PREMIUM  SOCIEDAD

100 años de agua corriente en Larraga: la localidad celebra la traída de aguas que cambió su forma de vivir

Han sido tres días de celebraciones que han culminado en el acto central en el que se ha rememorado lo que se hizo exactamente hace 100 años en Larraga.

Larraga en 1918 y ahora FOTOMONTAJE/ CEDIDA
Larraga en 1918 y ahora FOTOMONTAJE/ CEDIDA  

Larraga ha celebrado este sábado 16 de septiembre el I Centenario de la Traída de Agua a la localidad. Una obra de enorme importancia que consistió en la conducción del agua desde el río hasta el almacenamiento en un depósito del Parque del Castillo para la posterior distribución por las casas y las fuentes públicas del casco urbano.

Han sido tres días de celebraciones que han culminado en el acto central en el que se ha rememorado lo que se hizo exactamente hace 100 años en Larraga. A las 11:30 de la mañana, se han recibido en el ayuntamiento a las autoridades forales y de los pueblos vecinos: Xabi Lasa, director de Administración Local del Gobierno de Navarra; Ainhora Aznárez, presidenta del Parlamento; y representantes de las corporaciones de los ayuntamientos vecinos: Artajona, Berbinzana y Lerín.

A continuación, se ha subido a la iglesia de San Miguel Arcángel por el mismo recorrido que se hizo en 1918, y se ha celebrado una misa presidida por el Obispo de Pamplona y Arzobispo de Tudela, don Francisco Pérez.

En ella, Larraga ha renovado su consagración al Corazón de Jesús. 100 años después, esta celebración también ha coincidido con la Traída de Aguas. Don Francisco ha destacado “la importancia del agua física y del agua espiritual para las personas, que pedís el pueblo de Larraga con esta renovación”.

LA PLAZA SE MOJA EN EL ACTO CENTRAL

Seguidamente, se ha bajado a la Plaza de los Fueros, que ha acogido varias actividades realizadas por las asociaciones culturales de Larraga y que estuvieron presididas por el Gobierno de Navarra.

Estas actividades han reproducido exactamente lo que se vivió hace 100 años en la plaza que, como entonces, ha estado presidida por autoridades civiles y religiosas, el momento central de la celebración de este centenario.

La banda de Música Alegría Raguesa ha interpretado el Himno de Navarra para comenzar. Acto seguido, desde el balcón del ayuntamiento, el alcalde Carlos Suescun ha hablado a los ciudadanos congregados, recordando lo que “la obra supuso para nuestro pueblo”. “Aunque inicialmente hubo cinco fuentes públicas y pocas casas se podían permitir tener agua, hoy todos disfrutamos de este bien tan necesario”, ha continuado.

Seguidamente, Xabi Lasa se ha dirigido a los vecinos en representación del Gobierno de Navarra. Tras este discurso, se ha dado abierto el agua en el centro de la plaza de los Fueros, como se hizo en 1918. Y, a continuación se ha hecho la fotografía que se tomó hace 100 años, con las diferencias arquitectónicas y de vestuario lógicas del paso del tiempo.

La presidenta del parlamento, junto con el alcalde de la localidad, han descubierto una placa conmemorativa en la plaza que reza así: “En este lugar se inauguró la traída de aguas a Larraga el 14 de septiembre de 1918. En recuerdo y homenaje a estos 100 años de historia y progreso. Larraga, septiembre de 2018”.

Seguidamente, el alcalde ha hecho entrega de un ramo muy especial: “En el año 1918 había 9 ediles en el consistorio de Larraga y, en memoria de todos ellos, entregamos este ramo de flores a Carmen García Díez de Arizaleta, que es nieta del que era alcalde en ese momento, Ramón García”, ha señalado.

Dantzas Urnia y Larragako Txistulariak han bailado para los asistentes y, tras el agradecimiento a todos los vecinos que han participado, a las asociaciones colaboradoras y al historiador Igor Cacho, se ha dado por concluido el acto con la intervención de la Escuela de Jotas de Larraga que han interpretado: “A un niño yo pregunté” y “La que en Navarra se canta”.

EN RECUERDO DE SU HISTORIA

A nivel social, la traída de aguas supuso un extraordinario avance ya que, hasta entonces, la gente del pueblo tenía que bajar al río para lavar la ropa o para recoger agua.

Pero, desde el 14 de septiembre de 1918, tuvieron el agua en sus casas. Aunque inicialmente fue un servicio que no se podían permitir todas las familias y que generó algunas desigualdades, con el paso del tiempo y la instalación de contadores el agua llegó a todos.

Hoy, cien años después, el agua, la luz o la electricidad son servicios básicos para todo el pueblo de Larraga y el ayuntamiento, siendo consciente de la importancia de la efeméride, se ha organizado este fin de semana de actividades para recordar el centenario de la obra e incluso ha editado un libro que recoge la situación social, económica y política de la época, a través de las hemerotecas de los medios de comunicación de la época y de los archivos del ayuntamiento y de la parroquia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
100 años de agua corriente en Larraga: la localidad celebra la traída de aguas que cambió su forma de vivir