SOCIEDAD

Un 'juevincho' golpeado por las nuevas restricciones: calles vacías y sin rastro de estudiantes universitarios

Las nuevas medidas de aforo y límite de cierre exigidas al sector hostelero han propiciado un 'juevincho' con muy poca afluencia en las calles del Casco Antiguo de Pamplona.

Aspecto de la calle San Nicolás a últimas horas de la tarde en el primer 'juevincho' en Pamplona bajo las nuevas restricciones debido a la segunda ola del coronavirus. MIGUEL OSÉS
Aspecto de la calle San Nicolás a últimas horas de la tarde en el primer 'juevincho' en Pamplona bajo las nuevas restricciones debido a la segunda ola del coronavirus. MIGUEL OSÉS

Las nuevas restricciones de aforo y límite de cierre exigidas al sector hostelero han propiciado un 'juevincho' muy desanimado en las calles del Casco Antiguo de Pamplona.

La ocupación en las terrazas de la Plaza del Castillo y en los bares de la calle San Nicolás ha sido mucho menor que lo que venía siendo habitual los pasados jueves en Pamplona.  Tan solo algunos bares de la calle Estafeta han conseguido mantener un nivel de afluencia similar, especialmente en interiores.

La madrugada del pasado martes, el sector hostelero tuvo que reducir el aforo al 30% en interiores y 50% en las terrazas. Además, las nuevas restricciones del Gobierno de Navarra han obligado a rebajar en dos horas el cierre, teniendo que bajar la persiana a las 22.00 horas.

Pese a las fuertes restricciones, la mayoría de los bares han optado por seguir abiertos. En la calle San Nicolás, solamente dos establecimientos enfocados al ocio nocturno estaban cerrados por la tarde. 

Sin embargo, pese al esfuerzo de los hosteleros, las nuevas medidas han mermado la facturación en un día tan importante de la semana como son los jueves. En La Cocina Vasca, establecimiento que cuenta con un aforo habitual de 75 personas, no eran ni quince los clientes que se encontraban dentro del local. "Estamos esperando a que nos cierren, porque nos cerrarán", explicaba uno de sus trajadores. 

En La Mandarra de la Ramos, también en la calle San Nicolás, el 90% de los clientes eran extranjeros. "Un jueves muy flojo, que ha mejorado al martes por muy poco", ha respondido uno de los camareros.

Las terrazas de la plaza San Nicolás completamente vacías en el primer 'juevincho' tras las nuevas restricciones. MIGUEL OSÉS

 La estampa ofrecida por la Plaza del Castillo era todavía más desalentadora. Muy pocos grupos en las terrazas y con la ocupación por debajo del cuarto del aforo en espacios exteriores.

Tan solo los bares de la calle Estafeta han conseguido congregar a un número de consumidores relevante. Tanto en las terrazas como en el interior de los locales el aforo superaba con creces al resto de calles del Casco Antiguo.

Tres clientes en una terraza de la calle Estafeta en el primer 'juevincho' tras las nuevas restricciones. MIGUEL OSÉS

Si algún colectivo ha visto reducida su presencia en el primer 'juevincho' tras las nuevas restricciones ha sido el de los estudiantes universitarios, siendo prácticamente inexistente la presencia de grupos de jóvenes en la zona.

Además de las nuevas medidas, continúa el patrullaje de Policía Municipal y Policía Foral por los establecimientos de hosterlería durante los jueves por la noche. Precisamente, una de estas patrullas ha accedido al interior de un local para proponer para sanción a un cliente por estar consumiendo en barra


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un 'juevincho' golpeado por las nuevas restricciones: calles vacías y sin rastro de estudiantes universitarios