• miércoles, 22 de septiembre de 2021
  • Actualizado 12:46

 

 
 

UNIVERSIDAD

La Universidad de Navarra se adelanta al Covid: 1.200 PCR cada día antes de empezar el curso

Se efectúan pruebas a todos los profesionales y alumnos antes del inicio de las clases y se harán también 200 pruebas aleatorias todas las semanas. 

La Universidad de Navarra realiza pruebas de PCR a profesores y alumnos para el inicio del curso académico. MIGUEL OSÉS
La Universidad de Navarra realiza pruebas de PCR a profesores y alumnos para el inicio del curso académico. MIGUEL OSÉS

La Universidad de Navarra ha decidido comenzar el curso académico un paso por delante de la Covid-19. Con el objetivo de localizar posibles positivos y volver a las aulas con las máximas garantías de seguridad, desde esta misma semana se están practicando pruebas PCR a todos los alumnos y profesionales del centro educativo.

Para ello, durante algo más de dos semanas (en el campus de Pamplona las pruebas concluyen el 11 de septiembre) el polideportivo sustituye la actividad deportiva por la sanitaria. En lugar de porterías ahora hay cabinas y las líneas de banda pierden su función en favor de cintas granates que delimitan los espacios.

Un entorno totalmente reconvertido que será testigo de alrededor de 13.000 pruebas PCR entre estudiantes y profesionales.

“Las citas comienzan a las 8.00 horas y terminan a las 15.00 horas. Hay diez cabinas instaladas y cada cinco minutos se convoca a dos personas por cada box que esté en funcionamiento. Esto nos permite llevar a cabo alrededor de 1.200 pruebas diarias”, explica Isabel Rincón, del departamento de comunicación de la Universidad.

Para Tecnun en San Sebastián las fechas fijadas van desde el 31 de agosto hasta el 4 de septiembre y en el caso del campus de Madrid se realizarán pruebas el día 1 de septiembre o antes del comienzo de los distintos másteres.

Este jueves, durante toda la mañana, el goteo de personas que se acercaban al polideportivo era constante. Una puerta lateral conecta desde el exterior directamente con la pista, sin tener que transitar por recibidor, pasillos o vestuarios. Una vez dentro, cada alumno o trabajador es asignado por los administrativos a uno de los cubículos habilitados.

Jose Luis Ramírez acaba de terminar el MIR y ha estado colaborando durante la pandemia con la Clínica Universitaria. Durante estas dos semanas es el médico encargado de supervisar la labor que se desarrolla en el polideportivo: “Para cada cabina, hay un administrativo, un auxiliar y un enfermero. Al llegar, cada persona se identifica con el carnet universitario y DNI o pasaporte y se les proporciona un tubo. Se les practica una PCR exudado faríngeo (garganta) y pueden marcharse".

Los alumnos y trabajadores salen por una puerta trasera del edificio. Las pruebas PCR viajan luego al CIMA, donde se analizan. En un plazo de 24-48 horas llega al correo electrónico de cada uno el resultado, aunque de forma habitual es incluso menos. 

TRABAJO CONSTANTE FRENTE AL COVID-19

Para la realización de las pruebas PCR, la universidad cuenta con un equipo formado por trabajadores de la Clínica Universitaria y alumnos colaboradores tanto de la Escuela de Enfermería como del resto de facultades.

Dos guantes, batas, gorro, pantalla, mascarilla, pijama y zuecos es el equipo que compone el EPI de los sanitarios. Cada día se lavan las prendas de ropa y en cada descanso se cambian las batas. En los cubículos, hay dispuestos un cubo de color rojo para el material médico y otro blanco de menor tamaño para papeles y demás residuos.

Sin embargo, la pelea contra el Covid-19 por parte de la Universidad de Navarra se alarga más allá de las pruebas previas al inicio de curso. Y es que cada semana se llevarán a cabo 200 PCR aleatorias para poder localizar posibles rebrotes.

RÁPIDO, PRÁCTICO Y BIEN DIRIGIDO

Juan Ignacio Moreno comienza el 1 de septiembre segundo de ADE Bilingüe. “Me ha dado un poco de arcada, pero todo bien”, reconoce este pamplonés, que es la primera vez que se hace una PCR.

También se estrena en esta prueba Itxaso Aguirre Zuazu, una chica de San Sebastián de cuarto de Bioquímica que admite que ha sido un poco molesto, “pero no tanto como pensaba”.

Entre los cientos de alumnos que pasan cada día por el polideportivo, buena parte de ellos corresponden a alumnos internacionales.

Es el caso de Sabrina Castillo, que llegó de Guatemala hace unos días para comenzar su segundo año en Marketing. Para ella, esta es la segunda PCR que se hace y “la sintió mejor”, al ser solo por la garganta. Durante el cuso, Sabrina residirá en uno de los pisos universitarios que oferta Campus Home, al que de momento tan solo pueden acceder ella y sus compañeras para prevenir posibles contagios.

Una pequeña parte de las citaciones corresponde a profesionales de la universidad. Luisa Zozaya es doctoranda en Comunicación y ha acudido a someterse a la prueba PCR. "Todo ha ido rápido y está perfectamente dirigido. Hacer este tipo de pruebas es algo muy práctico", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Universidad de Navarra se adelanta al Covid: 1.200 PCR cada día antes de empezar el curso