CONSUMO

Irache valora como positiva la nueva proposición de ley sobre vivienda

La Asociación considera que impulsar el alquiler es una buena opción para facilitar el acceso de los ciudadanos a un piso.

Una imagen de Ripagaina.
Una imagen de Ripagaina.  

La Asociación de Consumidores Irache considera que la vivienda debe tratarse como un derecho de los ciudadanos más que como un negocio. En este sentido, el alquiler, sobre todo con unas rentas asequibles, es una buena fórmula para poder facilitar el acceso a ella.

Precisamente, uno de los puntos de este proyecto legislativo es el fomento del alquiler protegido. Entre otras cuestiones, prevé bajar la renta de alquiler protegido entre un 8% y un 14% respecto a 2015. Además, el parqué de inmuebles dirigidas al arrendamiento protegido aumentará en 1.600 pisos. 

Los jóvenes se reparten a partes iguales entre compra y alquiler; con los años, la propiedad gana terreno

Una encuesta a cuatrocientas personas encargada por Irache, señala que, entre los navarros que necesitan vivienda, se reparten a partes iguales los que prefieren comprar un piso que vivir de alquiler. Entre los menores de treinta años, los que eligen el alquiler llega hasta el 70%, un porcentaje que se reduce hasta el 25% entre los mayores de treinta años.   

La Asociación, por su parte, contempla como una alternativa muy interesante el alquiler con opción a compra, de tal manera que los ciudadanos puedan acceder a un inmueble pagando unas rentas más asequibles, sobre todo en los primeros años, y, cuando mejore su situación económica, puedan quedarse con el piso en propiedad sin que las rentas pagadas hasta el momento caigan en saco roto.

Es necesario una especial sensibilidad con las familias más necesitadas

Además, esta organización de consumidores cree que se debe tener especial sensibilidad para facilitar el acceso a la vivienda con las personas y familias en situación económica y social más complicada. En este sentido, la propuesta normativa amplía los colectivos que pueden acceder a las viviendas de protección en régimen de alquiler, como familias desahuciadas, y cubrirá el 75% del pago del alquiler a los beneficiarios de renta de inclusión social e incluso permite adjudicarlas en precario en circunstancias excepcionales.

La rehabilitación, como fórmula para mejorar la calidad de las viviendas, hacerlas más eficientes y reducir su impacto

Otro punto importante de la proposición de ley es el impulso de la rehabilitación protegida, con incremento de subvenciones, especialmente para mayores de 65 años, jóvenes, familias numerosas, víctimas de violencia de género y del terrorismo y personas con discapacidad igual o superior al 40%. Además, reduce el coste mínimo para poder solicitar la ayuda y se permite pedirla aunque se cuenta con otra vivienda. Permite, igualmente, que entidades locales o sin ánimo de lucro anticipen la subvención para viviendas de integración social o perceptores de la renta de inclusión social.

Junto a ello, se crea una nueva ayuda para actuaciones que afecten a edificios con calefacción central y se amplían los que pueden beneficiarse de subvenciones para mejorar el nivel de aislamiento.

En cuanto a este punto, Irache opina que impulsar la rehabilitación puede ser una vía adecuada para aprovechar los avances técnicos en el sector, mejorar los estándares de calidad y el confort que ofrecen las viviendas y adecuarlas a nuevas exigencias como una mejora de la eficiencia energética y un menor impacto en el medio ambiente. En este sentido, parece una buena medida que se exija la calificación energética de nivel B para las promociones protegidas.

Es necesario reforzar la información al inquilino

La Asociación considera positivo igualmente que se refuercen las obligaciones de información por parte de promotoras en la gestión del alquiler protegido. Durante los últimos años han llegado a Irache frecuentemente casos de inquilinos de vivienda protegida que han tenido que afrontar, por ejemplo, gastos de comunidad o la pérdida de altas fianzas por supuestos desperfectos, sin entender por qué ni contar con la información adecuada.

Necesidad de un consejo riguroso, eficaz y participativo

La proposición contempla la creación de un consejo para la vivienda. Irache lo considera una buena idea, siempre que sea un órgano riguroso, que permita analizar la realidad de la vivienda en Navarra, eficaz, que proponga nuevas iniciativas útiles para la población, y participativo, que cuente en él con todos los agentes implicados, incluidos organismos que representen directamente los intereses de los propios ciudadanos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Irache valora como positiva la nueva proposición de ley sobre vivienda