POLÍTICA

Una consejera de Navarra incumple la orden de su Gobierno sobre cómo consumir en un bar con mascarilla

El consejero Javier Remírez amenazó con multas de 300 euros a los ciudadanos que se retiraran la mascarilla durante cualquier consumición. 

La consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, se toma un café en un local junto a su jefe de gabinete, Txema Mauleón, incumpliendo las normas que el vicepresidente Remírez ordenó para consumir en un bar.

Hace sólo unas semanas, cuando los casos por coronavirus comenzaron a crecer de manera alarmante en Navarra, el Gobierno foral introdujo nuevas limitaciones y restricciones para frenas los contagios, algo que no ha ocurrido. 

En aquella comparecencia, la consejera de Salud, Santos Induráin, y el vicepresidente Javier Remírez, presentaron nuevas medidas para restringir la vida social, como el máximo de 6 personas en reuniones y restaurantes o la prohibición de poder consumir en las barras de los bares más allá de las 12 de la mañana

El vicepresidente Javier Remírez fue muy claro en su intervención, en la que aseguró que no se iban a tolerar las artimañas para permanecer en los bares o terrazas sin la mascarilla mientras se consumía y explicó de manera clara cómo hay que tomar el café o cualquier otra comida o bebida e un bar. 

"Hay personas que pueden buscar las rendijas y la picaresca. Hemos detectado gente que, con la excusa de que queda un poco de café o cerveza, están sin la mascarila", dijo el vicepresidente, que fue muy claro en sus gestos sobre cómo hay que tomar las consumiciones en un bar. 

Pues bien, esa picaresca o incumplimiento de la norma la ha protagonizado la consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, y su jefe de gabinete, Txema Mauleón, mientras tomaban una consumición este miércoles en un local del Ensanche de Pamplona. 

Ninguno de los dos cumplió con lo exigido por Remírez a todos los ciudadanos y permanecieron sin mascarilla mientras hablaban o tomaban sus bebidas. 

El vicepresidente de Navarra, como se puede ver en el vídeo que aparece al final de este texto, explicó que había que retirarse la mascarilla sin soltar las gomas de las orejas y colocársela de forma inmediata. De hecho, amenazó con multas a los ciudadanos que incumplieran esta fórmula. 

"Parece una tontería, pero no lo es. Hasta ahora hemos sido pedagógicos, pero a partir de ahora la policía tiene indicaciones muy claras y más a partir de este nuevo régimen sancionador de ser ejemplarizantes. Es muy importante seguir todas las indicaciones sanitarias: mascarilla, distancia e higiene. Hasta ahora había primado la pedagogía, pero ahora tenemos que ser más estrictos", sentenció Remírez. 

Según Remírez, la multa que corresponde a la consejera y a su jefe de gabinete es de 300 euros a cada uno, algo que a buen seguro el propio consejero de Interior y máximo responsable de la Policía Foral ordenará a tenor de la imagen y del comportamiento de estos dos altos cargos del Gobierno de Navarra. 

Cabe recordar también, que el Gobierno de Navarra ha culpado a los ciudadanos de forma constante de incumplir las normas y de ser los responsables del aumento de la expansión del coronavirus. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una consejera de Navarra incumple la orden de su Gobierno sobre cómo consumir en un bar con mascarilla