PREMIUM  LOTERÍA DE NAVIDAD 2018

Medio año después de comprar la administración de San Nicolás venden el Gordo: "He soñado que lo vendía"

Una pareja de 55 y 54 años que compró la administración de loterías de la calle San Nicolás de Pamplona este mismo año ha vendido un décimo del Gordo de la Lotería de Navidad.

Tomás Ariztia, Asunción Daguerre y Edurne Laso celebran el premio Gordo vendido en la administración de la calle San Nicolás de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Tomás Ariztia, Asunción Daguerre y Edurne Laso celebran el premio Gordo vendido en la administración de la calle San Nicolás de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

"Papá, que he vendido el gordo". La joven Edurne Gómez Laso, visiblemente emocionada, se comunicaba con su padre vía telefónica poco después de conocer la noticia mientras trataba de seguir atendiendo a los clientes que se acercaban hasta la administración número 4 para la que trabaja, situada en el 19 de la calle San Nicolás de Pamplona.

Al frente de la misma, la pareja de 55 y 54 años formada por Asunción Daguerre y Tomás Ariztia, apenas sí daban crédito a lo sucedido. Llevan seis meses en el negocio, desde el 16 de julio de este año. 

La administración "llevaba muchos años funcionando, hasta que los propietarios anteriores la vendieron", ha explicado Ariztia, quien ha afirmado sentir "mucha ilusión, terriblemente, la verdad sea dicha".

Desde el mes de julio, en esta administración pamplonesa no habían dado ningún premio importante, salvo alguno de poca cuantía de la quiniela.

Pero la suerte ha llamado esta mañana de sábado a su puerta, donde un todavía desconocido acertante adquirió a través del terminal un décimo premiado con 400.000 euros. 

Así, este sábado la administración era un hervidero de gente. Junto a varios periodistas, decenas de transeúntes se arremolinaba en torno al emocionado trío para ser partícipes del momento. 

Minutos antes, en el interior de la tienda, Asunción se expresaba tras conocer la noticia. "Nos acaban de llamar de la administración; estoy emocionada no, lo siguiente", ha dicho entre lágrimas. 

Asunción, de nacionalidad argentina y residente en Elizondo desde hace seis años, ha reconocido que por su cabeza rondaba la idea de repartir El Gordo.

Lo mismo ha ocurrido con Edurne, que lleva más de tres años trabajando en el establecimiento. "He soñado que lo repartía", ha señalado en declaraciones a NAVARRA.COM. 

De hecho, tan preparada estaba que, pese a trabajar habitualmente con zapato plano, este sábado se había llevado consigo a la administración también un par de tacones. "Era mi ilusión; es como si me hubiera tocado a mí", ha dicho. 

Los tres han trabajado "de sol a sombra" en las últimas cuatro semanas, pero han reconocido que ha merecido la pena. "Ojalá el agraciado sea alguien de Pamplona", ha dicho Asunción. 

"Estamos muy emocionados y tenemos muchas expectativas de que aparezca el afortunado. Lástima que hubiera sido más repartido", ha expresado Asunción a las cámaras. 

Edurne, por su parte, seguía sin creerse su propia suerte. "Estoy llorando porque he repartido El Gordo", explicaba a los clientes que se acercaban y se topaban con una emocionada dependienta. "No tengo palabras, estoy encantada, con ellos y con todo", concluía con ilusión Gómez. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Medio año después de comprar la administración de San Nicolás venden el Gordo: "He soñado que lo vendía"