• lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 01:34

 

 
 

SEGURIDAD

El jefe superior de Policía de Navarra niega "citas trampas" a inmigrantes

José María Borja asegura que "solo se ha expulsado a diez personas con no menos de veinte antecedentes graves cada una".

Toma de posesión del nuevo jefe superior de Policía Nacional en Navarra, José María Borja. MIGUEL OSÉS
Toma de posesión del nuevo jefe superior de Policía Nacional en Navarra, José María Borja. MIGUEL OSÉS

El jefe superior de Policía de Navarra, José María Borja Moreno, ha negado que, como denuncian diversos colectivos, se realicen "citas trampas" a inmigrantes y ha apuntado en ese sentido que como consecuencia de identificaciones y actuaciones policiales "solo se ha expulsado a diez personas con no menos de veinte antecedentes graves cada una".

De esta forma se ha pronunciado en una rueda de prensa al ser preguntado por la denuncia, trasladada este martes al Parlamento, de treinta colectivos en ese sentido.

En su comparecencia ha estado acompañado por el delegado del Gobierno, José Luis Arasti, quien igualmente ha rechazado con "absoluta rotundidad" las acusaciones.

"No admito que se nos acuse de eso" ha aseverado el jefe de Policía, quien tras recordar que lleva unos quince mese en Navarra ha asegurado que: "No he dado una orden de ese tipo ni la daré".

En ese sentido y tras insistir en que es "mentira" lo que mantienen ha aludido a un informe que "pone blanco sobre negro" y que evidencia que "no hay citas trampas, ninguna orden ni escrita ni verbal a los funcionarios".

En el caso de que haya pruebas en sentido contrario de lo que mantiene el Cuerpo Superior de Policía ha pedido que "se muestren", insistiendo en que no admite que se ponga en duda el trabajo y la honorabilidad de los funcionarios que dirige.

"Se hace el trabajo respetando escrupulosamente los derechos y las libertades. Llevo cuarenta años haciéndolo y no voy a cambiar, el primer garante de derechos y libertades soy yo", ha concluido pidiendo que se midan "muy bien ese tipo de acusaciones".

En la misma línea Arasti ha apuntado que quieren hacer ver que "la gestión absolutamente ordinaria y normal de cualquier cuerpo policial se convierte en una situación que denominan cita trampa".

"Una cosa -ha dicho- es que un extranjero, una persona tenga una citación en Extranjería y que allí se le pueda tomar declaración o pedir información, en un trabajo cotidiano en la vía pública, y observar que a lo mejor no tiene la documentación regular que debería tener", pero si interpretan eso como "citas trampas tienen un verdadero problema", ha apuntado el delegado.

DENUNCIAN SU USO EN EL PARLAMENTO

Una representación de 30 colectivos que han denunciado el aumento de las denominadas 'citas trampa' a inmigrantes en Navarra ha pedido este martes en la sede del Parlamento foral que "dejen de producirse estas prácticas", que ha calificado de "ilegítimas, irregulares y que vulneran derechos", y ha reclamado una normativa foral.

Representantes de los colectivos Papeles Denontzat, Médicos del Mundo y Sos Racismo han comparecido este martes en sesión de trabajo en la Cámara foral, a petición de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

Han explicado, en su intervención, que "se trata de una denuncia que venimos trabajando más de tres años y sigue produciéndose sin que ninguna administración estatal o foral reconozca su existencia y asuma responsabilidad". "Venimos al Parlamento para reclamar claridad, apoyo y compromiso para erradicar esta práctica, que es una vulneración de derechos", ha dicho, para señalar que "la existencia de estas prácticas supone una quiebra de confianza en las administraciones".

Han indicado que estas 'citas-trampa' son citaciones ante la Brigada de Extranjería de Navarra, en la comisaría de la Policía Nacional, que son entregadas por las distintas policías. "Cuando las personas acuden a estas citas, pueden producirse distintas situaciones como la retirada del pasaporte, entrega de comunicaciones de salida obligatoria, citaciones periódicas ante la Brigada, hasta la incoación de expedientes de expulsión", han señalado.

Los representantes de los colectivos han considerado "grave" la "colaboración" de las policías locales o foral en este tipo de citaciones, "lo que nos lleva a pensar en la exigencia de una instrucción emitida por la Dirección General de la Policía de la que no tenemos conocimiento" y ha indicado que "queremos averiguar esta instrucción".

Según han indicado, estas prácticas "carecen de amparo legal" y "vulneran el artículo 17 de la Constitución". A su juicio, "ningún poder público ni Administración ni autoridad puede ordenar la detención de una persona en situación irregular sin que previamente haya un procedimiento administrativo sancionador".

Han explicado que, tras escribir a las Administraciones, recibieron respuesta del departamento de Políticas Migratorias y de la Delegación del Gobierno del Gobierno y han añadido que desde el departamento "se da contestación a nuestras peticiones" y desde la Delegación "se corroboran datos de nuestra denuncia".

Han manifestado que la ley de Extranjería, de la que han pedido su derogación, "articula mecanismos de control, hostigamiento y represión a través del miedo de las personas de ser privadas de libertad y expulsadas".

Además, estos representantes han señalado que "no podemos hablar de convivencia, ni de inclusión, ni de integración hasta que no haya un reconocimiento y una reparación del racismo estructural y normativizado" y han manifestado que "las instituciones no pueden seguir mirando a otro lado y amparándose en la falta de competencias, deben asumir la responsabilidad de blindar los derechos de todos y todas".

Han pedido "mitigar los efectos de normativas estatales, que son injustas, y generar normativa foral que impida vulneración de derechos de personas que aquí viven". Han reclamado así una "intervención directa para que estas prácticas, las identificaciones por perfil étnico y citaciones-trampa, no se produzcan en Navarra".

En el turno de los grupos, la parlamentaria de Geroa Bai Isabel Aranburu ha señalado que son "rechazables" todas "las actuaciones en contra de los derechos básicos de las personas". "La libertad es un derecho fundamental y se ha de respetar y garantizar", ha dicho, para exponer que "no cabe en un Estado de Derecho que se pare en la calle a nadie sin motivo alguno, basándose en su apariencia" ni que la relación de una institución con una persona "se haga a través de la trampa".

Desde EH Bildu, Patricia Perales ha mostrado su "gran preocupación" por este tema y ha abogado por derogar la ley de Extranjería, que "es una ley desfasada y no garantiza los derechos de todas las personas". "Navarra no podemos decir que es tierra de acogida cuando esto se hace", ha dicho, para afirmar que solicitarán la comparecencia del consejero sobre este asunto.

El parlamentario de Navarra Suma Jorge Esparza ha preguntado a estos colectivos si han interpuesto una denuncia judicial, "si es tan claro judicialmente", y ha señalado que "es grave" decir que hay una instrucción de la Dirección General de Policía "si no tenemos constancia para contrastarla".

La socialista Virginia Magdaleno ha comentado que "tenemos conocimiento de estos datos pero no tenemos ningún dato fehaciente de que la Policía Foral o las locales tengan una orden clara de realizar una identificación de personas extranjeras para su expulsión". Y ha señalado que "si conocen alguna situación así vayan al ámbito judicial".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El jefe superior de Policía de Navarra niega "citas trampas" a inmigrantes