornada de vacunación, no sólo con las inyecciones, sino también con toda la logística que requiere una situación excepcional. Los pacientes han recibido la primera dosis y en su cartilla de vacunación tiene que quedar constancia y citarles para dentro de 21 días, cuando recibirán la segunda dosis. 

"La vacuna llega en lotes de 1.000 y se conserva a temperaturas muy bajas, de entre 60 y 80 bajo cero. De cada vacuna se sacan 5 dosis que se mezclan con suero fisiológico y hay que ponerlas en un plazo de 5-6 horas", explica la navarra, que ha tenido ya contacto con este producto del laboratorio Pfizer/BoiNTech

Ante esta situación se ha habilitado en el hospital de Portsmouth el gimnasio que utilizaban las personas hospitalizadas para las vacunaciones y que haya fluidez. 

En la primera tanda Reino Unido espera vacunar a unos 400.000 británicos durante las próximas semanas, con un orden que abarca personas mayores, trabajadores médicos, personal de residencias y personas con patologías que se pueden agravar por la Covid

"Yo todavía no la he recibido, pero me la pondrá cuando toque. Pienso que es la única manera que tenemos ahora mismo de salir de esta situación. Cuando la gente piensa que existe un riesgo, les digo que es algo que ocurre con cualquier otra vacuna, como con la de la gripe", explica Yolanda Sola, que señala que en el país la gente mayor no tiene miedo alguno a ponerse la vacuna y se muestran decididos y con ganas de pasar páginas. 

"Muchas de las personas mayores han tenido aquí un confinamiento muy severo de meses y tienen ganas de poder juntarse de nuevo con su familia. La vacuna va a ayudar a todo ello. A partir de la semana de la segunda dosis ya es efectiva, pero se va a tardar varios meses en ver los resultados", advierte la médico navarra, que pronostica que hasta dentro de 6 u 8 meses no podremos volver a una situación más normal. 

Una de las curiosidades del primer día de vacunaciones contra el coronavirus fue la importante presencia de policía y de seguridad en el hospital, algo que llamó la atención a los pacientes y trabajadores, debido a la custodia de las dosis llegadas hasta el centro médico. 

Mark Cubbon, el director del hospital, ha declarado a los medios locales el gran trabajo llevado a cabo por todo el personal durante el primer día de vacunaciones y resaltó las grandes historias personales de muchos de los mayores que han recibido la primera dosis, después de tantos meses de espera. Más de 60.000 personas han muerto por la pandemia en el Reino Unido, que sigue con restricciones debido al virus. 

Michael Tibbs, de 99 años, fue la primera persona en recibir la vacuna en el Hospital en el que trabaja la navarra Yolanda Sola, que explica que poner la vacuna no implica ningún conocimiento extra con respecto a otras, aunque todas las personas han recibido una formación concreta. 

A todas las personas a las que les inyectaron su primera dosis primero les tomaron la temperatura y les ofrecieron las explicaciones necesarias, pero en cuestión de segundos ya estaba todo concluido. La mayoría de las personas que la han recibido en las primeras horas son personas mayores de 80 años, además del personal médico.

"Ahora queda seguir con el trabajo, porque se va a necesitar mucho personal, lo mismo que ocurrirá en España cuando llegue", concluye Sola, que no podrá viajar con su familia esta Navidad hasta Azagra debido a las consecuencias de la crisis sanitaria. "Nos quedan todavía unos meses duros y posiblemente llegue una tercera ola, me preocupa la Navidad en lugares como nuestra tierra, donde somos tan propensos a juntarnos y darnos abrazos".  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una médico navarra pincha ya la vacuna frente al Covid en Inglaterra: "Había alegría, como con la Lotería de Navidad"