SOCIEDAD

El arzobispo pide a los peregrinos que imiten a San Francisco Javier, que "se fió solo de la palabra de Dios"

Miles de personas han asistido esta mañana de domingo a la misa con la que ha concluido la primera Javierada del 2018.

Misa celebrada este domingo junto al castillo de Javier. CEDIDA
Misa celebrada este domingo junto al castillo de Javier. CEDIDA  

El arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, ha instado esta mañana de domingo a los peregrinos que han participado en la primera Javierada del 2018 a imitar a San Francisco Javier, que "se fió solo de la palabra de Dios y se entregó sin medida a vivirla".

"Buscamos y queremos encontrar lo que más seguridad nos dé. Lo tenemos en nuestras manos y no nos habíamos dado cuenta, es la palabra de Dios", ha manifestado Francisco Pérez en la homilía que ha pronunciado en la misa de la primera Javierada del año, celebrada esta mañana en la explanada del Castillo de Javier.

Ante miles de peregrinos que han caminado hasta Javier, el arzobispo de Pamplona ha remarcado que "tal vez los momentos históricos que pasamos nos ofrecen fuentes aparentes e ilusorias que no dan la felicidad, porque les falta la esencia que da gusto a la vida". Y ha afirmado que "tal vez dos de las angustias más frecuentes que se anidan en el corazón de la persona de hoy son la desilusión y la fatiga de vivir".

En su opinión, "ante tal situación, la mirada ha de ser tan firme y tan valiente como fue la de San Francisco Javier", patrón de Navarra, quien "se fió de Dios y no tuvo miedo ninguno, porque él se fió".

EL CAMINO DE LA AUTÉNTICA FELICIDAD

"El seguimiento a Jesucristo no es una quimera, ni una fantasmada, es una forma de vivir seguros porque no es el programa que nosotros podamos hacer, sino la confianza en Dios que tiene el mejor secreto y que nos ayudará para seguir el camino de la auténtica verdad y felicidad. No importa la vocación a la que te llame el Señor, lo que importa es saber cumplir su deseo y seguirlo", ha enfatizado.

En este sentido, el arzobispo ha subrayado que "no cabe duda de que, cuando hablamos de cruz a nuestro alrededor, se produce un murmullo o un silencio, puesto que no se quiere oír esa palabra, no interesa, porque lo aparentemente placentero agrada mucho más", pero ha defendido que las respuestas a distintas cuestiones de la vida "se encuentran en Jesucristo".

Con la eucaristía en la explanada del castillo de Javier ha concluido la primera Javierada de este año. La segunda Javierada será el próximo sábado, 10 de marzo, y habrá una misa a las 17 horas en la explanada de Javier, después del Vía Crucis desde Sangüesa, que comenzará a las 15 horas. El 5 de mayo será la Javierada de los enfermos, en tanto que el 11 de mayo se celebrará la Javierada escolar.

MÁS PARTICIPACIÓN

El traslado al Complejo Hospitalario de Navarra de un hombre que sufrió una crisis cardiaca fue la única incidencia destacada durante la jornada del sábado, que registró una participación superior a la del año pasado.

Según el recuento aéreo realizado por la Policía Foral, en los aparcamientos habilitados en las proximidades del castillo de Javier había 1.500 automóviles y 34 autobuses, por lo que el número de asistentes sería de unos 7.700, frente a las 6.500 personas, 1.200 turismos y 34 autocares de la primera peregrinación del 2017.

En el año 2016 se contabilizaron, también a últimas horas de la tarde del sábado de la primera Javierada, 1.125 coches y 29 autobuses, es decir, unas 5.950 personas.

A lo largo de la jornada se registró una notable reducción de las asistencias prestadas por las personas voluntarias de la Cruz Roja. Hasta las 19 horas, habían atendido a 484 personas, 398 menos que en el 2017, cuando fueron 882 los asistidos. La mayor parte de los servicios prestados corresponden a lavados (151), ampollas (135), masajes (95), curas (51) y atenciones médicas leves (31). No se registró ningún accidente de tráfico.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El arzobispo pide a los peregrinos que imiten a San Francisco Javier, que "se fió solo de la palabra de Dios"