SOCIEDAD

Los consumidores navarros califican el coronavirus de causa de fuerza mayor para cancelar un viaje

La asociación Irache ha señalado que acudirá a los tribunales en los casos en los que no se devuelva todo el dinero a los consumidores

Dos turistas posan con mascarillas de protección frente al coronavirus en el Duomo de Milán. EUROPA PRESS
Dos turistas posan con mascarillas de protección frente al coronavirus en el Duomo de Milán. EUROPA PRESS  

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache considera que el coronavirus debería ser causa de "fuerza mayor para cancelar un viaje", dada la excepcional situación que está generando esta enfermedad.

Así, ha señalado que si una persona cancela un pasaje que tenía reservado a una zona afectada por el coronavirus, ya sea por recomendación, prudencia o miedo al contagio, la compañía debería devolverle el precio del billete sin aplicarle ninguna penalización.

El Ministerio de Sanidad no recomienda viajar a zonas afectadas, tales como China, Japón, Corea del Sur, Singapur, Irán o las regiones italianas de Lombardía, Véneto, Emilia-Romaña y Piamonte. En estos casos la propia recomendación oficial justifica la cancelación del viaje.

Sin embargo, si hay personas que, por prudencia o miedo, no quieren viajar a otras zonas afectadas, la excepcionalidad de la situación también debería justificar la causa de fuerza mayor, ha señalado Irache, que añade que en todos los casos, los consumidores deberían recuperar el dinero íntegro del billete.

Además, ha indicado que si es la compañía la que suspende el vuelo, deberá ofrecer igualmente el reintegro completo del vuelo o un transporte alternativo, tal y como establece el Reglamento 261/2004.

Si el consumidor no recupera su dinero en cualquiera de estas situaciones, Irache ha manifestado que le defenderá ante la compañía aérea o la agencia de viajes. Si éstas no responden, ha expuesto que se acudirá a los tribunales para defender los derechos de los afectados.

La asociación ha comentado que "es conveniente que el consumidor que quiera cancelar un vuelo lo comunique cuanto antes por escrito de forma fehaciente a la compañía y lo justifique como causa de fuerza mayor por la excepcionalidad de la situación".

Y añade que conviene conservar el contrato de viaje o reserva de billete, justificantes de pago, el escrito de cancelación, la respuesta -si la hay- y cualquier otra documentación que pueda ser útil. "Toda esta documentación será muy válida para poder reclamar los derechos del consumidor posteriormente", ha expuesto.

En cualquier caso, ha afirmado que los consumidores siempre pueden comprobar si tienen contratado un seguro de cancelación. "En este caso, habría que revisar las condiciones de la póliza y ver si tiene derecho a que le reembolsen el coste íntegro. Otra opción es plantear trasladar el vuelo a fechas posteriores, una alternativa que algunas compañías ya están ofreciendo", ha agregado.

Ya han llamado personas a Irache porque les han cancelado viajes programados y, por el momento, no saben si les devolverán el dinero. Se trata de vuelos a Italia pero también de viajes programados a China con meses de antelación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los consumidores navarros califican el coronavirus de causa de fuerza mayor para cancelar un viaje