SOCIEDAD

El acoso constante que sufren la Guardia Civil y la Policía Nacional en Navarra: "Tu hijo pequeño no puede saber que papá o mamá son policías"

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado denuncian a través de estas letras el acoso por el entorno de la izquierda abertzale y sus movimientos. 

La Guardia Civil asegura una zona en Alsasua. PABLO LASAOSA
La Guardia Civil asegura una zona en Alsasua. PABLO LASAOSA  

El comité ejecutivo en Navarra del Sindicato Unificado de Policía ha difundido un escrito que explica la situación que viven las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en la Comunidad foral. Como tal, hacen alusión al "acoso constante" que viven la Guardia Civil y la Policía Nacional "por el entorno de la izquierda abertzale y sus movimientos radicales".

Como dicen, el acoso "no se materializa hoy en día con los asesinatos indiscriminados a miembros de ambos colectivos como ocurría antaño, pero sí a través de la conflictividad social imperante en la demarcación autónoma de Navarra y, por ende, en el País Vasco".

Llama la atención en su declaración cómo las medidas de autoprotección que tienen que tomar los agentes llegan a tal punto que deben crearse una "profesión pantalla". Así, admiten que no son capaces de desarrollar sus facetas familiar y social de forma plena y normalizada. "Cuando tu hijo es pequeño no puede saber que papá o mamá son policías y cuando es mayor y tiene conciencia de ello, tiene que esconderlo", explica la nota. 

Ocurre lo mismo, en aras de buscar su protección, a la hora de pedir una hipoteca o alquilar un piso "donde la nómina y los datos personales son su bien más preciado para protegerse a sí mismos y a su familia". 

Las medidas de protección a la hora de salir a la calle deben ser día a día "intensas". "Realizar tu labor en tu barrio y en zonas conflictivas implica taparte el rostro para que no te reconozcan", admite este comité. 

"La situación de conflicto en Navarra parece que a muchos mandos se les ha quedado en el olvido o les interesa de algún modo mostrar una normalidad  que no existe. En julio de este año miembros de la UIP resultaron heridos en Mendillorri al acudir a una concentración no comunicada de jóvenes de este colectivo, de lo que como resultado se realizaron posteriormente detenciones", explican.

OLVIDO INSTITUCIONAL

Atribuyen su situación a un olvido institucional que deja carencias en sus vidas. "En cuanto a la fractura social en Navarra producida en gran medida por las políticas que intentan instaurar una paz sobre el papel con una cortina de humo de olvido, mostramos nuestro más rotunda rechazo. No olvidaremos los más de 300 asesinatos a manos de la banda terrorista ETA que quedan por esclarecer, ni el dolor de esas familias, aunque otros quieran borrarlo todo de un plumazo".

En su denuncia, apuestan por responsabilizar al Gobierno de Navarra y al Ayuntamiento de Pamplona por una "bochornosa gestión, que sin conocer que lo que les compete es representar a todos los navarros, incluidos policías y guardias civiles, lo que hacen es representar a una minoría". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El acoso constante que sufren la Guardia Civil y la Policía Nacional en Navarra: "Tu hijo pequeño no puede saber que papá o mamá son policías"