PREMIUM  SOCIEDAD

Qué deben hacer los navarros para evitar problemas con las compañías telefónicas y de internet

La Asociación de Consumidores Irache ha recibido en los últimos meses más de 700 reclamaciones.

Imagen de archivo de un hombre consultando su teléfono móvil. ARCHIVO
Imagen de archivo de un hombre consultando su teléfono móvil. ARCHIVO  

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido en los últimos meses más de 700 reclamaciones y consultas relacionadas con paquetes comerciales que aúnan servicios de telefonía e internet.

La asociación ha señalado que, antes de suscribir estos paquetes, "es muy conveniente verificar los servicios y las condiciones que se aceptan a la hora de contratar y los requisitos que se exigirán a la hora de solicitar la baja de alguno de los servicios".

Según explica Irache en un comunicado, uno de los principales problemas surge cuando el consumidor quiere pasar solo alguno de los servicios incluidos en el paquete a otra compañía.

Sin embargo, la compañía niega la solicitud señalando que "solo puede dar de baja todo el paquete combinado, con todos los servicios que incluye, una opción que no es la deseada por el consumidor".

Por otro lado, la asociación ha destacado que "la inmensa mayoría de este tipo de ofertas cuenta con una cláusula de permanencia" de manera que si el cliente se va antes del plazo marcado deberá pagar una penalización que "suelen ser elevadas, de 150 euros o más" y que "se han convertido en una fórmula para mantener clientes en el tiempo".

En este sentido, Irache ha indicado que "la cláusula debe responder a una ventaja económica y ser aceptada expresamente por el consumidor".

Sin embargo, ha explicado, se han dado casos en los que "se han cobrado cláusulas de permanencia que no habían sido aceptadas en ningún momento", mientras que en otras ocasiones "sí que aparecen en el contrato pero redactadas de una forma incorrecta, sin informar del importe subvencionado y que es el que marca la penalización".

La asociación resalta, además, el "malestar" entre los consumidores por las "subidas unilaterales de precio que están aplicando las compañías, especialmente en paquetes convergentes".

"Lamentablemente, la normativa actual permite a las compañías estas subidas, si están justificadas por nuevos servicios o mejoras técnicas, aunque el consumidor no las haya pedido, y si lo comunican al consumidor con un mes de antelación", ha explicado Irache.

Ante esto, "el cliente solo tiene la posibilidad de irse a otra compañía, eso sí, sin ninguna penalización", sin embargo, "los encarecimientos se están dando en las principales operadoras que ofrecen paquetes combinados", provocando que en los últimos años haya subido el precio en "más de veinte euros para un servicio convergente".

Otro de los problemas detectados por Irache es "la facturación de los servicios que el usuario no utiliza o ni conoce, una vez que ya se ha cambiado de compañía".

Una situación parecida pasa cuando las operadoras incluyen en sus ofertas una línea de móvil añadida y "la regalan sin esperar a que el cliente acepte".

"Generalmente, como el titular ya cuenta con su línea, ni se acuerda de que tiene otra a su nombre" y "no la utiliza"; lo que hace que "cuando cambia de compañía, tampoco repara en ello y no la incluye en la solicitud de portabilidad" de manera que su anterior compañía "mantiene esa línea" y "ahora sí le cobra por ella", ha explicado.

La asociación de consumidores ha destacado también que algunas compañías han asumido la práctica de cobrar la cuota por adelantado, especialmente cuando se trata de una tarifa plana.

"Si el consumidor se da de baja antes de acabar el mes, deberían devolverle los servicios no incluidos", ha indicado Irache que, sin embargo, ha afirmado que "no es extraño que el sistema falle" y "si el consumidor no lo reclama, puede que no vea el dinero".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Qué deben hacer los navarros para evitar problemas con las compañías telefónicas y de internet