• domingo, 01 de agosto de 2021
  • Actualizado 05:50

 

 
 

SOCIEDAD

Las madres del IRPF claman contra Chivite: "Por mucho que repita una mentira, no se convierte en verdad"

Denuncian que "deducción no es exención" y remarcan que la presidenta del Gobierno las ha dejado en la estacada, al no haber cumplido su palabra".

Manifestación convocada por un grupo de madres navarras para reclamar la devolución del IRPF correspondiente a los permisos de maternidad disfrutados desde 2014, que el Tribunal Supremo consi (10)
Imagen de archivo de una manifestación convocada por un grupo de madres navarras para reclamar la devolución del IRPF correspondiente a los permisos de maternidad disfrutados desde el 2014. ARCHIVO

El grupo de madres que reclaman la devolución de las retenciones de IRPF en las prestaciones por maternidad ha mostrado su desacuerdo con la deducción planteada por el Gobierno de Navarra, "porque sigue dejando a las familias navarras en una situación de desigualdad respecto al resto de España, tras la sentencia del Tribunal Supremo que declaró exentas de tributación estas rentas".

El colectivo ha recalcado que "deducción no es exención" y han criticado que la presidenta del Ejecutivo foral, María Chivite, "no está cumpliendo la palabra que dio a los afectados estando en la oposición, ni su programa electoral, ni las promesas que realizó durante la campaña electoral previa a los comicios de mayo de este año, ni el compromiso político que adquirió con representantes de padres y madres navarros en varias reuniones".

"Por mucho que repitan desde el PSN en el Parlamento o en el Gobierno que están cumpliendo con nosotros, no es así. Por mucho que se repita una mentira, esta nunca se convertirá en verdad", han recalcado en un comunicado.

El colectivo ha lamentado que "Chivite se escude para optar por esta vía de la deducción en la reciente sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo que desestimó la reclamación de varios padres y madres que solicitaban la devolución del dinero tributado, puesto que el fallo judicial respondía a la actual redacción de la Ley foral del IRPF y la propia jueza instaba en él a una solución política, la que siempre ha reclamado este colectivo".

En su opinión, el Gobierno de Navarra "perfectamente podría ofrecer una solución con garantías jurídicas a las familias que reclaman la devolución del IRPF de estas prestaciones". Así, ha considerado que "es un tema de voluntad política" y ha destacado que el Parlamento foral "tiene la potestad de legislar y podría perfectamente cambiar la redacción de la ley que se modificó en el 2013 para cumplir, con seguridad jurídica, con las familias navarras", han alegado.

En este sentido, las madres del IRPF han reprochado que el Ejecutivo foral "ha preferido el camino más fácil políticamente, y nos deja en la estacada a quienes tuvimos hijos entre el 2014 y el 2019, año en el que entra en vigor el sistema de deducciones aprobado por el cuatripartito en el 2018, pero también a quienes tengan descendencia a partir de esa fecha, puesto que siempre estarán en desventaja con respecto a quienes son padres y madres en otras comunidades autónomas".

"NO PENSABA LO MISMO CUANDO ESTABA EN LA OPOSICIÓN"

El colectivo ha recordado a Chivite que "no pensaba lo mismo cuando estaba en la oposición" sobre el sistema de deducciones. Una medida con la que "no sale nadie beneficiado, ni las rentas bajas, ni las medias, ni las altas", han asegurado.

Este comunicado de las madres se produce después de que la presidenta del Gobierno de Navarra hubiera afirmado este mismo miércoles que el Ejecutivo foral "cumple" con ellas, al dar "una solución desde la legalidad y la seguridad jurídica antes de fin de año", solución que pasa por una deducción retroactiva.

Chivite, que ha comparecido en el Parlamento de Navarra a petición de EH Bildu para explicar su posición en esta materia, ha explicado que, una vez que los tribunales han desestimado las demandas de madres afectadas que reclaman la exención retroactiva, "la solución tiene que pasar por la deducción, porque los tribunales han cerrado la vía a la exención", y ha advertido además de que está vigente una ley que da el tratamiento de deducción a las prestaciones por maternidad y paternidad. "La exención retroactiva supondría ir en contra del pronunciamiento de los tribunales", ha señalado.

Bakartxo Ruiz, Elma Sáiz y María Chivite, durante el acto de comparecencia en el Parlamento de la presidenta de Navarra. MIGUEL OSÉS

En esa línea, Chivite ha asegurado que los técnicos le han explicado que la retroactividad "solo podría ser por claras exigencias de interés general que justificaran que el principio de seguridad jurídica debiera ceder ante otros bienes o derechos constitucionalmente protegidos, algo que no se da en este caso, más aun cuando hay una sentencia". "De contravenir ese criterio, podría entenderse que se quiere dejar sin efecto una decisión judicial", ha indicado.

EN LA DECLARACIÓN DEL 2020

Así, ha defendido que la solución es articular una deducción sobre la cuota diferencial del IRPF por las prestaciones por maternidad recibidas en los años anteriores, que se aplicará en el año 2020; por lo tanto, se presentará en la declaración de la renta correspondiente a ese ejercicio, es decir, en la que se presenta en el ejercicio del 2021. La deducción retroactiva abarcará los años 2015, 2016, 2017 y 2018.

