SOCIEDAD

Las pensiones vuelven a la calle: más de mil personas reclaman una cuantía digna de al menos 1.080 €

Las asociaciones organizadoras de la manifestación reivindican también que se garantice permanentemente el incremento del IPC.

Manifestación por unas pensiones dignas. PABLO LASAOSA
Manifestación por unas pensiones dignas. PABLO LASAOSA  

Más de un millar de personas, 1.500 según la delegación del Gobierno, se han manifestado este sábado en Pamplona, convocados por las plataformas Sasoia y Nafarroako Pentsionistak Martxan, para reclamar una pensión pública "digna" de 1.080 euros como mínimo.

La marcha ha partido de la plaza del Castillo a las 18 horas precedida de una pancarta con el lema "Pensión pública digna. Mínima 1.080 €". Ha transcurrido por la avenida Amaya hasta Baja Navarra, para regresar de nuevo a la plaza del Castillo.

A lo largo de la manifestación se han coreado consignas como "Gobierno escucha, estamos en la lucha", "pensiones privadas, personas estafadas", "más pensiones, menos corrupción" y "aquí cotizamos, aquí gestionamos".

En declaraciones a los medios de comunicación, el representante de Pentsionistak Martxan, Benito Uterga, ha reivindicado una pensión mínima de 1.080 euros "de forma inmediata", dado "el porcentaje de pensionistas que están con unas pensiones ridículas, muy por debajo del umbral de la pobreza".

Asimismo, ha reivindicado la garantía "permanente" del incremento del IPC y no únicamente en los próximos dos años, según el acuerdo alcanzado en los Presupuestos Generales del Estado.

En este sentido, Utegra ha indicado que, "tal y como se está hablando ahora en el Pacto de Toledo, el IPC lo quieren meter como un factor más a la hora de aplicar las subidas, pero no garantizándolo".

GESTIÓN DE LA CAJA DE LA SEGURIDAD SOCIAL

De la misma manera, ha planteado un sistema público de pensiones "gestionado de forma diferente", y ha pedido la implicación del Gobierno de Navarra para "garantizar las pensiones mínimas dignas, porque tiene recursos para crear impuestos, para recaudar y redistribuir la riqueza". Asimismo, ha llamado al Ejecutivo foral a que "reivindique y busque el apoyo social para traer la gestión de la caja de la Seguridad Social".

Por su parte, Sebastián Rosino, de Sasoia, ha considerado que "nadie ha solucionado el tema de las pensiones", y ha criticado que el acuerdo entre el Gobierno central y el PNV "no soluciona ninguno de los problemas básicos", como la garantía del aumento según el IPC.

También ha defendido una pensión mínima de 1.080 euros, "que es lo que la Carta Social Europea ha calculado". En este sentido, ha señalado que "alrededor de un 70% de las pensiones están por debajo del umbral de pobreza y un 25% más o menos estaría por debajo del umbral de pobreza severa. Con lo cual, la situación de este país es terrible", ha manifestado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las pensiones vuelven a la calle: más de mil personas reclaman una cuantía digna de al menos 1.080 €