• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 19:46

 

 
 

SOCIEDAD

La tudelana Marta Oreja, acusada "falsamente" en Kenia de abuso infantil, pide ayuda

Para poder costear los gastos que se deriven del proceso judicial, la fundadora de la ONG Supporting Healthcare in Kenya ha pedido aportaciones económicas voluntarias.

La tudelana Marta Oreja Bernal junto con los niños de la ONG 'Supporting Healthcare in Kenya'. CEDIDA
La tudelana Marta Oreja Bernal junto con los niños de la ONG 'Supporting Healthcare in Kenya'. CEDIDA

La joven tudelana Marta Oreja Bernal, profesora de ESIC Idiomas y fundadora de la ONG Supporting Healthcare in Kenya, ha sido acusada "falsamente" de abuso y explotación infantil.

Este martes estaba previsto que se celebrar el juicio tras las denuncias recibidas por parte del antiguo director del colegio que la navarra ha fundado en el país africano, a quien "ella denunció primero cuando las familias de los niños le informaron de que les estaban cobrando tasas escolares".

Sin embargo, tal y como ha informado la joven a través de sus redes sociales, los denunciantes, o como ella les llama, "los 'hanky pankies' no se han presentado en el juzgado porque su abogado no ha querido seguir con ellos en este caso".

Por ello, se han buscado otro abogado y han pedido posponer el juicio una semana. No obstante, "la juez les ha respondido que si es un juicio de urgencia debido a la gravedad de las acusaciones, debe resolverse en un máximo de tres días".

El juicio ha sido, entonces, pospuesto al próximo 10 de septiembre.

Marta Oreja ha anunciado, además, esta mañana que tenía malas noticias ya que ha recibido una nueva orden judicial con otra denuncia, cuyo juicio se celebrará el próximo 15 de septiembre. 

"Junto con la orden judicial he recibido una advertencia muy clara por parte de una persona que no conozco: 'Protégete muy bien porque tienen muy malas intenciones contra ti'", ha escrito Oreja.

Para poder costear los gastos que se deriven de todo este proceso judicial, la tudelana ha pedido aportaciones económicas voluntarias. Los interesados en contribuir lo pueden hacer a través de la cuenta ES70 2100 1461 0502 0022 4232 indicando en el apartado de 'concepto': "No Marta, no project".

ONG Supporting Healthcare in Kenya

Hace más de dos años, en enero de 2019, la joven de 29 años fundó su propia ONG tras una primera experiencia de voluntariado en Kenia. A finales de ese mismo año volvió a España y no pudo regresar debido a la explosión de la pandemia de coronavirus.

 "El proyecto consiste en una escuela en la región de Kombani que ampara actualmente a 122 niños: les escolarizo gratuitamente, les doy de comer dos veces al día y reciben asistencia médica cuando enferman", explica Oreja en un comunicado a través de redes sociales.

Debido a la pandemia, desde septiembre de 2019 hasta junio de 2021, no pudo atender el proyecto en terreno, por lo que tuvo que dejarlo en manos de la persona que contrató como director, y de su mujer, "que supuestamente era una de las profesoras".

12 DE JUNIO: VUELTA A KENIA

Este verano, Oreja pudo volver al país africano para acortar la distancia con su proyecto. Cuando llegó, las familias de los 122 niños que asisten al colegio, le informaron de que "el director y su mujer les forzaban a pagar tasas escolares y a colaborar con los gastos de comida", que la tudelana les proporcionaba gratuitamente, "aunque fueran sólo 20 céntimos, pero se los quitaban de los bolsillos amenazándoles con que si no pagaban, sus hijos serían expulsados".

"En cuanto esta información llegó a mis oídos, les despedí. Puedo entender que intentes robarle al rico, ¿pero al pobre? Lo siento, pero no se lo voy a permitir. No hay nada más inhumano que robarle al pobre, no, no, no", escribe Oreja en sus redes sociales.

29 DE JULIO: DENUNCIA AL DIRECTOR

A finales de julio, la tudelana decidió denunciar al director del colegio tras las acusaciones que habían llegados a sus oídos y lo relató a través de Facebook.

"Hay decisiones en la vida que son tremendamente difíciles de tomar, o igual lo que es difícil no es tomarlas, sino saber gestionar sus consecuencias. Yo me encuentro exactamente en este punto. La decisión está tomada en mi cabeza y ahora me toca dar el paso, saber llevarlo a cabo, protegerme y sobre todo ser valiente", decía, para continuar alegando que no podía avanzar de qué se trataba por prudencia y discreción.

