PREMIUM  SOCIEDAD

Más despidos: alertan de que el fraude del diésel acarreará más precariedad en los trabajadores

Un sindicato llama a la movilización y ha organizado una concentración para este jueves en la entrada de Volkswagen en Landaben.

Rueda de prensa de LAB sobre el fraude del diésel. CEDIDA
Rueda de prensa de LAB sobre el fraude del diésel. CEDIDA  

El sindicato LAB ha denunciado este miércoles en Pamplona un nuevo fraude en torno al mercado del diésel. Los miembros de la federación de industria de la central sindical Maider Caminos y Zorion Ortigosa han explicado que ese fraude puede acarrear más despidos y precariedad, además de que busca que el dinero público pase a manos privadas.

También han explicado en qué situación están Volkswagen y Mercedes, junto a sus respectivos cinturones, y qué consecuencias pueden tener ambas. Por último, han hecho un llamamiento para que los trabajadores se movilicen en contra de este fraude.

La responsable de la federación de industria de LAB en Navarra, Maider Caminos, ha afirmado que "en lugar de proteger a los trabajadores ante el aumento de ventas de motores de gasolina y el descenso de ventas de motores diésel, se están flexibilizando las condiciones de trabajo, despidiendo a eventuales, presentando ERTE e incrementando los ritmos de producción".

Frente a esta situación, Caminos ha incidido en que no hay justificación para ningún recorte, "ya que la carga de trabajo, los pedidos y los ritmos de producción en el 2018 son los más altos" de los últimos años.

"En la fábrica de Volkswagen en Landaben había una previsión productiva para el 2018 de 297.000 coches. Tras el ERTE de ocho días aplicado en septiembre, esa cantidad se ha reducido a 285.000 vehículos, y a esta bajada productiva habrá que sumarle las perdidas que se generen tras las siete jornadas de cierre anunciadas por la empresa. El único responsable de esta situación es VW Navarra, que, ante la falta de suministro de motores, ha actuado con escasa previsión y organización frente a una situación que ya conocía de antemano, siendo una vez más los trabajadores los únicos afectados", ha indicado.

Mirando al futuro, ha expresado que para el próximo año, con el lanzamiento del nuevo modelo T-Cross, se prevé "una producción de 340.000 coches, muy cerca del máximo histórico (353.000 vehículos, ocurrido en el 2011) y que pueden llegar a ser 375.000 unidades, si tenemos en cuenta las medidas de flexibilidad existentes en VW".

EMPRESAS PROVEEDORAS

"Además -ha matizado-, no podemos dejar de lado el daño que se origina a los trabajadores de las empresas proveedoras y subcontratas, que viven la situación desde una inestabilidad manifiesta, siendo prueba de ello que todas tienen la posibilidad de aplicar ERTE asta diciembre".

Por su parte, en la planta de Mercedes de Vitoria, LAB ha informado de que la previsión es cerrar el año con 147.000 vehículos producidos, solo 3.000 menos que la cifra máxima de la historia de la planta. De hecho, la previsión para el próximo año es fabricar 154.000 vehículos, un récord histórico para la factoría alavesa.

"Sin embargo, se va a dejar de trabajar las noches, ya se han realizado paradas y han empezado a despedir a eventuales. En los tres principales proveedores ya se están imponiendo medidas de flexibilidad y despidos. Existe carga de trabajo suficiente para una normal organización del trabajo. No sobra ni un empleo. No hay razón para ningún recorte. Pero las consecuencias se extienden más allá de las 10.000 personas que trabajan de manera directa en Volkswagen y en Mercedes: tenemos que tener en cuenta que las fábricas de automoción son hoy en día ensambladoras, más que productoras, con lo que el 75% del valor global del vehículo se produce fuera de dichas plantas", ha manifestado Caminos.

Esto supone, según la miembro de la LAB, que sectores tan diversos como la siderurgia, la electrónica, la industria química, las troquelerías, las matricerías o la industria del vidrio se vean afectados directamente por lo que suceda en las plantas principales. "Hablamos de al menos 60.000 trabajadores directamente vinculados al sector de la automoción", ha concluido.

INTERESES PARTICULARES

En la rueda de prensa del sindicato ha tomado también la palabra otra miembro de la federación de industria del sindicato, Zorion Ortigosa, que ha expresado que "tras años de incentivar el consumo de vehículos con motor diésel, y a pesar del hecho de que cada vez son menos contaminantes, ahora parece que las grandes multinacionales apuestan por disminuir las ventas de estos motores".

Pero ha subrayado que "es inaceptable que intereses económicos particulares lleven a que se aumenten beneficios a costa de que los paguen los trabajadoras. Además, los empleados del sector de la automoción se verán doblemente afectados, pues en muchos casos también son consumidores que van a sufrir la anunciada subida de impuestos".

En su opinión, "los poderosos lobbies de la automoción se han puesto manos a la obra con el objetivo de aumentar beneficios, pero atacando derechos laborales desde las empresas principales hasta la última actividad auxiliar. Y creemos que este fraude lo quieren redondear con la obtención de subvenciones y ayudas".

"No hay impedimento alguno para que las instalaciones se adapten a la demanda actual de vehículos. Y no es cierto que haya falta de trabajo: las plantas de Volkswagen y Mercedes están en máximos históricos. Por eso, exigimos a estas dos multinacionales que abandonen su pretensión de atacar derechos laborales, pues saben que no tienen razones objetivas para ello", ha remarcado.

MILES DE DESPIDOS

Ortigosa ha recordado a su vez que el fraude de los motores diésel trucados "finalizó sin culpables, con financiación pública y con trabajadores pagando las consecuencias, con miles de despidos en todo el mundo". "Ahora quieren llevar a cabo un nuevo fraude. Un fraude en el que vuelvan a pagar los de siempre, los empleados de toda la cadena de valor. Un fraude que se quiere llevar a cabo con la connivencia de las instituciones", ha añadido.

En este sentido, ha apuntado que "esas instituciones tan amigas de hacer homenajes y reconocimientos a estas grandes empresas no pueden mirar a otro lado y tienen que velar por la gestión responsable del dinero público". "La sumisión total ante las multinacionales solo genera que el compromiso social de estas disminuya, y por tanto se sientan libres para continuar recortando derechos", ha manifestado.

Por estas razones, reclama a las instituciones que mueven ficha: "Al Gobierno de Navarra y al Gobierno vasco les exigimos que activamente se opongan a estas medidas por su enorme perjuicio social, y que rechacen cualquier ERE que se pueda presentar en el futuro".

De hecho, para hacer frente a dicho fraude, LAB llama a "movilizarse en todos los centros de trabajo en los que la llamada crisis del diésel, el fraude del diésel, pueda tener consecuencia directa". "La unidad en cada planta de trabajo es indiespensable para evitar que este nuevo fraude se lleve adelante", ha sentenciado.

En el sindicato LAB, según han alegado, ya se están movilizando, como hicieron en Vitoria la semana pasada y como harán este jueves en Landaben, en la puerta principal de Volkswagen, a las 10 horas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más despidos: alertan de que el fraude del diésel acarreará más precariedad en los trabajadores