• martes, 03 de agosto de 2021
  • Actualizado 14:47

 

 
 

SOCIEDAD

Aluvión de reclamaciónes por compras en internet desde Navarra: los consejos para que no te den 'gato por liebre'

La Asociación de Consumidores Irache ha afirmado que en este 2020 se han producido más de 2.000 consultas y reclamaciones sobre esta vía de compra muy usada durante la pandemia.

Compras por internet. CEDIDA
Compras por internet. CEDIDA

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido más de 2.000 consultas y reclamaciones sobre compras en internet en 2020, lo que supone "un importante aumento respecto al año anterior". Los productos defectuosos, los retrasos en la entrega y los fraudes son los problemas más frecuentes que exponen los ciudadanos.

Los casos que más se repiten son aquellos en los que el consumidor recibe un producto defectuoso o diferente al que compró. De esta forma lo señalan un 28% de los compradores que han tenido problemas en una encuesta encargada por Irache.

También se han dado problemas con aparatos electrónicos. En ocasiones, se trata por ejemplo de que el teléfono móvil adquirido no tiene la capacidad de almacenamiento anunciada o que la cámara no ofrece la precisión que se aseguraba, por ejemplo. Otras veces el modelo entregado es de menor gama que el que había comprado el consumidor.

Se han dado varios casos de clientes que tienen problemas a la hora de devolver el producto que no es conforme a lo comprado, incluso en páginas aparentemente fiables, bien porque lo han devuelto y la empresa no ha hecho el reembolso, bien porque no le facilitaban ninguna dirección para devolverlo o el cuestionario online no funciona, por ejemplo. También se dan estos problemas en ocasiones para poder ejercer el derecho de desistimiento, que en las compras por internet en la Unión Europea da catorce días desde que el consumidor recibe el producto para poder devolverlo.

Según ha explicado Irache, en estos casos es fundamental tener una descripción lo más precisa posible del producto que se ha comprado. Debe constar el material, modelo preciso, color, dimensiones exactas, prestaciones.

En las compras por internet en la Unión Europea el producto nuevo, al igual que en la compra en establecimiento, debe corresponder exactamente con el que el que se encargó y tiene que estar en perfecto estado. En este sentido, los productos online deben ofrecer las mismas garantías que el producto comprado en la tienda, según ha destacado Irache.

La asociación ha precisado que es importante, sobre todo en compras voluminosas o de complicada instalación, precisar en el contrato si el precio pagado incluye transporte y montaje. "Ha habido algunos problemas de este tipo, sobre todo con mobiliario, porque en el transporte se produce algún daño en el mueble o electrodoméstico o porque, por ejemplo, los transportistas ven que el sofá no cabe por la puerta y lo vuelven a dejar en el almacén a la espera de que el consumidor se encargase de su traslado", ha señalado la asociación.

Otro problema habitual es el retraso en la entrega o el extravío. "No es extraño que algunos productos que debían en llegar en diez días desde la compra no se reciban hasta meses después. En algunos casos, tras reclamar a la empresa, se consigue que el producto llegue finalmente al domicilio", ha señalado la asociación.

Según Irache, "es frecuente que la vendedora descargue la responsabilidad en la empresa de transporte, aunque sea ella quien la haya contratado para sus envíos". "En estas operaciones es muy importante que en la reserva o compra se especifique el plazo concreto de entrega. Si se plasma una penalización por retraso, aún mejor", ha añadido.

En otros casos, el producto adquirido no llega nunca. Cuando el consumidor trata de contactar con el vendedor no puede hacerlo, no se encuentra el domicilio social de la empresa ni tampoco hay información de contacto o esta es falsa. En estos casos de estafa o fraude, que representan el 16% de los problemas en estas compras, el consumidor siempre puede poner una denuncia pero no es sencillo que consiga recuperar su dinero.

Ha habido también otras estafas en las que el supuesto vendedor ha conseguido datos bancarios o de la tarjeta de crédito del consumidor y ha cometido un desfalco con ella.

Para realizar compras seguras en internet, Irache aconseja buscar en la web la identificación de la empresa responsable de la página, su nombre, NIF, domicilio social y dirección postal y electrónica. También recomienda no enviar dinero en efectivo y aconseja utilizar tarjetas de prepago o plataformas seguras de pago; si se puede pagar contra reembolso, mejor.

Del mismo modo, se considera más adecuado usar la conexión propia que redes wifi abiertas o dispositivos de uso compartido. "Dé solo los datos imprescindibles y antes de hacerlo, compruebe que el navegador muestra un icono de un candado y que la dirección de la página comienza por https", explica Irache, que aconseja desconfiar de mensajes alarmistas o llamativos que apremian a tocar un enlace o a descargar un fichero de inmediato. También recomienda no dar datos si una página web contacta para pedirlos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aluvión de reclamaciónes por compras en internet desde Navarra: los consejos para que no te den 'gato por liebre'