SOCIEDAD

Marcha en favor de los violentos: el Gobierno de Navarra se suma al apoyo de los condenados por apalear en Alsasua

Una manifestación en contra de la sentencia de la Audiencia Nacional recorre las calles de la capital navarra.

Miles de personas se manifiestan en Pamplona a favor los jóvenes condenados por agredir a dos guardias civiles en Alsasua en el 2016. PABLO LASAOSA
Miles de personas se manifiestan en Pamplona a favor los jóvenes condenados por agredir a dos guardias civiles en Alsasua en el 2016. PABLO LASAOSA

El Gobierno de Navarra ha participado este sábado en la manifestación contra la sentencia de la Audiencia Nacional que condenó a penas de entre 2 y 13 años de prisión a los ocho jóvenes que agredieron a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua en el 2016, con el objeto de pedir "justicia y proporcionalidad".

En un primer momento, los partidarios de los jóvenes reclamaban que no fueran condenados por terrorismo, algo que finalmente se concretó, al considerar el tribunal que no había quedado acreditada la finalidad terrorista de la acción ni tampoco la vinculación de los condenados con una organización terrorista. Sin embargo, la Audiencia Nacional sí apreció una actitud de odio en su comportamiento.

Ahora, una vez descartado el delito de terrorismo, los radicales de la izquierda abertzale, apoyados por el Ejecutivo de Navarra, claman en las calles por la impunidad de los condenados y por elevar la presión ante la Justicia para que sean liberados y su brutal agresión a dos guardias civiles y a sus novias sea olvidada.

Como había anunciado, el Ejecutivo foral ha estado presente en la manifestación con el "mismo sentido" en el que lo hizo en anteriores movilizaciones (en la que en alguna de ellos se llegó a pedir la liberación de los condenados), que "no es otro que solicitar justicia y proporcionalidad", ha declarado la portavoz de Ejecutivo, María Solana, minutos antes de comenzar la marcha.

"Es responsabilidad de una institución como el Gobierno acompañar a la sociedad en esta reivindicación porque creemos en ella, creemos que la justicia tiene que ser justa, y creemos que tiene que ser proporcional porque estamos convencidas de que es la única vía para garantizar una convivencia en paz en este caso en esta comunidad", ha aseverado.

Miles de personas (30.000, según la Policía Nacional y la Policía Municipal) han protestado por las calles de Pamplona contra el fallo de la Audiencia Nacional. La manifestación ha arrancado desde las inmediaciones del estadio de El Sadar, tras una pancarta con el lema "Hau ez da justicia/Esto no es justicia".

ESTÉTICA ETARRA

La marcha ha sido convocada por los colectivos Altsasu Gurasoak y la Plataforma Altsasukoak Aske, en apoyo a los jóvenes de Alsasua. Así, en la misma han sido visibles carteles con las caras de los detenidos con sus nombres y la palabra aske (libre), una estética que recuerda a las manifestaciones en favor de los presos de la banda terrorista ETA.

Estos no fueron condenados por delitos de carácter terrorista, tal y como pedía la fiscalía, aunque siete de los ocho se encuentran en prisión, dadas las penas impuestas, de un mínimo de 9 años excepto en un caso, por delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y amenazas.

Además de los colectivos convocantes, integrados por familiares de los condenados y vecinos de Alsasua, a la iniciativa se han sumado miles de ciudadanos llegados desde toda Navarra y desde otras comunidades (sobre todo, desde el País Vasco), así como representantes de colectivos sociales, sindicales y políticos, entre ellos del propio Gobierno foral.

La iniciativa recibió apoyos del ámbito abertzale al hacerse pública, y hace días suscribieron un manifiesto de adhesión medio centenar de colectivos políticos, sindicales y culturales, como los partidos Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, I-E y Aranzadi, o los sindicatos ELA, LAB, STEILAS, CGT-LKN, EHNE o ESK.

Otros colectivos firmantes son el Consejo Navarro de Juventud, las redes cristianas de Navarra, Amapola del Camino, Autobús de la Memoria, Iruña Ciudad de Acogida, Martes al Sol y Navarra por la Salud Pública.

A las muestras de solidaridad recibidas se ha referido al inicio de la marcha una de las madres, Bel Pozueta, que ha agradecido este apoyo "impagable" que, según ha reconocido, no saben ni cómo definirlo.

"Este camino es largo, os vamos a necesitar", pero hoy aquí en Pamplona "las calles se van a quedar pequeñas porque la injusticia que se está cometiendo con nuestro caso es algo que ya supera los mínimos de libertades, de democracia y de un Estado de derecho", ha sostenido, tras lo que ha asegurado que van a seguir.

