PREMIUM  SOCIEDAD

Incidentes y 'kale borroka' en Pamplona mientras el Gobierno dilata su decisión sobre Rozalejo

Los okupas se han enfrentado a los policías forales que custodiaban la entrada al edificio, a los que han arrojado petardos y piedras.

Carcas policiales contra los okupas del palacio del Marqués de Rozalejo. MIGUEL OSÉS
Carcas policiales contra los okupas del palacio del Marqués de Rozalejo. MIGUEL OSÉS  

Los okupas del palacio del Marqués de Rozalejo se han reunido esta tarde de martes a las 18 horas en la calle Mercaderes para exponer sus protestas por la acción del Gobierno de Navarra, que de madrugada ha enviado a agentes de la Policía Foral al edificio -en el que en ese momento no había nadie- para preparar la llegada a primera hora de la mañana de los técnicos del Servicio de Patrimonio del Ejecutivo foral.

Estos técnicos, a quienes por la tarde se han incorporado uno de la Institución Príncipe de Viana y otro del Ayuntamiento de Pamplona, han revisado el edificio durante más de 12 horas, concluyendo la existencia y el agravamiento de los riesgos tanto para las personas como para los bienes.

Sin embargo, para los okupas, la acción del Gobierno de Uxue Barkos ha sido, según sus críticas, un "desalojo encubierto, mezquino y rastrero". Así lo ha expresado una de las representantes de este grupo de jóvenes en la autodenominada asamblea que han celebrado en Mercaderes.

"Si el Gobierno de Navarra dice que esto no es un desalojo, ¿por qué han desalojado todos los objetos que había en el inmueble?", han cuestionado, para indicar a continuación que denunciaban "tanto la actuación de la Policía Foral como de la Policía Nacional. Esta última, esta mañana, ha realizado varias cargas, y eso ha ocasionado varios heridos. A una de esas personas le han roto la nariz, entre otras muchas heridas que ha habido", han añadido.

Por ello, han concluido que se trataba de un desalojo, "cuya entera responsabilidad la tiene el Gobierno de Navarra. Un desalojo muy rastrero. De hecho, si no fuera un desalojo y tan solo se tratara de un informe técnico, habrían dejado pasar a dos personas encausadas del desalojo anterior, que se han acercado a las cinco de la tarde, junto con las abogadas, al edificio", han destacado.

Además, han insistido en que no ha habido ocasión alguna para la negociación con los policías apostados en la entrada del inmueble. "La Policía Nacional es la que ha dicho que la Policía Foral ni siquiera está dispuesta a dialogar. Esto nos demuestra que estamos ante un desalojo. Que no os engañen. Es un desalojo muy claro, ante el que no nos vamos a quedar callados. Llevamos tres años luchando y construyendo este proyecto que tanto esfuerzo nos ha costado, y no nos vamos a rendir", han sentenciado.

ATAQUE A LA SEDE DEL PNV

Tras estas palabras, respondidas por gritos, vítores y aplausos, los okupas han comenzado una manifestación por las calles del Casco Viejo de Pamplona. Dentro de esta autodenominada kalejira, han atacado la sede del PNV en la capital navarra, cuya fachada ha recibido el impacto de huevos y petardos, además de ser ensuciada con varias pintadas. En una de ellas se lee "se os hunde el Barkos". En esos momentos, no había presencia policial en las cercanías.

La marcha, jaleada por los habituales soniquetes y eslóganes de la izquierda abertzale, ha estado encabezada por una pancarta en la que se había escrito el lema de los okupas, Maravillas herriarentzat (Maravillas para el pueblo), haciendo referencia a cómo estos jóvenes autodenominan al edificio ocupado ilegalmente, propiedad del Gobierno de Navarra.

La manifestación ha continuado hasta la calle Chapitela, donde los okupas han protagonizado una sentada ante la Policía Nacional, cuyos agentes formaban un cordón en el acceso a la plaza del Castillo. En ese lugar, han continuado las consignas en contra de la acción policial.

Varios de estos manifestantes se han dirigido entonces hasta las inmediaciones del palacio del Marqués de Rozalejo, custodiado solamente por agentes de la Policía Foral. Allí, han intervenido en varias refriegas, con insultos y gritos contra las fuerzas policiales.

