SOCIEDAD

Un 'mar' de madera en el embalse de Yesa: el mal tiempo arrastra hasta la presa navarra cientos de restos de árboles

Las lluvias y el deshielo de la nieve en las últimas semanas en Navarra han provocado el aumento del caudal y la fuerza de los ríos.

Pared de la presa de Yesa tras las últimas lluvias caídas en la Comunidad foral. EFE Jesús Diges
Pared de la presa de Yesa tras las últimas lluvias caídas en la Comunidad foral. EFE Jesús Diges  

Las lluvias y el deshielo de la nieve en las últimas semanas en la Comunidad foral de Navarra han dejado imágenes tan impactantes como estas.

Es la presa de Yesa, al pie de la sierra de Leyre, en donde ahora se agolpan miles de ramas, troncos de árboles, así como diferentes materiales que han sido arrastrados por las corrientes de los principales ríos navarros y de las comunidades vecinas hasta los más de 470 kilómetros cúbicos de agua que almacena este embalse, de unos 10 kilómetros de longitud.

El caudal de los ríos se ha visto incrementado en su tamaño y fuerza en las semanas anteriores en Navarra por las fuertes precipitaciones que han asolado a la comunidad y que incluso han hecho que se activara el aviso amarillo.

Pero no solo la lluvia se ha convertido en protagonista estos días, también la nieve se ha dejado ver en cotas cercanas a los 800 metros por algunos puntos de la geografía navarra tras el verano y las fuertes rachas de viento también han estado presentes en grandes zonas de la Comunidad foral.

Todas estas condiciones meteorológicas han conformado la 'tormenta perfecta' para que en la superficie cercana a la presa del embalse, de 400 metros de longitud y unos 75 metros de altura, se encuentre este 'mar' de palos y otros materiales que han sido arrastrados por los caudales de los ríos y se han estancado en este punto al no traspasar los profundos agujeros de evacuación del agua.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un 'mar' de madera en el embalse de Yesa: el mal tiempo arrastra hasta la presa navarra cientos de restos de árboles