IKURRIÑAS Y ESTELADAS

Para posibilitar la participación en la marcha, el Ayuntamiento liderado por Joseba Asirón propició que se fletarán multitud de villavesas lanzadera para conectar los barrios de la ciudad con la zona de inicio de la manifestación.

Por su parte, en cientos de localidades del País Vasco se han organizado salidas de autobuses para llevar hasta Pamplona a participantes que se unieran a la convocatoria. De hecho, el Soto de LezKairu fue tomado por infinidad de estos autocares, que llenaron los aparcamientos de este barrio pamplonés. De hecho, según los datos aportados por la Policía Nacional, se han desplazado a la capital navarra unos 130 autobuses.

La marcha ha transcurrido desde la calle Sadar y ha ascendido por la avenida Zaragoza hasta la plaza Príncipe de Viana, continuando por Baja Navarra para retroceder por Carlos III hasta el escenario colocado al final de la avenida, antes de llegar a la plaza Libertad. Los manifestantes han recorrido este trayecto flanqueados a cada lado por una multitud que los aplaudía y coreaba la consigna altsasukoak askatu (libertad para los de Alsasua). También se han visto ikurriñas y grupos con esteladas y carteles con el mensaje libertat presos politics (libertad para los políticos presos).

En la manifestación ha estado presente el alcalde de Alsasua, Javier Ollo, que ha reivindicado "proporcionalidad en este caso". "No pedimos impunidad, pedimos proporcionalidad en la aplicación de la ley", ha insistido.

"MUESTRAS DE ENSAÑAMIENTO"

Al finalizar la manifestación, Bel Pozueta, en representación de Altsasu Gurasoak, ha leído un comunicado en el que ha agradecido las "muestras de solidaridad, aliento y apoyo" y ha censurado que las condenas a los encausados son una "muestra de ensañamiento y crueldad".

Durante la marcha, de hecho, se han oído gritos que reclamaban la libertad de los condenados, defendiendo la impunidad por apalear a dos guardias civiles y a sus parejas.

"Se ha cometido un auténtico atropello judicial con la condena a largos años de prisión para nuestros hijos", que "van a truncar su vida y su futuro y van a hipotecar el día a día de sus familias", ha afirmado Pozueta, que ha manifestado que "la sociedad no puede permitir que se repitan situaciones de este tipo".

Para la representante de las familias, ha habido una "vulneración de derechos y de principios básicos durante la instrucción de la causa, durante la fase de juicio oral y en la misma sentencia".

Asimismo, ha criticado la imposición de prisión preventiva para tres de los detenidos durante más de año y medio, y la encarcelación reciente de otros cuatro "alegando el riesgo de fuga". "No ha existido ni existe riesgo de fuga cuando se han presentado voluntariamente antes los juzgados tantas veces como se les ha requerido", ha subrayado.

"ALARGAR EL SUFRIMIENTO"

También ha reprochado el recurso de la Fiscalía a la sentencia que, según sus palabras, pretende "alargar este sufrimiento". "No conforme con la barbaridad de la condena impuesta, la Fiscalía tiene sed de más castigo, más sufrimiento, más venganza", ha añadido Pozueta, que ha asegurado que "estamos ante un abuso de poder".

Una afirmación que gana enteros con la participación del Gobierno de Navarra en la manifestación contraviniendo la separación de poderes y la base de la democracia, en la que un órgano ejecutivo no puede inmiscuirse en la labor del tribunal judicial competente.

Pozueta ha llamado a actores institucionales, políticos, académicos y judiciales a que "propongan e implementen las medidas necesarias para revertir esta situación injusta y para impedir que nada parecido pueda ocurrir a ningún ciudadano".

En este sentido, Altsasu Gurasoak ha propuesto la creación de una mesa para la regeneración democrática y la recuperación de derechos y libertades, para que sea debatida y "encontremos soluciones efectivas, a fin de que hechos similares no vuelvan a ocurrir a nadie y se haga por fin justicia".

Por su parte, la plataforma Altsasukoak Aske ha criticado el recurso de la Fiscalía, que ha definido como "otra vuelta de tuerca". Ha criticado, además, el "montaje que han orquestado contra Alsasua y nuestros ocho amigos", y ha advertido de que "no está en juego sólo el futuro de Alsasua y el de nuestros amigos, sino muchísimo más".

"Se trata de libertades y derechos pisoteados como la libertad de expresión, intentando criminalizar reivindicaciones legítimas pero molestas para el poder; o el derecho a un juicio justo", han continuado desde la plataforma, cuyos miembros se han mostrado convencidos de que "esta lucha dará sus frutos más pronto que tarde, que conseguiremos una sociedad donde estas situaciones no sean posibles y que nuestros amigos estén en la calle".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Marcha en favor de los violentos: el Gobierno de Navarra se suma al apoyo de los condenados por apalear en Alsasua