• martes, 22 de junio de 2021
  • Actualizado 04:20

 

 
 

TRÁFICO

Una medida que salva vidas. ¿En qué calles hay que circular a 30 km/hora en Navarra?

El pasado 11 de mayo entró en vigor el Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, por el que se modifican el Reglamento General de Circulación y el Reglamento General de Vehículos.

El delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, presenta los nuevos límites de velocidad en vías urbanas. MIGUEL OSÉS
El delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, presenta los nuevos límites de velocidad en vías urbanas. MIGUEL OSÉS

La reforma legal que limita a 30 kilómetros/hora la velocidad en calles de un único carril por sentido es una medida que "salva vidas" en ciudades logrando "más tranquilidad con el calmado de tráfico, más convivencia entre los diferentes actores, más autonomías para niños y personas mayores y menos ruido".

Así lo han puesto de manifiesto este martes en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, la jefa provincial de Tráfico, Belén Santamaría, y el presidente de la Federación Navarra de Municipios y Concejos (FNMC), Juan Carlos Castillo. En el acto también han estado presentes alcaldes y jefes de policía municipal de varias localidades de la Comunidad foral.

El pasado 11 de mayo entró en vigor el Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, por el que se modifican el Reglamento General de Circulación y el Reglamento General de Vehículos introduciendo diversas novedades en la regulación del tráfico urbano.

Una de las más destacadas es la reducción del límite de velocidad de circulación genérico en vía urbana de 50 a 30 km/h para aquellas calles que cuentan con un solo carril por sentido de circulación.

Es decir, en el caso de Navarra esto afecta a casi todas las vías de localidades y pueblos, ya que sólo tienen un carril por sentido, mientras que quedan exentas de esta limitación las calles de grandes ciudades, como Pamplona, que cuentan con dos carriles por sentido. En este caso la limitación sería de 50 km/h, por ejemplo en avenidas como Pío XII, Baja Navarra, etc. 

El objetivo es "reducir la siniestralidad vial, sobre todo la que afecta a los colectivos más vulnerables; garantizar la fluidez de los desplazamientos realizados en las grandes avenidas de la ciudad; y reducir el impacto negativo de la circulación de vehículos en la calidad del aire de las ciudades".

En este sentido, el delegado del Gobierno ha recordado que el vehículo de motor convive cada vez más en las ciudades con motos, bicis, vehículos de movilidad personal y peatones, y son estos los colectivos más vulnerables en caso de accidente de tráfico. Según ha expuesto, si la velocidad del vehículo que impacta es de 30 km/h, el riesgo de muerte es de un 10%; pero si la velocidad es a 50 km/h, ese riesgo de fallecimiento se eleva al 90%.

En el caso de Navarra, si bien es cierto que 2020 fue un año atípico marcado por el confinamiento, se registraron 381 accidentes con víctimas en vías urbanas que dejaron dos muertos, 66 heridos graves y 371 heridos leves, según las cifras facilitadas por Arasti.

En 2019 hubo 537 accidentes con víctimas, que se saldaron con cinco muertos, 74 heridos graves y 564 heridos leves. Cifras similares a las que se produjeron un año antes, en 2018, cuando hubo 554 accidentes con víctimas y cinco muertos.

Todo ellos son datos en accidentes a las 24 horas y, como ha apuntado Arasti, "demuestran una tendencia estable en el número de siniestros en vías urbanas pero que no termina de bajar". Por ello, "cualquier medida que venga a reducir la velocidad y la posibilidad de accidentes la vamos a percibir en muy poco tiempo", ha enfatizado.

Sobre la posibilidad de instalar radares para controlar que los conductores cumplen el límite de 30 km/h, el delegado ha comentado que "en principio" no está contemplado. "Igual que hasta ahora hay unos límites, no está previsto que se empiece a incrementar el número de radares", ha señalado.

Según ha indicado, "si algún ayuntamiento en una vía más conflictiva quiere de alguna manera implementar algún sistema complementario para controlar más este tipo de reducciones de velocidad lo podrá realizar, pero desde la DGT en principio no hay ningún planteamiento de ese tipo".

Por su parte, la jefa provincial de Tráfico, Belén Santamaría, ha remarcado que "así como la reducción en vías interurbanas en los últimos años es del 6%, sin embargo, en vías urbanas no sólo ha disminuido sino que ha aumentando un poco, siempre salvando el atípico 2020". Por ello, ha apelado al "esfuerzo" de todos para cumplir con la reducción de la velocidad del tráfico. "Se trata de convencer a los ciudadanos, a todos los que conducimos, de que ésta es una medida que salva vidas, nos da más seguridad, nos permite mayor convivencia en las ciudades y que calma el tráfico", ha enfatizado.

En esta misma línea, el presidente de la FNMC, Juan Carlos Castillo, ha puesto en valor la entrada en vigor de las nuevas limitaciones de velocidad para los vehículos, ya que "no se trata de expulsar a nadie ni de eliminar ningún medio de transporte, pero sí de crear espacios para todos, especialmente para los más vulnerables como los peatones o ciclistas".

"Todos somos conscientes de los beneficios que esta medida va a traer a nuestras ciudades, que se van a convertir en un lugar donde se pueda vivir mejor. Todos vamos a ganar en calidad de vida, en espacios tranquilos, en convivencia, salud y en prevención de accidentes", ha destacado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una medida que salva vidas. ¿En qué calles hay que circular a 30 km/hora en Navarra?