• domingo, 03 de julio de 2022
  • Actualizado 14:22
 
 

SOCIEDAD

El 'cariño hasta la médula' de Sanfermines que encandila al director de La Pamplonesa

J. Vicent Egea ha cumplido 25 años al frente de una de las instituciones más queridas por la ciudadanía de la capital navarra.

El director de la banda de música La Pamplonesa, J. Vicent Egea, ha cumplido 25 años al frente de una de las instituciones más queridas por la ciudadanía de la capital navarra, un cariño que especialmente en Sanfermines "te llega hasta la médula", ha afirmado en una entrevista con Efe. Egea (Cocentaina -Alicante-, 1961), es director, compositor y docente, y ha desarrollado un intenso trabajo en el mundo de la música desde que llegó a Pamplona con 18 años para recibir clases de su tío, que era catedrático de trompeta del Conservatorio Pablo Sarasate. EFE/Jesús Diges
El director de la banda de música La Pamplonesa, J. Vicent Egea, ha cumplido 25 años al frente de una de las instituciones más queridas por la ciudadanía de la capital navarra, un cariño que especialmente en Sanfermines "te llega hasta la médula", ha afirmado en una entrevista con Efe. Egea (Cocentaina -Alicante-, 1961), es director, compositor y docente, y ha desarrollado un intenso trabajo en el mundo de la música desde que llegó a Pamplona con 18 años para recibir clases de su tío, que era catedrático de trompeta del Conservatorio Pablo Sarasate. EFE/Jesús Diges

El director de la banda de música La Pamplonesa, J. Vicent Egea, ha cumplido 25 años al frente de una de las instituciones más queridas por la ciudadanía de la capital navarra, un cariño que especialmente en Sanfermines "te llega hasta la médula", ha afirmado en una entrevista con Efe.

Egea (Cocentaina -Alicante-, 1961), es director, compositor y docente, y ha desarrollado un intenso trabajo en el mundo de la música desde que llegó a Pamplona con 18 años para recibir clases de su tío, que era catedrático de trompeta del Conservatorio Pablo Sarasate.

Titulado superior en Composición, Dirección de Coros y Orquesta en el Conservatorio Superior de San Sebastián, Egea opositó en 1996 para director de La Pamplonesa y ha estado desde entonces al frente de una de las instituciones más queridas en la ciudad. En 12 de noviembre de 2021, vio reconocidos sus méritos en el homenaje y concierto “Batuta de Plata” que tuvo lugar en el Teatro Gayarre.

Pregunta.- ¿Imaginó alguna vez que llegaría a estar 25 años al frente de La Pamplonesa?

Respuesta.- Cuando uno viene, tampoco piensa cuántos años va a estar. No me lo había planteado, pero la verdad que a veces estas cosas, según va funcionando todo, hacen que te impliques más, que quieras seguir, o a lo mejor un mal ensayo o un mal concierto hacen que te replantees no seguir. De momento estamos ahí y estamos a gusto.

P.- ¿Cómo era la banda de música hace 25 años?

R.- La Pamplonesa siempre ha sido una banda muy peculiar, donde he aglutinado a un gran número de componentes con diferentes características, desde los estudiantes, gente joven, incluso antes había educandos, hasta gente mayor, gentes profesionales, gentes que se dedican a la música, gentes que tienen otras profesiones y eso cuando yo llegué todavía estaba bastante patente. Evidentemente, la evolución de la banda ha hecho que cada vez la gente tenga una dedicación completa en el mundo musical. La mayoría somos profesores y lo compaginamos con esa dedicación mínima o parcial que es La Pamplonesa.

P.- ¿Cuál le gustaría que fuera su legado en La Pamplonesa?

R.- Simplemente el haber contribuido a que de alguna manera la banda se reconozca y, sobre todo en la faceta artística, que seamos un referente también, aparte de otras agrupaciones, y que la diferencia de cuando llegué a cuando lo dejé haya sido una evolución.

P.- ¿La Pamplonesa es conocida fuera de la ciudad?

R.- Fuera de Pamplona, nos cuesta desasociarnos de lo que son los Sanfermines. Es tan potente el efecto San Fermín que a veces eclipsa un poquito a cualquier otra actividad. Hemos tenido la suerte de hacer alguna grabación para TVE y hemos participado en alguna grabación de programas de bandas para RNE y eso tiene una difusión en todo el aspecto bandístico nacional e incluso internacional, pero de alguna manera eso cuesta, porque casi siempre estamos un poquito asociados a San Fermín.

P.- ¿Es La Pamplonesa un símbolo, un icono de la ciudad?

R.- Sí. Un alcalde dijo que Osasuna, La Pamplonesa y los gigantes eran algo que unificaba a toda la ciudad y era algo como que era intocable. Yo creo que es algo más que una institución musical, es una familia.

P.- ¿La cercanía de una banda de música al ciudadano es especialmente gratificante?

R.- Yo creo que sí, ese cariño del pueblo lo tienen más patente que cualquier otra agrupación. Es por la música, la propia sonoridad de las bandas, el repertorio y sobre todo el vínculo del público por estar cercano.

P.- ¿Se sienten queridos?

R.- Sí. Evidentemente en Sanfermines ese calor te llega hasta la médula, te sientes realmente valorado, querido y no sé si importante, porque una fiesta sin música sería otra cosa y la verdad es que nosotros somos los encargados de poner esa banda sonora.

P.- ¿Qué sintió al recibir la Batuta de Plata?

R.- Sobre todo emoción. Es uno de esos momentos en los que dices 'voy a ser capaz de aguantar el tipo', porque era una explosión de muchos sentimientos, de muchas emociones, de muchos recuerdos. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'cariño hasta la médula' de Sanfermines que encandila al director de La Pamplonesa