LANZAMIENTO DE PIEDRAS

Los insultos han derivado posteriormente en el lanzamiento de petardos contra los agentes del cuerpo policial autonómico, que han decidido cargar contra los okupas, quienes han respondido arrojándoles piedras.

No han sido las únicas cargas policiales que ha vivido Pamplona este martes, puesto que por la mañana, algunos de estos jóvenes han tratado de acceder al interior del Parlamento de Navarra, por lo que las fuerzas de seguridad, en este caso, pertenecientes a la Policía Nacional, se han enfrentado a los okupas.

La razón por la que habían comenzado las protestas había sido la presencia policial en el palacio para garantizar el acceso de los técnicos, que han informado que "persisten los mismos riesgos" que en agosto, cuando el inmueble fue desalojado, y que han constatado además "el agravamiento de los mismos".

No obstante, tras 12 horas dentro del edificio, el Gobierno de Navarra todavía no había hecho público a última hora del martes qué iba a suceder con el edificio. Lo único que había avanzado era que el informe entregado por la mañana constataba "tanto la realización de obras en el interior, como el enganche ilegal en la fachada para la instalación eléctrica, como la acumulación de enseres, productos inflamables, bombona de butano y otro material inflamable, además de la existencia de huecos con riesgo de caída, el deterioro de zonas de la estructura accesible con riesgo para las personas y la necesidad de completar apeos en puntos concretos del edificio".

SACAR LOS OBJETOS DE LOS OKUPAS

Por lo tanto, "era imprescindible, y así se ha dispuesto, sacar del edificio todos los bienes muebles en él existentes, como bombonas de gas, colchones, cámara frigorífica, perfilería variada, placas de sobretecho, barriles de bebida, etc., quedando depositados en dependencias policiales a disposición judicial".

Además, había justificado la acción policial alegando que el auto del Juzgado de Instrucción nº 4 del 4 de enero "no sólo autorizaba a acceder al interior del inmueble a agentes de la Policía Foral y a técnicos designados por el Servicio de Patrimonio del Gobierno de Navarra para constatar la veracidad o no de la realización en dicho inmueble de obras y, en su caso, del alcance y consecuencias de las mismas por el riesgo para las personas y bienes que de las mismas se pudieran derivar, sino también a fin de adoptar las medidas que fueran precisas para eliminar o subsidiariamente disminuir dichos riesgos, debiéndose adoptar además por el Gobierno de Navarra las prevenciones personales y materiales adecuadas para garantizar que las medidas que se ejecuten se mantengan en el tiempo".

Por su parte, la plataforma vecinal y de colectivos del Casco Viejo AZ Proyecto-Ekimena, ha emitido un comunicado en el que ha considerado "desmesurada" la presencia policial en su barrio con motivo de la intervención llevada a cabo en el palacio. Además, ha exigido "la inmediata retirada de las fuerzas policiales y la restitución de la normalidad".

La apuesta por la vía policial que, según han indicado (en alusión a algunas informaciones difundidas a lo largo del día), podría prolongarse, al menos, hasta el jueves, supone, en su opinión, un "grave perjuicio" para los vecinos, establecimientos de hostelería y quienes visitan el barrio.

SECUNDAR A LOS OKUPAS

Ante esta situación, una representación de vecinos tiene previsto acudir este miércoles a las 12 horas a la delegación del Gobierno en Navarra y, posteriormente, al departamento de Interior del Ejecutivo foral, para "solicitar reuniones urgentes con los máximos representantes de ambos organismos y exigir la inmediata restitución de la normalidad en el Casco Viejo".

Por la tarde, han anunciado que ofrecerán un "caldico popular" en la plaza de Navarrería, en el que han invitado a participar a todo el vecindario. AZ ha insistido además en su apuesta por los espacios autogestionados y en la necesidad de un gaztetxe para el barrio, y ha invitado a secundar las distintas convocatorias que propongan los okupas del palacio del Marqués de Rozalejo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Incidentes y 'kale borroka' en Pamplona mientras el Gobierno dilata su decisión sobre Rozalejo