"Os juro que es una decisión basada en la impotencia y la frustración de saber qué vulnerable es la gente pobre, qué desprotegida se encuentra, cuánto abuso sufre y a cuánta humillación se le somete a diario para poder sobrevivir en este mundo de mierda. Qué mala es la gente en general en cuanto ven la mínima grieta donde colarse. Y cuánto daño hace el dinero", se defendía.

"Llevaba mucho tiempo detrás de esto. Me ha causado muchas lágrimas esta mañana y muchos pinchazos en la tripa estando en España, queriendo tomar acción pero viéndome privada a la vez, debido a una gran barrera llamada distancia. Ahora estoy aquí y he tenido tiempo suficiente para organizar la gestión correspondiente. Hoy ha sido culminante", concluía

4 DE AGOSTO: DENUNCIA A MARTA OREJA

Una semana después de denunciar a quienes le estaban "acosando", Oreja informó de que había recibido dos denuncias: "Lo que no saben los que me han denunciado es que el daño que me puedan hacer a mí, lo puedo tolerar mejor o lo puedo tolerar peor, pero no tienen ni idea de cuánto soy capaz de dar de mí cuando ese daño se lo hacen a los más vulnerables".

Cuando les llegó la denuncia, el director y su mujer "vieron que su libertad estaba en peligro" y decidieron denunciar a la navarra aprovechando su "indefensión como turista".

"Su denuncia consiste en que soy una persona que va cambiando de identidad con el único propósito de esconder las actividades ilegales que estoy perpetuando en este país", explicaba.

"Alegan que es totalmente ilegal explotar y abusar de los niños y que los niños están traumatizados sufriendo en las manos de una abusadora y explotadora. Que voy prometiendo a las familias de los niños que su educación será totalmente gratuita (¡Como si no lo fuera!) y que en cuanto me enteré de que me iban a investigar, avancé mi vuelo de vuelta a España para huir de la justicia, y que por eso, este juicio debe ser considerado un caso de urgencia o los niños de Mamawatoto School van a sufrir daños irreparables si nadie toma acción legal contra mí", incidía en Facebook.

Además, a la denuncia "se ha sumado la organización de derechos humanos y justicia y la madre de un niño a quienes ellos expulsaron del colegio" diciendo que era Oreja la que lo expulsaba. "Con todo esto quieren que yo tenga que indemnizar a esa madre con 25.000 euros por abusos a su hijo y luego ellos puedan repartirse el dinero entre los cuatro".

"Ya veis que por despecho y por codicia son capaces de joderle la vida a cualquiera. Pero yo no me dejo intimidar por esta escoria", destaca.

31 DE AGOSTO: CITACIÓN JUDICIAL

A finales de agosto, Marta Oreja recibió la citación judicial y la prohibición de abandonar Kenia por considerar su caso de extrema gravedad y urgencia por abuso y explotación de menores.

"Me ha costado muchas lágrimas recibir esta orden judicial, pero el brillo en los ojos, reflejo de mi lucha incesante, lo sigo teniendo vivo porque aunque sea muy duro todo esto, el deseo de condenar una injusticia, me da una fuerza interior descomunal. Y pelearé muy bien por la verdad y la justicia", decía en redes sociales.

"Como me ha dicho el policía: 'You are a lioness. They are just hyenas' ('Tú eres una leona. Ellos solo son hienas')".

7 DE SEPTIEMBRE: JUICIO

Este martes 7 de septiembre a las 08.30 horas estaba previsto que se celebrara el juicio en la Alta Corte de Mombasa, en Kenia.

Sin embargo, los denunciantes no han aparecido tras haber sido 'abandonados' por su abogado. Por lo que está previsto que el mismo se celebre el próximo 10 de septiembre.

"Yo no voy a abandonar. No me voy a rendir. Mañana pelearé lo que haga falta para que se haga justicia aunque sea lo último que haga en Kenia. Pero haré que estos criminales paguen por lo que le han hecho al más vulnerable. Ayúdame a hacer justicia conmigo y con el pobre", pedía este lunes pasado a través de las redes sociales de la organización.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La tudelana Marta Oreja, acusada "falsamente" en Kenia de abuso infantil, pide ayuda