• viernes, 27 de mayo de 2022
  • Actualizado 04:44

 

 
 

TERRORISMO

Marlaska se arrodilla ante los socios de Chivite: todos los presos de ETA están ya cerca de sus casas

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y el Gobierno vasco han acordado el traslado de cuatro presos etarras a las cárceles de Bilbao y San Sebastián.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, se reúne con el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, se reúne con el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska. IÑIGO ALZUGARAY

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado este martes que todos los presos de la organización terrorista ETA están ya internos en cárceles ubicadas a menos de 200 kilómetros de su residencia.

Además, ha indicado que de los 184 reclusos etarras en España, en torno a 80 ya están en prisiones del País Vasco y 10 en las de Navarra. Con esto, Marlaska se arrodilla del todo ante los socios del Gobierno de Chivite, después de que el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, confirmara hace un mes que intercambiaba presos por Presupuestos.

"Ya no hay política de dispersión, sino política penitenciaria y tratamiento individualizado", ha señalado el ministro antes de recordar que todos los presos de ETA están ya en segundo grado, el ordinario. "Cumplimos la ley", se ha escudado el titular de Interior.

Este martes, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y el Gobierno vasco han acordado el traslado a cárceles de esta comunidad, concretamente a las de Bilbao y San Sebastián, de cuatro presos etarras.

Según informa Prisiones, entre los acercamientos coordinados por las dos administraciones -País Vasco asumió las competencias penitenciarias en octubre- está el traslado de Juan Carlos Herrador Pouso, integrante del comando Donosti desarticulado en 2007 y que dejará la cárcel de El Dueso (Cantabria) para ingresar en la de Bilbao.

Herrador fue condenado en 2009 a 19 años de prisión por los delitos de pertenencia a banda armada y depósitos de explosivos. Cuando fue desarticulado el comando tenía información sobre posibles objetivos políticos y de las fuerzas de seguridad, aunque no tenía planes concretos ni órdenes para atentar de forma inminente. Ha cumplido las tres cuartas partes de la condena en junio y hace más de un año fue trasladado desde la cárcel toledana de Ocaña a El Dueso.

También será conducido a la prisión de Bilbao desde la de León a Jesús Guinea Sagasti, condenado a 12 años de prisión por quemar un cajero automático el 15 de agosto de 1997 durante las fiestas de en Larrabetzu (Vizcaya).

El mismo recorrido, desde León a Bilbao, seguirá Iker Lima, que cumple una condena acumulada de 25 años por incendio, daños, lesiones y desórdenes públicos y cumplió las tres cuartas partes de la condena en agosto de 2021. Prisiones destaca que la junta de tratamiento de la prisión leonesa ha acordado su progresión a segundo grado.

El cuarto recluso terrorista, Santiago Aragón Iroz, será trasladado desde Logroño a San Sebastián. Fue condenado en 2003 a 33 años de prisión por delitos de pertenencia a banda terrorista, depósito de armas, tenencia de explosivos y falsificación de documentos, además de por ser miembro del comando que en julio de 2001 asesinó al ertzaina Mikel Uribe.

Para la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), estos últimos cuatro traslados suponen un nuevo acercamiento de terroristas que no han colaborado con la justicia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Marlaska se arrodilla ante los socios de Chivite: todos los presos de ETA están ya cerca de sus casas