• miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 14:40

 

 
 

SOCIEDAD

La mayoría de los sindicatos de Policía Foral acuerdan rechazar "con más ahínco si cabe" la polémica ley de Beaumont

Critican que los sindicatos corporativos de Policía Foral APF y CSIF-SPF están negociando "sin contar con el resto de la presentación".

Concentración contra el anteproyecto de ley de policías de Navarra elaborado por el Gobierno (51). IÑIGO ALZUGARAY
Concentración contra el anteproyecto de ley de policías de Navarra elaborado por el Gobierno (51). IÑIGO ALZUGARAY

CCOO, ELA, UGT, AFAPNA, SPPME y AUXPLONA han firmado un nuevo acuerdo por el que ratifican "con más ahínco si cabe" su "rechazo frontal" y "total" al proyecto de Ley de Policías, en el que piden una negociación "real" y solicitan a los grupos parlamentarios que no participen de una "negociación viciada".

Estos sindicatos han consensuado un texto de 5 puntos en el que ratifican con más "ahínco" y "vehemencia, si cabe", la posición mantenida en los últimos meses de "rechazo frontal" al proyecto de ley de Policías, el cual "perjudica seriamente" tanto a policía local, como foral y auxiliares.

El documento ha sido presentado en esta mañana de martes por el delegado de ELA en Policía Foral, Carlos Perales; el delegado de CCOO en Policía Foral, Javier Ojer; el delegado por AFAPNA en el Ayuntamiento de Pamplona, Miguel Goñi; y la delegada de Policía Foral por UGT, Josune Sánchez.

En este documento, las organizaciones sindicales firmantes piden a los grupos, especialmente a Podemos-Ahal Dugu, que "no participen de una negociación viciada", pues los sindicatos corporativos de Policía Foral APF y CSIF-SPF están negociando "sin contar con el resto de la presentación sindical".

En este sentido, el delegado de Policía Foral por ELA, Carlos Perales, ha confiado en que Podemos "no apoye ninguna norma que merme los derechos laborales de cualquier trabajador".

Además, se reclama "al Ejecutivo de Barkos que abra una negociación real con todos los agentes implicados", como la Federación Navarra de Municipios y Concejos, policías locales y autonómicas, en la que se modifiquen, supriman o añadan "todos los aspectos que las partes entiendan necesarios para conseguir una Ley de Policías duradera en el tiempo".

En un cuarto punto se exige al Gobierno foral "una apuesta decidida que defina claramente el modelo policial de seguridad pública que se quiere para Navarra", un modelo "integrador y que sume, dentro de las competencias respectivas", pero que no "divida y priorice a unos sobre otros".

Finalmente, se solicita la "inmediata aportación económica para superar el manido 'coste cero' de la actual norma".

Por otro lado, los representantes sindicales han lamentado que no han sido convocados a la negociación que está teniendo lugar con los dos sindicatos que aceptaron la propuesta del Ejecutivo, APF y CSIF-SPF, y que no se les ha "dejado abierta" la posibilidad de posicionarse "oficialmente".

En este sentido, han advertido que estos colectivos, que cuentan con la mayoría sindical de Policía Foral aunque "no por mucho", no tienen la mayoría sindical "de todas las policías".

Asimismo, han advertido que con la norma que se pretende instaurar se "deja fuera" a las policías locales porque se está haciendo "casi exclusivamente para Policía Foral" y que está "quitando derechos".

Tras aclarar que no piden una negociación sobre el proyecto de ley, sino sobre la norma que todavía se encuentra vigente en la actualidad, han asegurado que si el proyecto "no se retira", los sindicatos no se sentarán a negociar.

Cuestionados por la ruptura de la unidad sindical, la delegada de Policía Foral por UGT, Josune Sánchez, ha respondido que los sindicatos desmarcados tendrán que "ser consecuentes con sus acciones".

"Por lo visto, ahora parece que están a favor", ha lamentado Sánchez, que ha garantizado que el resto de organizaciones seguirán adelante con este acuerdo.

El delegado por AFAPNA en el Ayuntamiento de Pamplona, Miguel Goñi, ha precisado que desde policía local "lo que más chirría" es que se pretenda sacar al cuerpo de seguridad del estatuto de la función pública.

"No sabemos por qué se crea un estatuto específico cuando ya estamos regulados por el estatuto de la función pública", ha cuestionado.

El delegado de Policía Foral por CCOO, Javier Ojer, ha advertido que si la situación no se arregla, las fuerzas volverán a salir a la calle en las próximas semanas.

"Durante estos tres meses hemos estado muy presentes en la calle -ha recordado-, y no vamos a tener otra alternativa que volver a estar en la calle para reivindicar nuestra postura".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La mayoría de los sindicatos de Policía Foral acuerdan rechazar "con más ahínco si cabe" la polémica ley de Beaumont