PREMIUM  SOCIEDAD

Mateo Garralda también secunda el 2-J: "Restringir plazas a quienes dominan una lengua es un atraso descomunal"

El histórico jugador de balonmano burladés, ahora seleccionador de Chile, ha querido opinar sobre la imposición del euskera en Navarra.

El seleccionador navarro de balonmano en Chile, Mateo Garralda.
El seleccionador navarro de balonmano en Chile, Mateo Garralda.  

El histórico jugador de balonmano burladés Mateo Garralda, actualmente seleccionador de Chile desde el 2016, también ha querido mandar un mensaje desde el otro lado del océano para apoyar la próxima marcha del 2 de junio, que concentrará a miles de navarros entre partidos políticos, sindicatos personalidades y ciudadanos en contra de la imposición del euskera en la Comunidad foral que viene llevando a cabo el cuatripartito desde el 2015.

Garralda, que ya en otras ocasiones ha dejado a un lado el deporte para manifestar por redes sociales sus opiniones (como lo hizo con el referéndum ilegal de Cataluña el pasado octubre), ha vuelto a mojarse, movido por el hartazgo de la discriminación lingüística que muchos navarros están sufriendo a la hora de entrar en puestos de la Administración pública foral.

"Yo creo que en el momento en el que impones algo no estás dejando a las personas ejercer su principal derecho, que es el derecho a la libertad. No les estás dejando ejercer todos sus derechos y libertades", ha señalado en una entrevista con Navarra.com.

El seleccionador de Chile ha explicado a su vez que, "viendo todo lo que está pasando también en Valencia, Baleares o Cataluña, siempre piensa en sus hijos".

"Voy a poner un ejemplo que igual a la gente no le gusta mucho: si a mi hija le sucede algo y no quiero nombrar el qué; ¿yo qué voy a decir? ¿no a la cadena permanente revisable porque políticamente queda bien? ¿o voy a pensar en mi hija y qué es lo que yo de verdad querría? Puedes llamarlo venganza... puedes llamarlo como quieras, pero, ¿qué es lo que se debe primar? ¿Hay que primar la calidad y el mérito profesional en el servicio, o que alguien sepa hablar euskera?", ha cuestionado.

"Podrán decir, y esto es verdad, que no es incompatible que alguien sepa hablar euskera o catalán con que sea un buen profesional, pero también hay algo que es tremendamente cierto: en todas las especialidades médicas, educativas o de la vida, es completamente imposible que la máxima calidad de un profesional se base en el conocimiento de una sola legua o dialecto. Por esto, lo que yo primaré a la hora de cuidar a mis hijas, familia o amigos no es la lengua que hable el profesional, sino que se le dé el mejor servicio", ha continuado.

Garralda ha recordado que, cuando estuvo en Dinamarca, "le hablaban en danés y no en inglés o español". "Lo que primé fue la calidad de sus servicios, no que me hablasen en español. ¿Que me hablan en español? Mucho mejor, pero yo primo la calidad de los servicios. Restringiendo las plazas en hospitales y en infinidad de servicios a gente que sepa hablar un idioma o dialecto, y que se la ganen por encima de otros que no lo conocen pero que tienen más puntos como profesionales para ganarse dicho puesto, me parece un atraso descomunal y totalmente sectario. Se está limitando la calidad de los servicios", ha sentenciado.

Garralda ha dejado claro que, aunque no pueda acudir a la manifestación, va a tratar de "aportar su granito de arena" a través de las redes sociales. Por otro lado, ha pedido para Navarra unos partidos políticos "que se pongan del lado de los ciudadanos, y no de sus intereses personales o de sus votantes".

"Hay algo que está muy claro, que es que la mayoría de los navarros no habla euskera. Por ello, imponer algo que va contra natura es totalmente ilógico. Todo el tiempo que obligas a estudiar a muchos para aprender un idioma, estás quitándoselo a que puedan dedicarlo a formarse bien para especializarse en lo que realmente les interesa, sean bomberos o estén en cualquier otro puesto", ha esgrimido.

UN GRAN CURRÍCULUM EN EL BALONMANO

Garralda participó con la selección española de balonmano en cuatro juegos olímpicos, en los que obtuvo dos medallas de bronce; en siete campeonatos del mundo absoluto, en los que consiguió una medalla de oro; y en campeonatos de Europa, con tres medallas de plata y una de bronce en su haber. Fue elegido en dos ocasiones mejor jugador del mundo en su posición de juego.

Cuenta, además, con seis campeonatos de Europa; dos campeonatos de Recopa de Europa; cuatro campeonatos de la Supercopa de Europa; fue nueve veces campeón de Liga; tiene tres campeonatos de la Copa del Rey; otros tres campeonatos de la Copa Asobal; y fue seis veces campeón de la Supercopa de España.

En el año 2012, el Gobierno de Navarra lo homenajeó, entregándole la Medalla de Oro al Mérito Deportivo por sus más de 25 años dentro de la élite del balonmano.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Mateo Garralda también secunda el 2-J: "Restringir plazas a quienes dominan una lengua es un atraso descomunal"