Chivite ha asegurado que "la deducción será más favorable para rentas bajas y, a efectos de coste para las arcas pública, una fórmula y la otra -deducción y exención- tiene similar coste". "En el caso de la deducción, se deja igual a gran parte de las personas afectadas, y quienes asumirían más costes que con una exención serían las rentas más altas", ha manifestado.

La jefa del Ejecutivo navarro ha sostenido que "damos una solución legal y con clara garantía jurídica", que se concretará antes de fin de año. "Además, técnicamente es mucho más sencillo, porque no hay que modificar declaraciones de renta ya presentadas. Para los padres y madres afectados, es mucho más sencillo", ha incidido.

María Chivite ha afirmado que "este Gobierno no está para engañar a nadie ni por inventarse leyes que acaben en otro peregrinaje judicial para llegar al punto en el que estamos". "Es mejor ir por la vía directa y dar solución ya", ha señalado.

DEDUCCIÓN PROGRESIVA

Por su parte, la consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Elma Saiz, que ha acompañado a la presidenta en la comparecencia, ha afirmado que se aplicará una "deducción progresiva que beneficia a las rentas más bajas, y se va a aplicar teniendo en cuenta las rentas percibidas en el 2020".

Sobre el coste de la medida, Saiz ha expuesto que la exención en el 2016 hubiera supuesto 7,7 millones para las arcas forales, mientras que la deducción hubiera supuesto 6,9 millones.

Asimismo, el Gobierno estima que, con la deducción, el 73% de las madres y padres de Navarra estarán "mejor o igual que si hubiera operado la exención, o con una diferencia de menos de 100 euros, mientras que el 27% restante estarían peor y serían aquellos contribuyentes con rentas más altas".

Los socialistas Ramón Alzórriz y María Chivite conversan con Uxue Barkos en el Parlamento de Navarra. MIGUEL OSÉS

Como ejemplo, Saiz ha subrayado que los ciudadanos con una base liquidable de 10.000 a 20.00 euros, 2.587 personas en total, cobrarían por la exención 860 euros, mientras que con la deducción esta cuantía se eleva a 873,40 euros. En rentas de 80.000 a 90.000 euros, 21 personas, la exención sería de 1.600 euros, mientras que la deducción es de 217,13 euros.

"LAS COSAS EN SU SITIO"

En el turno de los grupos, la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha afirmado que "la sentencia ha puesto las cosas en su sitio", y ha indicado que "se ajustaba a la realidad lo que algunos grupos y el Gobierno anterior venían defendiendo". "No hay que hacer grandes análisis matemáticos para saber que la exención siempre favorece a las rentas más altas y la deducción favorece a las renta bajas. Nos alegramos de que el Gobierno haya acabado dándonos la razón", ha destacado.

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que "ha quedado evidente en la comparecencia que el PSN ha cambiado su posición y está en una posición que aplauden Geroa Bai y EH Bildu". "Nos ha querido trasladar el Gobierno que nos están haciendo un favor a las familias, que la deducción es fantástica. Es falso que los tribunales hayan cerrado la vía de la exención", ha declarado, para señalar que Chivite "está mintiendo", y ha pedido que "nos trasladen a los grupos parlamentarios el informe jurídico que diga que no hay interés general" en este asunto. "Chivite ha traicionado a las familias a las que les dio la palabra", ha asegurado, y ha planteado que se dé "una ayuda directa" a las rentas más bajas.

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, acude a la comparecencia de María Chivite en el Parlamento de Navarra. MIGUEL OSÉS

Por parte del PSN, Ramón Alzórriz ha criticado que, para Navarra Suma, "todo es mentira, todo es pacto con Bildu, y hacemos siempre lo que dice la expresidenta Barkos", pero ha señalado que los datos sobre la deducción "tiran por tierra las mentiras que algunos decían cuando afirmaban que no se iba a devolver el dinero a las madres". "Esto es lo que hay, una devolución a las madres y a los padres, un cumplimiento de la palabra dada", ha asegurado.

La portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha afirmado que "la primera cuestión básica que queda perfectamente acreditada con la sentencia es que, cuando UPN, con su propuesta, y el PSN, con su voto, quisieron quitar las exenciones en el 2012, lo hicieron de manera consciente e inequívoca" y "se mintió cuando se prometió dar la vuelta como un calcetín a esta situación". Se ha alegrado de que el PSN, "en la búsqueda de soluciones, apueste por una fórmula progresiva", y ha remarcado que su grupo estará "en la búsqueda de una solución por la vía del a deducción".

"AGRAVIO COMPARATIVO"

Por parte de Podemos, Mikel Buil ha manifestado que "la sentencia ha dejado claro que el recorte del 2012 estuvo bien hecho y no hay forma de reclamar un derecho, porque el derecho no existía". Ha subrayado que es "cierto que ha habido un agravio comparativo", puesto que en España sí se ha reconocido la exención, pero ha valorado que, con la deducción, un 73% de los ciudadanos "mejor o empata" con respecto a la exención.

Por último, la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha afirmado que la eliminación de la exención fiscal "se produjo en este Parlamento con los votos de UPN y PSN en el 2012", y ha señalado que la legislatura pasada "se aprobó una nueva ley que recuperaba el derecho fiscal, deducciones, para las madres y los padres". "Se deduce más el que menos tiene, y eso para nosotros es justicia fiscal", ha afirmado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las madres del IRPF claman contra Chivite: "Por mucho que repita una mentira, no se convierte en verdad"